Las Pymes se abren paso en la crisis

160 nuevos negocios fueron creados en los últimos tres meses a través de un portal del Gobierno; tuempresa.gob.mx ofrece apoyos por 150,000 millones de pesos para los nuevos empresarios en México.
emprendedor-manos-foco-pyme-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Lanzarse a la aventura de abrir un negocio en México en medio de la peor recesión económica en siete décadas suena, cuando menos, arriesgado.

Pero a pesar de todo, empresarios pequeños siguen apostando su capital en editoriales, peluquerías, tiendas de abarrotes e incluso negocios para ofrecer servicios de cable, telefonía e Internet en áreas rurales.

Unos 160 nuevos negocios se registraron en los últimos tres meses en el portal gubernamental http://www.tuempresa.gob.mx, en donde se ofrecen incentivos y recursos hasta por 150,000 millones de pesos (11,200 millones de dólares) para los emprendedores que se animan a abrirse camino en medio de la crisis.

Y de acuerdo con los registros, todavía hay más de 600 solicitudes pendientes para crear nuevas empresas.

Contrario a lo que podría suponerse, en el 2009, cuando el embate de la crisis financiera global hundió a la economía mexicana en la recesión, los registros totales de firmas -pequeñas y medianas (Pymes) y grandes- tocaron un nivel récord en al menos ocho años, según la Secretaría de Economía.

 "Yo diría que en lugar de lamernos las heridas pensando en la crisis, debemos ofrecer opciones para amortiguar el golpe en la población e inyectarle un poco de optimismo", dijo Elena Santibáñez, quien fundó hace tres meses la editorial Rhythm & Books.

Su proyecto consiste en publicar textos de músicos mexicanos. En la primera edición vendió casi la totalidad de sus 1,000 ejemplares y otros 2,000 están en la imprenta, mientras promueve las compras por adelantado a cambio de un agradecimiento impreso en el libro.

De acuerdo con los datos oficiales, las Pymes generan 7 de cada 10 empleos formales en México y son un pulmón para la economía: sus actividades generan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB).

A pesar de las cifras alentadoras de creación de empresas, la otra cara de la moneda es que miles de compañías han tenido que bajar sus cortinas o recortar personal, dejando a cientos de miles de mexicanos en la calle y provocando una desaceleración del consumo interno.

El Banco Central calcula una pérdida de entre 635,000 y 735,000 puestos laborales para este año.

El Gobierno no ha hecho públicas las estadísticas de cierres de compañías, pero cámaras privadas industriales calculan que habrían naufragado hasta 8,000 en lo que va del año en medio de la caída en la demanda de Estados Unidos, el mayor socio comercial de México.

Nunca es el mejor momento

Sin embargo, eso no desanima a algunos emprendedores.

Maximiliano Echeverría, de 30 años, espera que el Gobierno le autorice una concesión para lanzar su negocio de servicios de televisión por cable, telefonía e Internet enfocado en poblaciones de bajos ingresos en seis estados mexicanos.

"La verdad es que nunca hay un momento oportuno para abrir un negocio", dijo el joven empresario. "Hay circunstancias del mercado que te dan alguna ventana de oportunidad y una crisis financiera mundial no iba a parar mi plan", agregó.

El presidente Felipe Calderón ha exhortado en varias ocasiones a los mexicanos a buscar opciones para fortalecer el mercado interno y contrarrestar la debilidad de la economía estadounidense, que se espera arrastre al PIB de México a una contracción de hasta el 6.8% este año, la más profunda desde la década de 1930.

Las autoridades han desplegado varios planes de apoyo para emprendedores, uno de ellos especialmente dedicado a las pequeñas y medianas empresas.

Los esquemas incluyen diversos planes de financiamiento en los que participan la banca oficial y privada, y van desde el crédito puro, créditos con garantía hipotecaria o industrial, hasta préstamos parciales.

Algunos contemplan un crédito hasta por el 20% del capital necesario para hacer arrancar el negocio.

Además, el Gobierno prometió facilitar y acelerar los trámites para la apertura de nuevos negocios, una pesada carga en la burocracia mexicana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque la economía mexicana ya está dando tímidas señales de estar emergiendo de la recesión y el Gobierno espera se expanda hasta un 3% en el 2010, las autoridades piden insistentemente a la población no dormirse en sus laureles ni esperar una ayuda milagrosa que resuelva los problemas.

"Las circunstancias nos ponen a prueba", dijo Heriberto Félix Guerra, subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, en un evento público. "Ante ellas tenemos dos alternativas: ser víctimas o ser líderes", acotó.

Ahora ve
El deporte se une para ayudar a los damnificados del sismo en México
No te pierdas
×