Que tu Pyme no se quede sin ‘gasolina’

¿Fin de mes, tienes pagos que hacer, pero aún no cobras tus facturas? El factoraje es tu opción; con las “Cadenas Productivas” cuenta con flujos de efectivo hoy, aunque cobres en 30 días.
pyme oficina acuerdo empresa  (Foto: Photos to go)
Ulises Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si eres un pequeño empresario y eres proveedor de productos y servicios, debes conocer lo complicado que resulta esperar 30, 60 o 90 días a que tu cliente tramite tus facturas y libere tus pagos. Sortear los problemas de liquidez o conseguir un flujo continuo de capital de trabajo es toda una hazaña, sobre todo en estos tiempos post crisis y cuando apenas comienza la recuperación.

¿Tienes que pagar sueldos a finales de semana? ¿Cubrir impuestos a principios de la próxima? ¿Pagar facturas a sus propios proveedores antes de que termine el mes? Si esta situación te parece familiar, tal vez te convendría explorar la solución que ofrece el esquema de factoraje electrónico.

Operado por Nacional Financiera (Nafin), el sistema de factoraje electrónico, mejor conocido por el nombre de "Cadenas Productivas de Nafin", permite a las cadenas de proveedores -pequeños y medianos- de empresas de mayor tamaño, la posibilidad de anticipar el pago de sus cuentas por cobrar, a través de la cesión de facturas a un agente financiero como un banco, una Sofol o una Sofom.

Toda la operación de factoraje se realiza a través de una plataforma electrónica administrada por Nafin, en la que se inscriben los proveedores, sus clientes (normalmente grandes empresas) y los intermediarios financieros.

"El esquema se creó con la finalidad de proteger a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que no tienen acceso directo al crédito bancario y cuyas fuentes de financiamiento son propias o vía sus familiares", explica Carlos Luna, director de Cadenas Productivas de Nafin.

"La ventaja principal es tener liquidez a tasas competitivas y sin comisiones, el factoraje les da una herramienta para tener certeza en sus flujos pues les da acceso a la información de sus cuentas de pago", añade Luna.

El procedimiento es sencillo. Nafin cuenta con un sistema en línea, al cual se han afiliado 584 cadenas productivas (la relación de suministro de una empresa y sus proveedores), tanto de empresas privadas como de entidades gubernamentales de los tres órdenes de Gobierno: federal, estatal y municipal.

A través de esta plataforma electrónica, las empresas o entidades gubernamentales dan a conocer a sus proveedores una relación de las facturas autorizadas y la fecha programada de pago. Entonces, los proveedores pueden optar por ceder los derechos de cobro de una o varias de sus facturas al banco o Sofol de su elección con un descuento, a cambio de que éste le cubra de manera anticipada la mayor parte de la factura. Cuando llegue la fecha de pago programada por la empresa, el agente financiero cobrará el importe total del documento.

Por ejemplo, si un proveedor tiene una factura por 100,000 pesos y quisiera anticipar su cobro 30 días, puede ceder su factura a un banco. A la tasa de descuento actual  (TIEE + 4 puntos, a mediados de junio), le cobrarían un descuento de 750 pesos; es decir, en vez de recibir 100,000 pesos recibiría 99,250 pesos de manera anticipada. Esta es la esencia del factoraje.  

"Por lo general, el proveedor prefiere tener 99,250 pesos hoy, que 100,000 pesos dentro de 30 días", comenta el funcionario de Nafin.  

Inscribirse a la plataforma de Cadenas Productivas y utilizarla no implica ningún costo ni comisión. El único cargo es la tasa de descuento. "Hoy la tasa promedio de descuento es de TIEE + 4 puntos, alrededor de 8.95%, es un costo menor a cualquier financiamiento", añade Luna.

Para que los proveedores puedan aprovechar el factoraje los únicos requisitos son dos: 1) que su cliente pertenezca a una cadena productiva registrada o sea proveedor a su vez de este encadenamiento (para saberlo basta con consultar la base de datos en www.nafin.gob.mx)  y 2) haberse habilitado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o ante un Proveedor Autorizado de Comprobantes Fiscales Digitales (PACFD), para emitir facturas electrónicas. No existe un monto mínimo para las facturas.

A la fecha, Nafin tiene registradas 584 cadenas productivas en operación: 314 son empresas del sector privado y el resto, 270, son entidades del sector público (256 son del gobierno federal, participan casi todos los gobiernos estatales y poco más de 60 municipios).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La dependencia tiene afiliados a 60,000 proveedores activos en el sistema que venden a las grandes empresas y al gobierno. Entre las empresas participantes hay de todos los sectores: comercial, construcción, turístico, industrial y  de servicios.

Cada día se realizan unas 10,000 transacciones de factoraje electrónico, según Nafin.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×