Marketing, ¿’el coco’ del emprendedor?

Conoce la importancia de incorporar la comercialización e imagen en tu modelo de negocios; las nuevas empresas deben evitar perder de vista la sustentabilidad como parte de sus propuestas.
marketing internet  (Foto: Photos to go)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para que las buenas ideas se conviertan en negocios, la clave es la composición y estrategia de tu empresa. Contar con una estructura de marketing puede hacer la diferencia entre un buen proyecto y un emprendimiento exitoso.

"El primer reto que enfrentan las buenas ideas es aterrizar en un producto o servicio con forma y precio definidos; el emprendedor debe tener nociones del mercado al que buscará penetrar y convertir su modelo en un esquema rentable a prueba de adversidades", explica Marco Herrera, presidente de Grupo Public International.

Esta semana, Marco Herrera fue responsable de la impartición de un taller a los participantes del certamen Cleantech Challenge, en el que se abordaron diferentes nociones de marketing y relaciones públicas.

En opinión del especialista, el emprendedor debe definir su modelo de negocios sin perder de vista la estrategia de comercialización, posicionamiento y difusión.

"Los procesos, equipo de trabajo y modelos financieros son ejes fundamentales; sin embargo, la estrategia de relaciones públicas y marketing son factores que dependen de las habilidades de socialización y deben cultivarse", señala.

El primer paso para dar forma a la idea es modelar la oferta de tu negocio a las necesidades del mercado, una vez que tienes un producto que se ajusta a una necesidad del mercado estarás listo para trabajar en la construcción de un vínculo con tus consumidores.

Existe un modelo denominado de las 4P, que tiene que ver con la definición del plan comercial de tu empresa, esto puede ser una guía para quienes tienen una idea de negocio que necesitan aterrizar, toma nota:

Primera P: Producto, generar la solución a un problema ambiental a través de un mecanismo de recolección de agua de lluvia (por ejemplo), no será un negocio efectivo a menos que definas un producto o servicio que implique rentabilidad.

Segunda P: Plazas para vender. Delinea un mapa de las zonas en que iniciaras con la distribución de tus productos, evalúa los pros y contras de cada área.

Tercera P: Precio. Piensa dos veces antes de fijar el precio de tus productos o servicios, un error de cálculo puede traducirse en pérdidas o en quedar fuera del mercado ante la competencia.

Cuarta P: Promoción: Si tu mercado es masivo, es probable que requieras una estrategia global que implique diferentes canales de comunicación; sin embargo, cada empresa tiene necesidades específicas de difusión que deben adaptarse dependiendo del mercado.

 

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×