Cafetaleros buscan más sorbos

Los cafeticultores mexicanos pretenden “evangelizar” al consumidor para aumentar sus ventas; México produce 4.4 millones de sacos al año de café y exporta el 63% a otros mercados.
Cafe  (Foto: CNNExpansion)
Diana Fernández
TAPACHULA (CNNExpansión) -

Ocupando el quinto lugar como productor de café en el mundo, los caficultores mexicanos trabajan artesanalmente para disparar el consumo per cápita anual que está en 1.2 kg y así reactivar un sector de la economía que se quedó rezagado frente a otros países como Brasil y Colombia.

Siendo el café uno de los principales productos genéricos que se comercializan en el mercado bursátil mundial,  según el coordinador ejecutivo  de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (AMECAFE), Rodolfo Trampe Tauber, es vital que en México se trabaje para que este producto adquiera una mayor importancia para la economía del país.

"Hasta hace algunos años era el principal producto agrícola generador de divisas en México, sin embargo en la actualidad, como la economía en general se ha diversificado, este producto aporta el 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB)", señaló el representante de AMECAFÉ.

Este producto agrícola llegó a representar casi el 5% del PIB.

Frente a este panorama, una de las estrategias a seguir, propuesta por el vocero de la asociación, es que los 510,000 productores de café que existen en México trabajen conjuntamente para crear una cultura del café mediante la "evangelización" de los mexicanos a través de campañas educativas sobre los beneficios de la bebida para la salud.

"Nuestra responsabilidad es que los mexicanos conozcan cómo se cultiva el café y todo el trabajo que hay detrás de una taza, para que de esta forma, adquieran el producto hecho en México y se incremente considerablemente el consumo. Lo que se verá reflejado en el aporte del sector en la economía y en el precio internacional", dijo el gerente comercial de la Finca Hamburgo, productora de café en Tapachula, Chiapas, Ulises Hidalgo Hernández.

Aunque en México la producción anual del grano es de 4.4 millones de sacos de café, de los cuales se exporta el 63% a mercados como Estados Unidos, Japón y en países de Europa, el producto aporta a México sólo 9,000 millones de pesos al año, ubicándolo entre los de menor importancia para la economía mexicana.  Esto, según el representante de Amecafé, se debe al bajo consumo de esta bebida entre los mexicanos.

Otro de los grandes retos, según Trampe Tauber,  que está afrontando el sector es mantener la mano de obra que está detrás de la recolección del grano, pues es una actividad que genera 121 millones de jornales al año.

"El café en México a diferencia de otros países, Brasil, se continúa cosechando de manera artesanal, es decir, que los trabajadores arrancan el fruto de la planta con las manos sin implementar maquinaria, lo que incrementa el costo de cosecha", Rodolfo Tramper.

Este trabajo manual garantiza la calidad del grano lo que significa que en el momento de cotizar una taza de café para la venta el precio sea favorable para el productor, según explicó el gerente de la finca Hamburgo, fundada en 1888 por Arthur Erich Edelmann de Perleberg, Alemania.

"Las manos del hombre y los ojos de las mujeres que trabajan en la finca es lo que nos ha proporcionado el café de calidad tipo exportación para el mercado europeo y es lo que le da trabajo a centenares de pobladores de la zona", agregó

Aunque se prevé que la producción mundial de café tendrá un crecimiento de 0.5% anual entre 1998 y 2010, comparado con el 1.9% del decenio anterior, datos de la Organización de las Naciones unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en México el reto es aún mayor.

Pues la meta es igualar a Brasil, país que consume 5kg de café per cápita al año, y de esta manera apoyar a lo pequeños productores, los cuales son 60% de la población indígena y están ubicados en zonas marginales.

Para alcanzar dicho objetivo, el directivo de la Amece señaló que existen diferentes frentes en los cuales se puede trabajar como la de incentivar el turismo en las zonas cafeteras del país y de esta manera las personas conozcan acerca del proceso de cultivo y de todos los involucrados y así apoyen al sector bebiendo más café.

La bebida que está entre los principales 50 alimentos con propiedades antioxidantes, de acuerdo con la doctora en ciencias químicas de la Universidad Iberoamericana, Ruth Pedroza, está buscando un espacio en los hábitos alimenticios de los mexicanos para reactivar la demanda.

"Si la gente consume más café, el precio de la taza se incrementa y de esta forma seremos nosotros los productores lo que pongamos las reglas y le digamos a los compradores te vendo la libra por arriba del precio en bolsa, ¡si quieres!", concluyó Hidalgo Hernández.

Ahora ve
Toy Story, primera película animada completamente en computadora, cumple 22 años
No te pierdas
×