Que tu negocio sobreviva al divorcio

Terminar un matrimonio nunca es fácil, pero se dificulta más si existe una empresa en común; el mejor consejo es ser transparente para acordar cuántos activos del negocio retendrá cada quien.
partner  (Foto: Getty)
Brandon Southward

Esta es una buena razón para prestar atención al viejo refrán de no mezclar los negocios con el placer: cuando los cónyuges que resultan ser socios de negocios -y hay muchos de ellos: 3.7 millones de empresas, de acuerdo con datos más recientes del Censo de Estados Unidos- se divorcian, el drama y las emociones de la situación en ocasiones pueden poner la empresa en riesgo.

Charley Moore es el fundador y presidente ejecutivo de Rocket Lawyer con sede en San Francisco, que proporciona orientación jurídica en línea sobre asuntos que van desde acuerdos prenupciales hasta la incorporación de empresas; lo cual lo convierte en un recurso ideal en el tema de los negocios y las rupturas de pareja. Estos son algunos consejos para facilitar la transición del divorcio cuando el negocio está en juego.

Entérate: El 10% de mexicanos 'hackea' a su pareja

Sé racional y comprometido

“El divorcio obviamente es algo muy emocional. Un divorcio complicado puede empañar la marca y afectar las relaciones con sus consumidores”, dice Moore. Un ejemplo de alto perfil fue el divorcio del expropietario de los Dodgers de Los Ángeles, Frank McCourt, y su esposa, que erosionó aún más su relación con la base de fanáticos y en última instancia lo llevó a vender el equipo. Antes de que los socios se casen -o si un empresario pretende incluir a su prometida en el negocio- Moore recomienda un meticuloso acuerdo prenupcial que incluya el establecimiento de una propiedad separada, la documentación de la sociedad del negocio, un plan de sucesión y la identificación de los roles que cada cónyuge desempeña en la empresa.

Artículo relacionado: Internet, 'hervidero' del sexo y el amor

Moore admite que estas son conversaciones difíciles, pero importantes, no es diferente de conseguir un seguro para cualquier otra cosa en tu vida: “Si hay una posibilidad 50/50 de que puedas perder tu negocio ante una inundación, compras un seguro contra inundaciones”.

Contrata a un valuador independiente

Durante un divorcio, la valoración del negocio es una de las primeras cosas que suceden. Cuando los socios no son propietarios o accionistas igualitarios en una empresa, el valor de la empresa y el método de valoración utilizado -ya sea que esté basado en activos, ingresos, comparaciones de mercado y descuentos tomados- pueden ser objeto de controversia entre las partes. Moore argumenta que contratar a un tasador independiente es crucial para evitar un desacuerdo sobre el valor de la empresa. “El dueño principal del negocio argumentará para reducir el valor de la empresa, mientras que el socio no principal querrá elevarlo”, dice.

Conoce la ley local

Hay dos tipos comunes de jurisdicciones de “patrimonio intangible” que se observan al evaluar el valor: el “patrimonio empresarial” y “el patrimonio personal”. “El patrimonio intangible personal” es la reputación o patrocinio que da un socio individual al negocio (a veces llamado 'cartera de negocios') y el patrimonio empresarial de la compañía es la reputación del negocio en su conjunto”, señala Moore.

Artículo relacionado: Que el amor no te cueste caro

La legislación estatal varía en la forma de distinguir entre los dos tipos. Algunos ni siquiera hacen una distinción entre los dos y permiten que ambos tengan una valoración, mientras que muchos excluyen el “patrimonio intangible personal”, pero incluyen “el patrimonio intangible empresarial”. El punto aquí, dice Moore, es saber con qué marco legal estás trabajando: “Para maximizar sus resultados, su abogado y su valuador de negocios deben acordar la estrategia y métodos de valoración, mientras que mantienen un ojo en los casos actuales, y reglas probatorias y estatutos que podrían afectar el resultado”.

Piensa en la transición de roles

Cuando los esposos han trabajado juntos, un divorcio sin duda requiere de un cambio de los roles en la empresa. En muchos casos, un cónyuge puede renunciar a su puesto como miembro del consejo, ejecutivo o socio de la empresa y descifrar eso es parte del proceso de divorcio.

“Si el esposo tiene un nuevo papel, es esencial definir (y potencialmente limitar) con claridad los poderes de toma de decisiones del cónyuge en la empresa, con el fin de evitar controversias futuras”, dice Moore. “Hagas lo que hagas, sé realista acerca de la capacidad de trabajar juntos en el negocio”. Por encima de todo, Moore cree que las parejas que atraviesan un divorcio deben planear la futura relación de trabajo con mucho cuidado, con el fin de no perturbar el negocio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sé transparente

En muchos casos de divorcio, los cónyuges no son honestos acerca de la cantidad de activos que retendrán o sobre el valor de su negocio. Algunos de los métodos más comunes de esconder activos son mediante el pago de deudas falsas o al convertir dinero en efectivo en “bienes móviles” como arte, joyería y aficiones. “Nunca trates de ocultar bienes o hacer algo fuera de lo normal, como un aumento repentino del gasto o cambiar tu modelo de negocio”, advierte Moore. “Esto enviará una señal de alerta en la corte, y eso pondrá en peligro tu empresa o te hará enfrentarte a multas elevadas”.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×