La nostalgia, un mercado potencial en EU

Una pareja de mexicanos alcanza ventas por 1 mdd en utensilios tradicionales de cocina en ese p ahora planean ampliar sus operaciones para cubrir el 100% de Estados Unidos en 2009.
Lilia Ríos y Francisco del Toro, quieren que los paisanos me
Karla Martínez

En Nueva Jersey, una pareja de jóvenes mexicanos que radican, desde hace tres años, en Estados Unidos, vio la oportunidad de aprovechar el mercado de la nostalgia en Nueva York y ahora venden anualmente 1 MDD en utensilios mexicanos, como molcajetes, molinillos, palitas de madera, y hasta maquinitas de tortillas.

La historia comenzó en 2005, cuando Lilia Ríos y Francisco del Toro finalizaron sus estudios universitarios; ella como licenciada en derecho y él como graduado en comercio exterior, ambos con menos de 29 años.

El objetivo de la pareja fue explorar el mercado de Nueva York.

Constataron que los únicos artículos que no se comercializaban en esa zona son los tradicionales utensilios de cocina, así que empacaron y prepararon su arribo a Estados Unidos.

“Mi marido quería importar productos mexicanos, ésa era la ilusión, así que vinimos a ver el mercado y observamos que los utensilios de cocina eran bien valorados y vistos como una artesanía, pero no había un punto de venta y abrimos nuestro local en 2005”, relata Lilia Ríos, socia de La Providencia.

La inversión inicial del negocio fueron 30,000 dólares y hoy, los jóvenes tienen una bodega que surte a las tiendas de autoservicio en cinco ciudades de Estados Unidos: Pennsylvania, Connecticut, Virginia, Nueva York y Nueva Jersey; además de dos puntos de venta propios, uno en Nueva Jersey y el otro en Texas.

Para el próximo año, la empresa planea expandirse a otros estados y abrir una comercializadora para cubrir 100% del territorio estadounidense.

A la fecha, su catálogo suma ya más de 1,000 productos.

“Todos los importamos de México. Somos una empresa establecida legalmente, comercializamos escobetas, piñatas, ollas de barro, estropajos, alcancías, los juegos clásicos como lotería, serpientes y escaleras, baleros y maracas”, enumera Ríos.

La empresa ya también comercializa marcas clásicas mexicanas de jabones, como Ariel o Fabuloso, ya que sus productos están dirigidos al mercado de la nostalgia y para los estadounidenses que gustan de la artesanía mexicana.

Ahora ve
No te pierdas