Los celulares con GPS ayudan a las Pymes

Los sistemas de posicionamiento global sirven a las empresas de mensajería a controlar sus envíos; las pequeñas empresas pueden rastrear a empleados y productos mediante iPhones u otros dispositivos.
gps-dispositivo-satelital-RT.jpg  (Foto: CNN)

Por años, la pequeña compañía de envíos de Grant Opperman ha luchado por mantenerse en la competencia contra los gigantes de la industria.

FedEx y UPS desplegaron un sistema de tecnología de rastreo que permite ubicar un paquete a minutos de que llegue a cualquier lugar. La empresa de Opperman, D.W. Morgan, con 90 empleados y con base en Pleasanton, California, fue obligada a depender de la memoria de sus 30 conductores, quienes tenían la instrucción de llamar a su jefe cada vez que un paquete era entregado. Los conductores no siempre recordaban llamar y los encargados pasaban horas en el teléfono dándole seguimiento a los paquetes. Cuando los clientes (entre los que se encuentran 20 de las empresas de Fortune 500) llamaban para reclamar un paquete no entregado, Opperman no podía decirles dónde estaba.

Eso estuvo bien para una compañía nicho (D.W. Morgan reparte equipo hardware de alta tecnología) con 50 millones de dólares de ganancias anuales, pero Opperman soñaba con su internacionalización y sabía que necesitaba un mejor sistema de rastreo. No podía costear lo que los grandes tenían (FedEx gasta un millón de dólares anuales en su sistema de rastreo), así que compró el iPhone más barato (200 dólares) para cada uno de sus conductores, pagó 300 dólares por una licencia para desarrolladores y le pidió a uno de sus propios especialistas en tecnología que creara una aplicación personalizada que aplicara el sistema de posicionamiento global del teléfono.

"Debía ser creativo para mostrar mi valor", dijo Opperman.

No hace mucho tiempo, la mayoría de nosotros nos asociamos con caros sistemas GPS para recibir indicaciones en el auto mediante patrones de voces. Hoy en día, la tecnología receptora, que puede señalar tu posición en cualquier punto del mundo mediante información de seis orbitas satelitales, es barata y lo suficientemente pequeña para caber en varios teléfonos. La mayoría de las compañías telefónicas importantes ahora venden paquetes con GPS en los teléfonos celulares desde un costo de diez dólares al mes.

El gasto global en receptores y programas GPS llegará a 13,000 millones de dólares para 2013, según ABI Research en Londres, comparado con los 2,500 millones de dólares hoy en día. Los empresarios como Opperman se están volviendo creativos con la tecnología para poder rastrear maquinaria robada e incluso ser empleados en cultivos de plantas.

"La tecnología GPS está dominando cada aspecto de la vida y de los negocios", como dijo Dominique Bonte, directora de práctica en ABI. "Verán muchas más aplicaciones en el futuro".

Los clientes de D.W. Morgan ahora pueden rastrear cargamentos en línea y en tiempo real. La aplicación personalizada (desarrollada en seis semanas) proyecta la ubicación precisa de cada camión en un mapa de Google. Los conductores piden a los receptores de paquetes que firmen sobre la pantalla de sus iPods. Las firmas suben de inmediato al sitio Web de la compañía.

"Ni los grandes pueden hacerlo tan rápido", dijo Opperman con orgullo.

Por una inversión total de 21,000 dólares, incluyendo el salario de un empleado de tecnología de la información por seis semanas y 5,970 dólares por 30 iPhones, Opperman cree que ahorrará 96,000 dólares al año, basado en el número de horas de trabajo que él y sus empleados pasaban haciendo papeleo manual. Mejor aún, el sistema le está permitiendo expandirse: a finales de este año, D.W. Morgan comenzará a hacer reparticiones en República Checa y Tailandia.

No es necesario construir tu propia aplicación en el iPhone; AT&T, Verizon y Sprint venden paquetes GPS con software de Gearworks de Eagan, Minnesota, TeleNav de Sunnyvale, California, y Xora, de Mountain View, California. El paquete más barato ofrece indicaciones para conducir. Los precios mensuales no incluyen planos de información, que normalmente oscilan entre 15 y 30 dólares al mes; muy pronto podrá haber una activación única por 20 o 25 dólares por teléfono.

Paquetes más caros, de cerca de 22 dólares al mes por teléfono, incluyen aplicaciones como fichas de control, lo que permite a los empleados registrar su entrada y salida con su teléfono celular. Una herramienta llamada geo-fencing (geo-barda) permite establecer barreras en un mapa y manda alertas en textos si los empleados las cruzan. Los usuarios del iPhone pueden descargar MotionX-GPS, una aplicación de 2.99 dólares que busca rutas y señala el camino en un mapa de Google, llevando un registro de por dónde han pasado y cómo es la vista al llegar a su destino.

Empezar no siempre es fácil, como John Tartaglione descubrió; él es dueño de JMS Partners, una empresa de construcción residencial con base de Hopkinton, Massachussets. Instaló el GPS de Xora en los celulares de sus cuatro empleados para que pudieran registrar su entrada desde sus lugares, pero lograr que el software funcione adecuadamente fue una experiencia frustrante que le tomó un par de meses, incluyendo varias horas al teléfono con el personal de asistencia de Xora.

Los empleados de Tartaglione odiaban ser rastreados; algunos simplemente apagaban sus teléfonos. Muchos veían al sistema de entrada como un desperdicio de recursos. Carrie MacGillivray, analista experta en Framingham, la empresa de investigación con base en Massachussets, dice que tener el apoyo de los empleados es el mayor reto en el rastreo GPS.

"No quieren un Big Brother", dice.

Tartaglione aún tiene que demostrar a sus empleados que el sistema vale la pena. Aún así, los registros de entrada a distancia ahorraron 15 minutos a los trabajadores; esto da como resultado el ahorro de unos miles de dólares en costos de nómina. Ahora, cuando se le apuesta al nuevo trabajo, Tartaglione ya sabe cuánto tiempo se necesita para hacer un trabajo.

"Esto claramente me ayuda con mis ganancias", como dice Tartaglione. "Ha sido invaluable".

Pros y contras

Fisgonear con GPS puede ser un riesgo legal, sobre todo si el monitoreo rebasa las horas de trabajo, aún si no lo sabes. Correr o reprimir a un empleado puede hacer que aleguen que tenías conocimiento sobre sus actividades fuera de la oficina, como una cita con el médico o una reunión con el sindicato, lo cual está siendo usado injustamente. 

"Cuando no estén trabajando, apáguenlo", como advierte Jonathan Segal, abogado laboral en WolfBlock, Filadelfia.

Por otro lado, el rastreo preciso del tiempo también puede ser una ventaja para los empleados. Cuando Gem Plumbing Heating and Electric, instaló su sistema GPS para mantener el horario de sus 168 camiones de acuerdo al programa, Lincoln, la empresa con base en Rhode Island, ofreció bonos a los conductores que llegaban con los clientes a tiempo. Mientras más eficiente fuera el técnico, mayor sería el bono. 

Los técnicos de Gem ahora llegan al 95% de las citas a tiempo, a diferencia del 50% antes de que se instalara el sistema GPS. El promedio de bonos por trabajador al mes es de 750 dólares.

"Los empleados necesitan saber lo que les conviene", como dijo el presidente de Gem, Anthony Gemma.

Si los sistemas GPS resultan integrales para tu negocio y necesitas más de lo que un teléfono puede ofrecer, puedes mejorarlo con un hardware GPS más sofisticado y especializado, como Navtrak, con base en Salisbury, Maryland, NetworkFleet, a las afueras de San Diego, y Trimble, de Sunnyvale, California. Los costos operativos de estos sistemas pueden ir de unos cientos de dólares hasta unos cuantos miles al mes, según tus necesidades.

Trimble produce ganancias de 1,300 millones de dólares anuales vendiendo equipo GPS como sistemas de "precisión de agricultura", que controla y maneja las carretillas levantadoras y los tractores. Gracias a Trimble, el productor de maíz de Iowa, Dennis Smith, puede subirse al tractor, presionar un botón y ver cómo sus campos se siembran y fertilizan con surcos perfectamente rectos. Los resultados: la producción y las ganancias de los campos de Smith han aumentado 5% al año desde que adoptó el sistema.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mejor aún, Smith y su único empleado pueden trabajar más horas con menos cansancio.

"Ya no volveré a cultivar sin él", dijo Smith, quien invirtió cerca de 65,000 dólares en el sistema, incluyendo las cuotas de activación y el dinero que gastó en estaciones base, receptores, controles de navegación y antenas. "Literalmente puedes sentarte y leer el periódico mientras el tractor cultiva el campo".

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×