Un peluche a tu medida

¿Cansado de Winnie Pooh y Teddy Bear? ¿Crees que eres más creativo? Rigoló te reta a demostrarlo; la firma mexicana ofrece al cliente la oportunidad de crear su propio osito, a su tamaño y aroma.
rigolo 2  (Foto: Cortesía)
Arturo Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un muñeco para cada niño, el lema de Rigoló, una firma que vende muñecos personalizados por los propios pequeños, quienes jugarán con ellos.

En ocho pasos, la firma Rigoló (palabra francesa que significa divertido, simpático o chistoso) recrea una experiencia de fantasía para los niños a través de la elaboración de sus propios muñecos de peluche, los que incluso tendrán olor y "voz" propios.

Lo primero es seleccionar el modelo de muñeco. Hay 40 presentaciones distintas que se ofrecen sin rellenar del cuello para abajo; luego se escoge un sonido, melodía, oración o incluso puede grabarse un mensaje con la voz del niño.

El olor es lo que sigue, y para ello se eligen perlas perfumadas de colores y aromas distintos con los que se forma un costalito que se introduce al cuerpo del muñeco.

El muñeco se rellena por un orificio que tiene en la espalda con la opción de dejarlo flaquito, de complexión normal, o bien gordito. Después se da un "ritual mágico" en que el niño elige un corazón para su muñeco y pide un deseo para luego "darle vida" con polvos mágicos.

Luego, el pequeño tira de una jareta para cerrar o rematar al muñeco, y dejarlo listo para peinarlo y probarle ropa hasta elegir la adecuada. Al final, se mide y pesa el muñeco para registrarlo y escogerle un nombre para hacerle su acta de nacimiento y se elige "la casita" donde vivirá el muñeco.

Para Sonia Cervera, gerente de Franquicias Rigoló, "una oferta creativa siempre encuentra mercado que conquistar", y es el caso de esta marca, que actualmente tiene 10 tiendas en todo el país, cuatro de ellas propias y seis franquiciadas, ubicadas en Guadalajara (donde hay cuatro tiendas), el Distrito Federal, Querétaro, Puebla, Culiacán, Los Mochis y Mérida.

Adelantó que este 30 de abril, cuando se festeja en grande a los niños, Rigoló tendrá una estrategia: "habrá regalos ese día y descuentos a partir de las cuatro de la tarde en cualquier tienda".

La marca, de origen tapatío, ofrece también un giro complementario: las fiestas infantiles. Se ofrecen para al menos 10 niños, y los papás del anfitrión, con duración máxima de tres horas, en las que hay animadoras, concursos, premios y un pequeño lunch.

La empresaria explicó que el giro infantil es muy demandado, lo que lo hace un mercado muy rentable.

"Los papás están dispuestos a invertir en cualquier cosa que sea positiva para darle gusto a sus hijos. Muchos franquiciatarios están en edad productiva, y deseosos de apostarle a una franquicia con perspectivas de desarrollo, que empate con sus propias vidas. La mayoría tienen hijos en edad escolar".

Ilusiones in crescendo

La firma, que nació en 2003 en Zapopan, Jalisco, tiene la expectativa de crecer un 40% más respecto a 2009 y ya abrió su tienda virtual donde "los interesados pueden llevar a cabo cada uno de los pasos de creación de un muñeco. Desde la elección de figura hasta la elaboración de su acta de nacimiento".

Las expectativas para los próximos años, dijo Cervera, son grandes e incluso proyectan crecer a centro y Sudamérica.

Posibilidad de negocio

Integrarse a este mundo es posible a través del esquema de franquicias. El costo total de la franquicia asciende a 955,000 pesos, pues la cuota inicial de la marca tiene un valor de 150,000, y la inversión de arranque es de 805,000 pesos más IVA.

Cervera destacó que son principalmente empresarias y emprendedoras las que han mostrado el interés por llevar esta franquicia de ilusiones a las poblaciones infantiles.

La empresa, 100% mexicana, incursionó en el mercado hace 15 años con la firma Juguemos a Mamá, que comercializaba productos para niñas, como muñecas, ropa y muebles.

Al cabo del tiempo observó que los niños también estaban interesados en una línea de artículos para ellos, lo que dio pie a Rigoló, que para sorpresa de Cervera ha atraído incluso a adolescentes, jóvenes y adultos.

Maribel Fernández, presidenta de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Artículos para Regalo, Decoración y Artesanías (AMFAR), subrayó la importancia de invertir en una franquicia de calidad e innovadora, que además sea mexicana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esta es la única forma de ganar clientes debido a que la creciente importación de productos chinos ha ocasionado una baja en las ventas del sector a 2009 de 10% anual, sobre todo porque sus precios son en promedio 40% menores que los mexicanos", reconoció.

Destacó la importancia de acercarse a las franquicias nacionales que ofrecen productos originales con un mercado de creciente demanda.

Ahora ve
Jabones usados en hoteles de lujo representan una esperanza para Haití
No te pierdas
ç
×