La casa ecológica, un nuevo mercado

César Sánchez incorporó materiales de desecho a los muros de algunos hogares en México; a la fecha ha recuperado el 40% de una inversión de 1 mdp que utilizó para dicho proyecto.
César Sánchez ve un negocio ecológico. (Especial)
Sara Carrillo Reid

¿Se imagina una casa hecha de envases de plástico, papel enresinado, sobrantes de tenis y desechos inorgánicos? Pues ésos son los principales componentes de los paneles ecológicos, un invento mexicano para hacer paredes para construir, ampliar o decorar viviendas.

Hace seis años, César Sánchez Moreno patentó este concepto que requirió 1 MDP de inversión. A la fecha ya recuperó 40%, y comienza a rendir frutos con la construcción de una casa 100% ecológica en Tlaxcala, su introducción en obras públicas y la venta en el DF, Tuxpan y Veracruz. “El crecimiento es lento, la gente se resiste a usar materiales nuevos y prefiere construir con tabiques”.

La meta a corto plazo es participar en más obras públicas y dar a conocer su concepto ‘muro térmico’ en estados del norte donde hay condiciones climáticas extremas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sánchez también quiere licenciar la fabricación de los paneles, que él estima requerirían de entre 700,000 y 800,000 pesos por el costo de la maquinaria, derechos y moldes.

Cada panel ecológico cuesta unos 250 pesos. Se trata de una estructura tridimensional de acero de 1.22 x 2.44 m, y según su inventor es 25% más barato que los materiales tradicionales, más sólido, ligero, y sirve como aislante térmico y acústico.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×