Negocio ‘en pañales’ busca conquistar NY

Una empresa sustentable representará a México en el Global Student Entrepreneur Awards 2011; las prendas infantiles diseñadas por Ecopipo son lavables y su proceso de producción es ecológico.
Ecopipo  (Foto: Cortesía Ecopipo)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Lavar pañales puede ser una nueva forma de ahorrar dinero y ayudar a conservar el medio ambiente. Pero antes de hacer una mueca de asco, es necesario conocer los pañales de tela que la empresa Ecopipo ha desarrollado. A diferencia de los usados por las abuelas (un cuadrito de tela que debía ajustarse con seguritos), los pañales confeccionados por Ixchel Anaya tienen forma de calzón y cuentan con un diseño que evita escurrimientos y manchaduras; además protegen la piel y tienen un material absorbente que resiste siete veces su peso en líquido y su tamaño puede ajustarse conforme crece el bebé.

Este concepto hizo que Ixchel se convirtiera en la ganadora del primer lugar del Premio al Estudiante Emprendedor 2011, y en la representante de México en el capítulo internacional del concurso Global Student Entrepreneur Awards (GSEA), en Nueva York.

La idea de hacer una empresa de pañales ecológicos nació al mismo tiempo que el primer hijo de la emprendedora, pues al ser alérgico a los pañales desechables, le dio una primer tarea a su madre: ingeniárselas para buscar un pañal de tela que fuera práctico de usar y fácil de lavar.

Sin alternativas que le satisficieran en el mercado, Ixchel inició la búsqueda de telas que le permitieran generar una prenda funcional.

"Cuando vi que los pañales de tela no eran muy prácticos, decidí coser mis propios pañales utilizando las telas que mi madre y abuela utilizaban, pero descubrí que existen materiales textiles muy eficaces que han sido utilizados con éxito en Europa y Estados Unidos. Fue entonces cuando surgió la idea de diseñar pañales lavables para comercializarlos y que otras mujeres mexicanas se vean beneficiadas", explica Ixchel Anaya en entrevista con CNNExpansión.

Otra de las virtudes de la empresa Ecopipo es la reducción del impacto ambiental y el gasto familiar, pues el desembolso en la compra de pañales desechables por un solo bebé supera los 20,000 pesos, además de que generan tres toneladas de basura por cada niño o niña, pues necesitan cerca de 6,000 pañales en promedio.

En contraparte, 15 pañales Ecopipo son suficientes para que el bebé los ocupe hasta que aprenda a ir por sí mismo al baño, y tienen un costo que va desde 235 pesos cada pieza o 3,500 un paquete de 15.

La estrategia de la compañía ha sido enfocarse en el diseño para que los productos tengan la más alta calidad y puedan venderse bien para reinvertir las ganancias.

El modelo de ventas es particular, pues el producto se ha ido distribuyendo entre las madres que lo han usado y lo recomiendan a sus conocidas; así, se ha tejido una red de asesoras que no sólo venden los pañales, también dan asesoría sobre su uso y cómo lavarlo.

"Buscamos que cada clienta se sienta respaldada, que podamos resolver todas sus dudas. Esperamos que muy pronto la producción crezca lo suficiente para tener otro modelo de venta como las tiendas departamentales, pero no queremos perder la parte de atención personalizada porque también es un valor agregado", explica la empresaria.

Lista para Nueva York

Cuestionada sobre los puntos más fuertes de la empresa ante la competencia mundial que se celebrará en noviembre en Nueva York, Ixchel explica que un punto importante es que conoce a la perfección su negocio.

"Me siento lista para participar en el certamen porque conozco bien mi negocio y al mercado, puedo enumerar sus más grandes puntos a favor y tengo conciencia de los retos que siguen, creo que esa es una parte importante que todo emprendedor debe cumplir para que su empresa tenga éxito".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los pañales ecológicos Ecopipo ya se exportan a Canadá, Italia, Portugal, España, Colombia, Perú y República Dominicana. En el futuro, la empresa espera incrementar la producción, ganar terreno a los pañales desechables y fortalecer otras líneas de productos como los pañales lavables para niños con discapacidad, toallas femeninas y pañales para adulto.

"Lo que queremos con estas líneas es dar una mayor calidad de vida. Una persona que sufre incontinencia y además -como en el caso de mi bebé- es alérgico a los componentes de los pañales desechables, atraviesa todo un viacrucis para encontrar una opción de pañales adecuados", agrega la empresaria.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×