Un negocio a toda vela

La empresa Nautikos captó en cinco años el 85% del mercado mexicano de yates de entre 46 y 100 también es representante de Sunseeker, tercera compañía productora de embarcaciones pequeñas.
Manuel Aparicio logró que Nautikos tenga 85% del mercado nac
Belén Merino

Su fascinación por el mar y la falta de un servicio de calidad para propietarios de embarcaciones animaron a Manuel Aparicio, un ingeniero industrial por la Macquarie University de Australia, y director general de Nautikos, a emprender un negocio en el mundo de los yates.

“Vimos que la gente estaba cansada de lo mismo: no había opciones, infraestructura, servicio ni soporte”, señala este joven mexicano de 28 años. Ante tal vacío en el mercado, pensó en crear Nautikos, una empresa de venta y servicio de yates diseñada para que el cliente “sólo se dedique a disfrutar”.

Nautikos surgió en 2001. En cinco años logró tener en el país 85% del mercado de yates de entre 46 y 100 pies, de modelos 2001 a 2007, y se certificó con la iso 9000 en satisfacción al cliente, convirtiéndose en la única empresa del sector con esta calificación.

“Tenemos los mayores estándares de calidad en producción y atención al cliente, es nuestra seña de identidad”, comenta.

Abrieron oficina en México, pero ya están en Ixtapa, Acapulco, Guadalajara, Venezuela, Florida, y pretenden estar presentes en Cancún y Puerto Vallarta.

Asegura que como representantes exclusivos de Sunseeker, primera marca en producción de yates de 80 a 90 pies y la tercera compañía más grande de producción de embarcaciones pequeñas, “estaremos donde haya uno de nuestros modelos”.

Apenas tienen competencia, pero han luchado contra la “falta de cultura marina de los prestadores de servicio y la nula infraestructura en esta materia”.

En esta empresa le acompañan cinco socios, entre ellos Alfredo Harp Calderoni, de Grupo Martí, y Ángel Losada, de Gigante, todos amantes de la vida marítima. Manuel Aparicio quiere transmitir a las nuevas generaciones su afición por la vida del mar.

Ahora ve
No te pierdas