'Apantalla' con publicidad en taxis

Un modelo de promoción que se ve en ciudades como Londres y Nueva York, es adaptado para México Liquid Marketing llegó a un acuerdo con ASA para colocar pantallas en los taxis del aeropuerto.
Armando Bautista, director General de Liquid marketing, traj
Georgina Navarrete

Durante 25 años trabajó para empresas de entretenimiento, como CIE, y un buen día Armando Bautista decidió que era tiempo de jugársela. Creó Liquid Marketing, un medio publicitario electrónico que garantiza al anunciante audiencia cautiva y cero zapping.

El modelo es simple: una pantalla de plasma colocada frente al asiento del pasajero en los taxis oficiales del aeropuerto. Así, el usuario (viajeros de nivel socioeconómico A, B y C+) observa una programación determinada hasta por 30 minutos, con temas turísticos, una cartelera de entretenimiento local, publicidad y anuncios de los patrocinadores de cada mes. Y sobra decir que “no le pueden cambiar de canal”.

Bautista no se adjudica la creación del concepto, sólo la tropicalización. “Por años me dio vueltas en la cabeza. Es un modelo de negocio muy exitoso en Londres, París y Nueva York… ¿Por qué no traerlo a esta gran ciudad?”

Aterrizó la idea en 2002. Reunió el capital con amigos que creyeron en el proyecto y arrancó operaciones el último trimestre de 2006 en 300 unidades de la organización Sitio 300, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, las cuales son usadas por 32 millones de pasajeros al año, según Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

Por ahora, Liquid Marketing aún está en fase de inversión, el año pasado facturó más de 5 MDP pero, según Bautista, el punto de equilibrio llegará en el segundo semestre de 2008. “Si en 2009 logramos captar 10 clientes que compren una pauta anual de 750,000 pesos, tendremos ya números interesantes”, afirma.

Seguro de que más allá de ser un efectivo medio publicitario, el empresario define a Liquid Maketing como ‘un buen medio de ventas’, pues “cualquiera trae un celular para comprar cosas en el momento”.

En breve, bautista espera ampliar su servicio a otros aeropuertos. El primero será el de Toluca (2 a 2.5 millones de pasajeros al año), luego irá a Monterrey (4.1 millones) y podría cerrar este año en Guadalajara (4.0 millones).

Además, quiere escalar su tecnología del DVD al moderno sistema WiFi, que le dará oportunidad y velocidad de transmisión para incluir contenidos frescos, como noticias del día e información vial.

Ahora ve
No te pierdas