Tú y tu Pyme: cada quien con su tarjeta

Como empresario, es mejor usar líneas de préstamo para negocios, que pagar con crédito personal; hay tasas de interés, plazos de renovación y límites especiales con plásticos para compañías.
tarjeta-de-credito  (Foto: Cortesía SXC)
Ulises Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Tienes un pequeño negocio pero aún no has buscado el respaldo de un préstamo? ¿Desconoces los beneficios que obtiene una empresa al ser sujeta de crédito? ¿Utilizas tus chequeras y tarjetas de crédito personales para realizar las transacciones y pagos de tu negocio?

Si tu respuesta es afirmativa, es muy probable que estés dejando pasar oportunidades de financiamiento que pueden ayudarte a cubrir tus necesidades de corto plazo tales como la compra de insumos, pago de nómina y  renovación de equipo, entre otras.

Se estima que en México 4 de cada 10 micro y pequeñas empresas utilizan la tarjeta de crédito personal de su dueño o dueña para financiar sus operaciones, según investigadores de la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara. Es decir, mezclan las finanzas del negocio con las de sus propietarios, lo cual es un gran error pues las tarjetas de crédito personales suelen pagar altas tasas de interés.

"He conocido muchos casos de empresarios que tienen de 15 a 20 tarjetas de crédito y que deben en conjunto 3 o 4 millones de pesos, en vez de tramitar una  línea de crédito adecuada para su negocio", comenta Víctor Calderón, co-director de ArCcanto, firma especializada en servicios de banca de inversión para pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Conscientes de esta situación, los bancos han lanzado una serie de productos crediticios dirigidos a atender las necesidades de corto plazo de los pequeños empresarios: líneas de crédito para Pymes, disponibles a través de tarjetas de crédito.

Esta nueva oferta de productos se divide en dos rubros: las tarjetas de crédito dirigidas a los micro negocios, cuyos préstamos fluctúan entre 20,000 y 180,000 pesos, y las dirigidas a las pequeñas y medianas empresas, con líneas de crédito que oscilan entre 180,000 pesos, 3.5 y 10 millones de pesos, según el banco.

Estos créditos fueron diseñados para apoyar las necesidades de capital de trabajo como compra de activos fijos (mobiliario, equipo de transporte y maquinaria),  mejorar el surtido y los inventarios, ampliar o remodelar instalaciones, y cubrir pagos a empleados y proveedores.

En general, se trata de créditos revolventes (en las que el crédito se renueva automáticamente conforme se va pagando), que cobran tasas de interés menores que las tarjetas de crédito personales, y que ofrecen el beneficio de disponibilidad inmediata de los recursos. El emprendedor cuenta con una línea de crédito abierta para usarla conforme lo requiera, normalmente sin costo.

"En la banca comercial este tipo de tarjetas de crédito para negocios pagan aproximadamente la tasa de interés interbancaria de equilibrio (TIEE) + 10 puntos, más o menos un 15% anual; en cambio, una tarjeta de crédito para una persona física puede fluctuar entre un 15% y un 40% anual, según el tipo de tarjeta", indica Calderón.

Algunos bancos manejan tasas fijas (con un cap o tope máximo adicional a la TIEE) y pagos mínimos. Otros ofrecen periodos de gracia de hasta  20 días adicionales a los 30 días habituales  para efectuar pagos después de la fecha de corte. Y como cualquier otro plástico, las tarjetas de crédito para negocios tienen validez en establecimientos y cajeros automáticos en México y el extranjero.

La mayoría de los bancos emisores ofrecen servicios ligados a estas líneas de crédito tales como banca por Internet, facturación corporativa (por empresa) e individual (por usuario autorizado), seguros contra robo o extravío del plástico y seguros y asistencia en caso de accidentes en viajes.

Para acceder a estos créditos, los bancos piden como requisitos tener un mínimo de 2 años en operación, un buen récord en el Buró de Crédito, copia de la declaración anual de impuestos para las personas físicas con actividad empresarial, y el balance general y estado de resultados para las empresas (personas morales), entre otros. Hasta cierto monto solicitado, los bancos no requieren de garantía real, aval o bienes raíces libres de gravamen.

Esta es una breve muestra de algunas tarjetas de crédito para Pymes que ofrecen hoy algunos bancos, según sus páginas de Internet (los datos son de referencia  pues están sujetos a cambios):

Tarjetas para micronegocios

BBVA Bancomer: Tarjeta de Crédito Micronegocios BBVA Bancomer, de 20,000 a 180,000 pesos. A 12 meses con revisión anual. Desde Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIEE) + 25 puntos a TIEE + 17 puntos.

Banamex: Tarjeta Impulso Empresarial Banamex,  de 75,000 a 250,000 pesos. Dos años de revolvencia con renovación. Crédito a tasa variable TIEE + 13.90 puntos.

Banorte: Tarjeta Empuje Negocios Banorte Visa,  de 5,000 hasta 200,000 pesos, pagos fijos 3 hasta 36 meses. Ttasa de interés anual preferencial.

Créditos Pronegocio (Sofol Banorte): de 10,000 hasta 50,000 pesos. Plazos de hasta 2 años para pagar.

Santander: Crédito Pyme (simple), de 50,000 a 400,000 pesos para negocios nuevos y de 50,000 a 1,000,000 de pesos para negocios nuevos. De 1 a 18 meses,  tasa fija.

Tarjetas para Pymes:

BBVA Bancomer: Tarjeta Negocios BBVA Bancomer, de 180,000 a 3,500,000. Pesos.  De 12 meses en adelante con revisión anual, desde TIEE + 16 puntos a  TIEE + 8.5 puntos.

Banamex: Tarjeta Impulso Empresarial Banamex: de 251,000 hasta 3,5000,000 pesos. Dos años de revolvencia con renovación, crédito a tasa variable TIEE + 10.37 puntos.

Banorte: Crediactivo: de 100,000 pesos hasta 12,000,000 pesos. Plazo de hasta 5 años, TIEE + 12 puntos como tope y 4 puntos como piso.

Santander: Crédito Simple y CréditoCuenta Corriente, ambos a tasa tope. De 100,000 hasta 10,000,000 de pesos, 12 meses en promedio, algunos casos hasta 60 meses. Tasas según monto y plazo.

Este tipo de tarjetas permiten al emprendedor separar las cuentas personales de las del negocio, con ello evitan que los emprendedores distraigan su flujo de efectivo y desordenen el control de sus gastos.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×