4 claves para innovar tu negocio

Arriesgarte a ofrecer nuevos productos en el sector puede mantenerte en el mercado por más tiempo; los expertos recomiendan contratar a diferentes tipos de empleados para diversificar las ideas.
Doreen Lorenzo  (Foto: De Fortune)
Doreen Lorenzo
NUEVA YORK -

Pese a los muchos estudios de casos y artículos de opinión que puedas leer acerca de la importancia de la 'innovación' como una estrategia, en la vida real, muchas empresas están luchando por ser innovadoras.

Esto no significa que no puedan conseguir suficientes ideas nuevas o que no tengan personas creativas entre su personal.

En cambio, ocurre que los ejecutivos no pueden poner en práctica la innovación dentro de la estructura de su empresa, o se quedan atascados por distracciones que simplemente parecen alejarlos del camino a las invenciones oportunas y potencialmente rentables.

Además, muchas de las barreras de la innovación empresarial son fuerzas mucho más grandes que las internas. Estos obstáculos van desde las dificultades económicas en Europa, industrias enteras están muriendo o al menos experimentando preocupantes estados de transición, (por ejemplo, los medios impresos y la televisión, o la banca de inversión); hasta cambios en el poder financiero mundial (el ascenso de China e India, entre otros mercados 'emergentes').

Pero quizás el mayor dilema que enfrentan las empresas respecto a la innovación es que el concepto de 'innovación' en sí debe ser constantemente repensado para que siga siendo pertinente.

Observa el recientemente publicado Barómetro Global de Innovación de GE, un estudio global que encuestó a cerca de 3,000 altos ejecutivos de 22 países de todo el mundo.

El 92% de los encuestados dijo que la innovación es "el ingrediente principal para una economía nacional más competitiva" y el 86% dijo que "la innovación es la mejor manera de crear puestos de trabajo" en sus países. Esto no es de extrañar.

Pero entonces surge otra estadística fuerte: 88% dijo que las empresas innovarán en formas que son "totalmente diferentes que nunca antes" en el siglo 21. Sí, ésta es un excitante conclusión con visión de futuro, pero también es desalentadora.

La apuesta se ha elevado: ya no es suficiente querer crear 'el iPod' de una industria determinada y seguir los pasos muy admirados de Apple. Las empresas tienen que "pensar diferente", como Steve Jobs siempre alentó a su equipo a hacerlo.

Por supuesto, simplemente copiar la manera en que una empresa exitosa hace las cosas 'diferente', no garantizará automáticamente resultados paralelos. Hay que repensar lo que significa 'pensar diferente' en 2012, para ti.

¿Están resultando los esfuerzos de innovación de tu empresa en un trabajo único con visión de futuro? ¿Tienes políticas de recursos humanos originales para retener a tus mejores elementos y para reclutar y retener a la próxima generación de líderes? ¿Tu propio estilo de gestión te ayudará a definir, o reflejar, al menos, las estrategias de negocio ganadoras de la década de 2010, y no las tácticas de liderazgo obsoletas de la década 2000?

Estas preguntas, que pueden ser difíciles de enfrentar y responder, no sólo son buenas para innovar tus ofertas, sino que son generalmente buenas para los negocios también. Atreverse a ser diferente y no sólo pensar diferente puede cosechar dividendos a largo plazo.

En otras palabras, hacer negocios como siempre podría significar estar fuera del negocio antes de lo que imaginas. Apartarte de la tradición, es decir, conducir tu negocio tan inusualmente como te sea posible, podría mantenerte en el negocio durante más tiempo que el que tus críticos y competidores esperan; como IBM y Google han demostrado.

En 2007, sólo hace media década, Gary Hamel escribió acerca de la urgencia de que las empresas se comprometieran a innovar en la gestión, y destacó dos factores de la innovación gerencial en su libro, The future of Management.

Detalló cómo Google e IBM constantemente se reinventaban a sí mismos en ese entonces; y hoy en día siguen haciéndolo. IBM ha celebrado su aniversario 100 porque siempre está cambiando de forma, como es sabido y constantemente se libera de sus negocios principales para evolucionar desde ser un fabricante de hardware a un proveedor de servicios y líder de pensamiento. Su capacidad de adaptación ha sido su fortaleza; y está lejos de ser una reliquia.

Google se trasladó ágilmente a los sistemas operativos móviles, vehículos no tripulados, y numerosas otras direcciones que nunca hubieras imaginado que el gigante de las búsquedas perseguiría a finales de 1990, cuando era un competidor de Yahoo!

Entonces, ¿cómo llegar a ser más flexible y adaptativo como corporación, o dentro de una corporación? ¿Cómo puedes, como ejecutivo, gestionar mejor la creatividad en medio del caos? Ciertamente, ¿cómo puedes redefinir la innovación? Vale la pena intentar estas tácticas.

1. Trata de romper con los modelos de negocio estándar. Toma como ejemplo a Sanofi, que a principios de febrero pasado anunció que sus ganancias trimestrales subieron, y que probablemente las ventas crecerían por lo menos 5% en promedio entre 2012-2015.

El gigante farmacéutico enfrenta patentes a punto de expirar en conocidos medicamentos como Plavix, pero está extendiéndose a nuevas áreas con nuevos giros audaces. Uno de ellos es la de soluciones para la diabetes, para lo cual Sanofi convocó un concurso abierto para los desarrolladores de aplicaciones de telefonía móvil para diseñar herramientas para el manejo de la diabetes, como servicios que vigilen y analicen el consumo de alimentos.

El objetivo es buscar aplicaciones nuevas y luego comercializar el ganador como un producto de Sanofi; lo cual no tiene nada que ver con el anterior modelo de negocio de la empresa que se enfoca en la fabricación de medicamentos.

2. Contrata diferentes tipos de empleados. En frog, contratamos a personas con distinta experiencia profesional para gestionar una empresa de consultoría global de innovación.

Junto con graduados de MBA, ingenieros y diseñadores industriales, hemos añadido a ex trapecistas y graduados de estudios actorales a nuestro equipo, para ayudar a dirigir proyectos de soluciones de tecnología y estrategias de negocios para las compañías de Fortune 500.

Hemos encontrado que una gran variedad de perspectivas inteligentes y experimentadas a menudo puede conducir a un espectro de nuevas formas de pensar y hacer. IBM sabía esto: la empresa contrató a diseñadores como Charles y Ray Eames, e incluso al escultor Isamu Noguchi, para asesorar en proyectos de innovación en los años 1950 y 1960.

3. Aprovecha los datos para comprender mejor a tu cliente, pero no seas un 'Big Brother'. Utiliza la recopilación de datos para ayudarte a entender lo que puedes arreglar y mejorar acerca de tus productos y servicios con base en información real, no sólo lo que puedes vender a un público objetivo en particular.

Una investigación de McKinsey ha mostrado, por ejemplo, que McDonald´s rastrea y analiza el tráfico de clientes para rediseñar las tiendas y tener un mejor flujo, y que algunos fabricantes de hardware para empresas de informática están programando reparaciones preventivas con base en los datos del usuario.

4. Adopta las redes sociales como algo más que plataformas de publicidad. En vez de eso, considera los sitios de redes sociales como plataformas para la investigación libre de ideas de productos y servicios, como Grant McCracken, autor y socio de investigación del MIT, sugirió recientemente en una entrada de blog en Harvard Business Review.

Evita tener la típica reacción instintiva a cada nueva plataforma social popular -"¡Vamos a obtener de inmediato una cuenta corporativa y vamos a utilizar esto para mercadotecnia!"-, en un intento por mostrar que sigues siendo actual.

Por muy tentador que sea, puede conducir a la pérdida de tiempo y recursos. Más bien, permanece actual dedicando energía del personal al uso de estos sitios para encontrar inspiración oportuna.

Pregunta al personal si existen tendencias culturales, estéticas o de conducta en espera de ser descubiertas en sitios como Pinterest, que pudieran materializarse en un proyecto en curso.

Un ejercicio de este tipo podría ser una actividad enfocada y útil de investigación y desarrollo, y podría dar lugar a nuevas y oportunas ideas; mientras hace un uso racional de las redes sociales. Y lo mejor de todo, por lo general es gratuito.

Estos consejos son sólo puntos de partida, por supuesto; y sin duda pretenden ser editados y modificados de modo que se ajusten a los objetivos de tu empresa. Porque si no tratas de hacer eso, ¿estarías pensando como un verdadero innovador?

Doreen Lorenzo (@doreenl) es presidenta de la firma de innovación Global Frog y vicepresidenta ejecutiva y gerente general de Aricent Group, la empresa matriz de Frog.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Doreen dirige la estrategia de la compañía Frog y supervisa sus operaciones en todo el mundo. Durante sus 14 años en la firma, ha sido fundamental en la reestructuración de la compañía, llevándola de una boutique de diseño tradicional a convertirse en una de las mayores empresas de innovación en el mundo, asegurando una amplia base de acuerdos con una gama de clientes de Fortune 500.

Se desempeña como miembro del Consejo de la Agenda Global sobre Tecnologías Emergentes 2011-2012 del Foro Económico Mundial.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×