La casa ecológica, un nuevo mercado

César Sánchez incorporó materiales de desecho a los muros de algunos hogares en México; a la fecha ha recuperado el 40% de una inversión de 1 mdp que utilizó para dicho proyecto.
César Sánchez ve un negocio ecológico. (Especial)
Sara Carrillo Reid

¿Se imagina una casa hecha de envases de plástico, papel enresinado, sobrantes de tenis y desechos inorgánicos? Pues ésos son los principales componentes de los paneles ecológicos, un invento mexicano para hacer paredes para construir, ampliar o decorar viviendas.

Hace seis años, César Sánchez Moreno patentó este concepto que requirió 1 MDP de inversión. A la fecha ya recuperó 40%, y comienza a rendir frutos con la construcción de una casa 100% ecológica en Tlaxcala, su introducción en obras públicas y la venta en el DF, Tuxpan y Veracruz. “El crecimiento es lento, la gente se resiste a usar materiales nuevos y prefiere construir con tabiques”.

La meta a corto plazo es participar en más obras públicas y dar a conocer su concepto ‘muro térmico’ en estados del norte donde hay condiciones climáticas extremas.

Sánchez también quiere licenciar la fabricación de los paneles, que él estima requerirían de entre 700,000 y 800,000 pesos por el costo de la maquinaria, derechos y moldes.

Cada panel ecológico cuesta unos 250 pesos. Se trata de una estructura tridimensional de acero de 1.22 x 2.44 m, y según su inventor es 25% más barato que los materiales tradicionales, más sólido, ligero, y sirve como aislante térmico y acústico.

Ahora ve
No te pierdas