El asesor petrolero

Enrique Hidalgo utilizó sus relaciones para crear una consultora de riesgo político a escala gl ahora Eurasia Group asesora al presidente de Exxon Mobil Exploración en Asia Pacífico y América
Para Enrique Hidalgo, las petroleras deben hallar cómo ser e  (Foto: )
Georgina Navarrete

Hace una semana, Enrique Hidalgo Noriega, un doctor en Relaciones Internacionales de 37 años, aún ocupaba una oficina en México como vicepresidente de Asuntos Corporativos de ExxonMobile Ventures. En los últimos cinco años tendió puentes entre las seis empresas con las que la petrolera opera en México. Pero desde este mes, despierta en Houston, Texas, con un nuevo reto laboral: asesorar al presidente de Exxon Mobil Exploración en Asia-Pacífico y las Américas.

Con un doctorado en Relaciones Internacionales, Hidalgo siempre se soñó en la academia. “Quería investigar y dar clases en alguna universidad”, platica divertido y convencido de que “tarde o temprano regresaré a ese camino, si me dejan”.

Su sueño lo llevó de Princeton University a fundar Eurasia Group, una consultoría de riesgo político a escala global. “Era interesante saber si lo que pensamos en la academia funciona en el mundo real”.

Especializado en América Latina, Hidalgo analizó la crisis económica en Argentina y vislumbró el triunfo de Lula da Silva en su cuarto intento por llegar a la presidencia de Brasil. “No teníamos una bola de cristal, pero hablábamos con mucha gente, algo que los mercados no hacen”, cuenta.

Después del 11/S y la guerra con Irak, los mercados financieros perdieron interés por Latinoamérica. “Reorientar nuestro análisis con una visión de muy largo plazo”, y así atrajeron al sector industrial como cliente.

Poco después, Hidalgo fue invitado a Exxon. “Todos los días aprendo, es una empresa de científicos donde 2,000 de sus 80,000 empleados tenemos doctorado”.

Según él, la industria petrolera debe “hallar cómo generar la energía que el mundo requiere, de forma económicamente viable y ambientalmente responsable”.

Ahora ve
No te pierdas