México entra al negocio biónico

La mexicana Probionics será la cuarta empresa a nivel mundial en el sector de prótesis biónicas la firma competirá con un brazo biónico de entre 5,000 y 10,000 dólares, más barato que sus riv
“Queremos llegar a personas de bajos recursos”. Luis Armando
Sara Carrillo Reid

Probionics entrará al mercado global de brazos biónicos en 2009.

En los años 70, la posibilidad de integrar una máquina al cuerpo humano sólo se veía en series televisivas, como El hombre nuclear o La mujer biónica. Apenas tres décadas después, la realidad ha superado a la ficción.

A las tres compañías de prótesis biónicas que existen a nivel global, se sumará, en 2009, la mexicana Probionics, con un brazo biónico más barato que sus competidoras (con un precio de 5,000 a 10,000 dólares).

Con base en una idea surgida en 2000, la empresa fue fundada hace dos años por Luis Armando Bravo Castillo, y, a la fecha, pese al corto plazo, ya recuperó 100% su inversión inicial de 2 millones de pesos (MDP).

El año pasado sus ventas superaron 1.8 MDP y para 2009 esperan lograr 4 MDP.

“No nos limitamos al desarrollo tecnológico, también queremos llegar a personas de bajos recursos; estamos en pláticas con Fonacot para que sus afiliados puedan adquirir prótesis y pagarla en dos años”, refiere Bravo Castillo, que funge como director general.

El 7 de junio se inauguró, en Tlalnepantla, Estado de México, la planta de Probionics donde se producen manos, antebrazos y codos electromecánicos que se venderán en casas ortopédicas, centros de rehabilitación y hospitales de ortopedia y traumatología.

El potencial es grande. En 2006, el IMSS registró 4,019 amputaciones, de ellas, 3,591 fueron de muñeca y mano.

La prótesis, que ya ha sido colocada a 40 personas con diferente nivel de amputación, tiene una plataforma de lectura mioeléctrica que recoge y registra la actividad eléctrica muscular a través de unos electrodos que permiten al paciente gobernar su brazo vía sus impulsos cerebrales.

El brazo (que pesa entre 250 gramos y 1.2 kilos) tiene una serie de movimientos rotatorios y de apertura en la mano, además duplica la fuerza de la persona que la usa.

Actualmente, la empresa trabaja en un hombro biónico que busca ser el primero en venderse en el mundo, además desarrolla piernas, ojos y hasta una mano adaptable al mouse de la computadora.

Ahora ve
No te pierdas