Ventajas de ‘alimentar’ a tu personal

Las pequeñas empresas pueden ofrecer ayuda alimentaria para impulsar la productividad y la salud; la OIT considera que una mala dieta merma hasta en 20% la operación de las compañías.
comidaempresa  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un trabajador mal alimentado es un riesgo para las empresas que van iniciando. Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) arroja que la mala dieta de los empleados puede generar una merma de 20% en la productividad de las organizaciones. 

"Una dieta adecuada genera mayor productividad, menos ausentismo, mejor clima laboral, además de un mayor compromiso con las labores a desarrollar", señala Adolfo Álvarez, director de mercadotecnia de Edenred, una empresa especializada en vales y beneficios para empleados.

En 2011 se aprobó la ley de ayuda alimentaria para los empleados, que permite a las empresas ofrecer esquemas para que exista una dieta favorable para los colaboradores, tales como servicios de comedor o vales de restaurantes.

La Organización Mundial de la salud estima que en el 2015 la diabetes se colocará como una de las mayores causas de discapacidad entre trabajadores, mientras que la obesidad será considerada un problema de salud mayor.

"México tiene el primer lugar mundial en obesidad infantil y eso es un foco de riesgo porque significa que, en unos años, los trabajadores serán propensos a experimentar periodos largos de incapacidad derivados de complicaciones por sobrepeso y diabetes", advierte Paul Frenk Barón, médico internista e investigador clínico.

De acuerdo con el especialista, en Estados Unidos, la muerte de un trabajador por obesidad o diabetes representa una pérdida de 10,000 dólares como mínimo para las empresas.

Edenred considera que existen diferentes ventajas cuando se tienen planes alimenticios para los empleados, toma nota:

1. Beneficios Fiscales: Al igual que los vales de despensa, el otorgar vales de restaurante no genera IETU ni ISR, además, el monto que se le asigna a los trabajadores tiene los mismos beneficios fiscales que otorgar herramientas de trabajo; esto permite que la compensación de los empleados crezca sin que el costo para las empresas aumente de manera exponencial.

2. Ahorros para ambas partes: Las empresas que cuentan con oficinas pequeñas y no pueden dotar a las instalaciones de una cocina y comedor pueden otorgar una prestación alimenticia y no gastar en las modificaciones que requiere un inmueble para tener un lugar adecuado para comer. Edenred estima que, por su parte, los trabajadores ahorran entre 15 y 25% de su presupuesto destinado a comida.

3. Mejor salud: Los empleados recurrirán menos a la comida en establecimientos informales, lo que reduce las enfermedades estomacales y con ello el ausentismo, además de que tendrás colaboradores con mejor estado de salud y ánimo.

 

 

Ahora ve
Apple, Shazam y el bitcoin dan las noticias del día en tecnología
No te pierdas
×