Beer Jack, un negocio que hace espuma

José Morales creó una microcervecera que se dedica al diseño de bebidas artesanales y afrutadas; actualmente vende 2,000 litros mensuales, pero espera que aumente a 9,000 en este año.
Esta cerveza artesanal es 100% mexicana. (Foto: Cortesía Bee
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

José Morales dedica su vida a la cerveza...y aunque no bebe, este joven emprendedor encontró en el diseño de esta bebida el camino para dejar de ser empleado y convertirse en su propio jefe.

José inició en el patio de su casa la Cervecería Artesanal Jack, una microempresa que produce cervezas de diseño tipo porter y stout, cuyo característico y fuerte sabor europeo se transformó en  la entrada a un nicho desaprovechado en México: las cervezas afrutadas.

"La cerveza que venden las grandes compañías es más simple, la nuestra tiene una calidad superior, más cuerpo y una espuma suave que hace paladar, características que un conocedor sabe aprovechar", dice en entrevista el también director de Ventas de la empresa.

La principal innovación de esta microempresa es justamente su línea Beer Jack, que incluye cervezas con sabor a kiwi, mango, coco y tamarindo con chile. Todas con 4.8 grados de alcohol.

En marzo de 2006, José Morales inició con 120,000 pesos de sus ahorros y los de su esposa y socia, Claudia Rivera, esta aventura que lo llevó a sumergirse en la historia de la bebida: "Yo no soy químico, pero en cuanto decidí emprender el negocio tuve que investigar el proceso completo, desde la creación de la cerveza en sí, hasta la fabricación de los fermentadores".

Así fue como este autodidacta que sólo tiene estudios de bachillerato produjo el primer lote de 20 litros con el que puso a prueba sus habilidades como cervecero.

Luego del éxito entre sus conocidos por el sabor y cuerpo de la cerveza, José pensó en poner un restaurante tipo Beer Factory para comercializarla, pero decidió que lo mejor era enfocarse en aumentar la producción y venderla a distribuidores, que finalmente hacen llegar las Beer Jack a los bares de la Ciudad de México, Tlaxcala y Puebla.

Esta cerveza, cuyo costo es de 9.50 por botella, pretende atacar al mercado joven, que "busca nuevos sabores de la cerveza que ya conoce, además de que su precio económico la hace el producto ideal para dicho segmento".

Pero los jóvenes no son los únicos en los que esta cervecera pensó, pues la Zone Rosee y la Beer Girl, son bebidas que están hechas para el mercado gay y femenino, respectivamente. Los sabores suaves y más afrutados son el toque que las distingue.

Y aunque la Cervecería Artesanal Jack produce mensualmente 2,000 litros, su creador espera que en el segundo semestre de 2009 la cifra aumente a 9,000.

"Tenemos fuertes esperanzas en el mercado, pues hemos logrado vender todos los lotes y ya estamos produciendo sólo bajo pedido, así que esperamos que nuestra facturación, que es de 15,000 pesos, se triplique", finaliza Morales.

Si deseas más información visita la página de Cervecería Artesanal Jack.

Ahora ve
No te pierdas