Emprendedores que ‘iluminan’ su negocio

La empresa mexicana ‘Diez’ fabrica lámparas con diseño contemporáneo y realiza una labor social; ‘Gramos de conciencia’ es el nombre de la asociación con la que buscan lograr misiones altruistas.
gramos  (Foto: Cortesía Gramos de Conciencia)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En 2006, un trío de diseñadores decidió iniciar una empresa para fabricar lámparas con modelos contemporáneos. Gina Diez Barroso, Allegra Dayan y Rodrigo Fernández tenían claro que querían tomar un lugar importante en el mundo de la iluminación decorativa y a seis años de haber creado la marca Diez, ahora incursionan en un proyecto de conciencia social

"Cuando la marca nació tuvimos un cliente en Estados Unidos que permitió que nos expandiéramos de manera acelerada, durante seis años nos hemos dedicado a posicionar la marca y lo hemos logrado a través de proyectos de gran escala", explica Rodrigo Fernández.

La marca Diez es responsable de la iluminación del hotel Carlyle, en Nueva York, el hotel St Regis y el Restaurante Corazón, ambos en la Ciudad de México, entre otros, los diseños de las lámparas se distinguen por la creatividad y la calidad de la elaboración.

"Nuestras lámparas no son baratas, pero tienes la certeza de que tendrás un diseño auténtico, los mejores materiales y las mejores técnicas. Si llevan un baño de níquel tendrán el mejor baño de níquel", afirma el diseñador.

La apuesta de Diez es tener diseño contemporáneo mexicano que pueda competir como una oferta atractiva en cualquier parte del mundo.

"Es momento de dejar claro que los que está hecho en México puede posicionarse dentro de la oferta de diseño más vanguardista a nivel mundial, no todo lo artesanal tiene motivos típicos, podemos darle un giro e imprimir creatividad a los diseños", afirma.

Ofrecen ‘Gramos de conciencia'

Con la expansión y el reconocimiento ha llegado también la necesidad de compartir el éxito y dar un giro social a su labor.

En opinión de Rodrigo Fernández, es importante que las empresas impulsen un cambio positivo en la sociedad y ayuden a combatir problemáticas comunes, por ello, Diez trabaja ahora en un proyecto creativo de recaudación de fondos.

Gramos de conciencia es una asociación que se dedica a recaudar fondos a través de la venta de artículos de diseño como libretas, artículos de baño y joyería, los cuales son donados por diseñadores que realizan colaboraciones especiales para el proyecto.

El dinero recabado se destina a casos particulares de apoyo, su primera donación fue para el Centro de Cirugía Especial de México, las utilidades de la venta, ayudaron a que un niño pudiera tener una serie de cirugías para corregir su paladar hendido.

En su fase inicial, el proyecto cuenta con un "punto de conciencia" donde se venden distintos productos con mensajes positivos y está ubicado en el centro Blend México.

Entre los planes de la Asociación, figura la celebración de convenios para establecer máquinas expendedoras en universidades para la recaudación de fondos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Al abrirnos a lo que ocurre en nuestro entorno encontramos la historia de un indigente, nos preguntamos cómo pudo llegar al extremo de no tener donde dormir ni qué comer y nos encontramos con que había sido un trabajador que sufrió un accidente y lleva muchas operaciones, buscamos ayudarlo a levantar un restaurante y que no sólo se libre de la pobreza sino que genere empleos y un bien a la comunidad", explica.

Los proyectos que se apoyarán son elegidos por un consejo de filántropos, que examinan las historias y deciden a quién se canalizarán los recursos, las historias de Gramos de conciencia buscan sembrar un referente de que las empresas pueden crecer no sólo en utilidades, sino de manera humana.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×