La energía limpia, un negocio ‘ganador’

Solben produce biodiesel sin usar alimentos y ganó el primer lugar del Estudiante Emprendedor 2010; la firma tendrá seis plantas instaladas en el país al cierre de 2011 y planea su expansión global.
solben 2  (Foto: Cortesía Solben)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gran dilema de los combustibles ecológicos ha sido fabricarlos aprovechando productos como el maíz y la caña, que pueden utilizarse para alimentar a la población hambrienta del mundo. La empresa Solben ofreció una solución en 2007: el biocombustible puede producirse sin usar alimentos. Daniel Gómez formaba parte de un ‘Club de biodiesel' del Tecnológico de Monterrey, cuando cayó en cuenta que en México hay mucha voluntad para producir este tipo de carburantes, pero no había la iniciativa para producir tecnología nacional que simplificara los procesos y diera alternativas para las necesidades de los empresarios mexicanos interesados.

Fue ahí cuando Solben (Soluciones en Bioenergía) pasó de un proyecto estudiantil a una asociación civil, cuya primera meta fue conseguir apoyo de algún fondo de gobierno para producir los primeros equipos y ofrecerlos, sin embargo, la tarea no fue fácil.

"Posicionar una empresa no es muy fácil cuando tu idea es buena pero no existe un respaldo, para poder generar referentes necesitas que alguien confíe en el proyecto e implemente las soluciones que has ideado", explica Daniel Gómez, director asociado de la firma.

Después de varios intentos lograron instalar la primera planta en Tabasco, que ofrecía una nueva alternativa pues el sistema es modular, es decir, puede producirse el combustible en pequeñas cantidades de acuerdo con las necesidades de las empresas, un factor que los diferencía de las tecnologías extranjeras, que deben procesar grandes cantidades de aceite de las oleaginosas para generar el combustible.

La tecnología desarrollada por Solben permite generar los carburantes a partir de materiales como la semilla de Jatropha (una planta que en México se considera maleza) y la palma africana.

Con el tiempo, la asociación civil se convirtió en una sociedad de capital variable y surgió la oportunidad de participar en el certamen ‘Premio al Estudiante Emprendedor' , en el que ganaron el primer lugar en 2010.

"El premio nos vinculó, supimos aprovechar las oportunidades, lo más importante es que conocimos gente igual a nosotros, cuando eres emprendedor llegas a pensar que estás loco y nadie piensa como tú, pero es gratificante encontrar personas que tienen en mente la misma meta: contribuir a cambiar al país y generar mejores empresas", añade.

Solben ha instalado ya tres plantas en el país y espera que al cierre del año ya haya seis funcionando; además de los equipos, la firma ofrece consultoría y asesoría para generar un mejor desarrollo comunitario.

En el futuro, Daniel Gómez ve a la compañía como un referente mexicano de empresa sustentable, que pueda incluso desarrollar plantas en otros países donde ya existe demanda, como Estados Unidos, India, Colombia, Perú y algunas naciones en África.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Luego de obtener el primer lugar del Premio al Estudiante Emprendedor, la empresa se hizo acreedora al 'Intellius Entrepreneurship Award 2011', entregado por Kairos Society en la Bolsa de Valores en Nueva York, así como al primer lugar en el 񟭋 Talent and Innovation Competition of the Americas', organizado por el TIC Américas en el Salvador; además de haber obtenido el Premio Santander a la Innovación Empresarial. 

"Yo les diría a los estudiantes interesados que no se pierde nada al concursar con sus empresas, al contrario, la oportunidad que el Premio al Estudiante Emprendedor ofrece, es única y genera un aprendizaje invaluable", concluye.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×