De explorador a hombre de negocios

El fundador de HRC Corporación pone en práctica sus habilidades de scout para emprender; su habilidad para crear empresa lo lleva ahora a explorar el mercado de Centroamérica.
Fundador HRC  (Foto: Cortesia)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La duda que asalta a todo profesional cuando obtiene su licenciatura y no sabe qué será de su futuro laboral, también la tuvo el fundador de HRC Corporación, quien en la actualidad pertenece con su empresa al grupo Global Growth Companies del Foro Económico Mundial.

"Con mi título de arquitecto de la Universidad Nacional Autónoma de México no sabía qué hacer, entonces explorando un poco el mercado de la construcción me di cuenta que había una gran oportunidad de crear empresa, pues en el sector hacía falta una compañía seria y profesional", relató el director general de HRC Corporación, Héctor Robledo Cervantes.

Después de ver cómo muchas de las construcciones eran dirigidas por los maestros de obras  o por compañías que recibían el dinero de los contratos y no cumplían con las entregas de los proyectos o robaban al contratante, el directivo armó un equipo de trabajo y creó una empresa cuyo diferenciador fuera la confianza.

Bajo este valor, el también vicepresidente nacional de la Asociación de Scouts de México hizo de su instinto explorador una fuente de ideas para mejorar, extender y encontrar nuevas oportunidades de negocio.

"Con mi equipo notamos que había un material de construcción poco explorado en México y por medio del cual nosotros podíamos llegar a un nivel de especialización y de esta forma crecer como negocio. Este material es conocido como la tablaroca", agregó el fundador de la empresa fabricante de elementos de construcción.

Empleando este material, la firma logro contratos para realizar obras en tiendas de autoservicio y bancos, pero fue en 1994 cuando la compañía despego como la espuma al obtener el contrato para construir las oficinas corporativas de Coca Cola en México.

"Aunque no ganamos una importante suma con este contrato, si aprendimos muchísimo acerca de los estándares de calidad de las empresas norteamericanas. Fue gracias a ese contrato que implementamos procesos y métodos de trabajo para garantizar la calidad del mismo", dijo Robledo Cervantes.

Pasando de facturar 50 millones de pesos mexicanos en 1998, a casi 100 millones de dólares en la actualidad, este emprendedor innato decidió después de muchos contratos y construcciones que ante la falta de encontrar un proveedor de materiales que le cumpliera con los tiempos, él mismo sería quien creara la empresa proveedora.

De esta forma fue como HRC Corporación, pasó de ser una constructora a una fabricante. "Yo soy muy exigente con todos mis colaboradores y pues si me puedo atender a mí, puedo con quien se me ponga enfrente", dijo el arquitecto.

Así como comenzaron a conquistar terreno, Robledo Cervantes, afirmó que recientemente abrieron operaciones en Costa Rica, Honduras, Panamá y próximamente estarán en Colombia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Siendo los responsables de la construcción de oficinas de Ford y Metalife, la Torre Mayor y las Torres Esmeralda, el directivo afirmó orgulloso que "más o menos el 70% de las oficinas Triple A en México las hicimos nosotros".

Sin dejar de lado su espíritu explorador, Robledo Cervantes continúa examinando el terreno de los negocios y busca cómo más mejorar sus productos.

Ahora ve
Alexa, la asistente virtual de Amazon, parece tener temperamento
No te pierdas
ç
×