Cómo vender en una economía estancada

En tiempos difíciles no cruces los brazos, mejor diseña estrategias para atraer más clientes; aceptar pagos móviles, utilizar publicidad digital y facilitar el comercio electrónico, las claves.
ventas minoristas  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El lento avance de la economía nacional, la delincuencia, las manifestaciones y la mala planeación de algunas pequeñas y medianas empresas pueden ser factores que las orillan a cerrar. Es momento de renovar la manera en que las empresas hacen negocios, señalaron expertos.

Hasta este 2 de junio, ante el Sistema de Información Empresarial (SIEM), de la Secretaría de Economía, estaban registradas 79,267 empresas en el Distrito Federal, 12,788 menos de las que había en 2013, cuando eran más de 92,000.

El registro ante el SIEM es obligatorio, se realiza después de que el emprendedor da de alta su negocio en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y se renueva cada año. El costo oscila entre 100 y 670 pesos, dependiendo el número de empleados y el giro de la empresa.

El bajo registro de empresas no indica cuántos negocios han cerrado, pero sí muestra que la apertura de empresas ha disminuido y que muchas de las ya existentes no han renovado su registro ante el SIEM.

Aunado a estas cifras, el Banco Mundial presentó su estudio Doing Business en México 2014 en el que pone al Distrito Federal en último lugar para abrir un negocio.

El estudio tomó en cuenta cuatro variables: Apertura de empresas, obtención de permisos de construcción, registro de la propiedad y cumplimiento de contratos.

Para abrir una empresa en la Ciudad de México, el emprendedor deberá invertir seis días y 19.7% de su ingresos para realizar seis trámites. En comparación con Colima, quien obtuvo el primer lugar, sólo se necesitan 3.5 días y la mayoría de los trámites y pagos se hacen en línea.

“Abrir negocios en el DF es más complicado que en Colima porque los trámites y los costos no están homologados en las 16 delegaciones”, aseguró el Presidente de Comisión de Desarrollo Empresarial Coparmex DF, Alán Castillo.

En este panorama económico, “es momento de generar nuevas alternativas de negocio, disminuir costos y gastos”, dijo el director de la carrera de Administración Financiera del ITESM Santa Fe, Oliver Ambía.

Artículo relacionado: Guía para superar una economía estancada.

Revisa tus procesos internos. Pregúntate en qué procesos estás gastando más que no le ofrezcan un valor agregado a tu cliente y elimina gastos. “Revisa tu operación cotidiana, verifica qué puedes hacer de otra forma, quizá con otros proveedores o vía outsourcing”, recomendó Ambía.

Acepta pagos con tarjeta. Ya no es necesario comprometerte a largo plazo con algún banco para adquirir una terminal punto de venta. Sin cuotas mensuales ni una gran inversión, solicita a empresas como iZettle, Clip o Sr. Pago un dispositivo que te permita recibir pagos con tarjeta través de tu smartphone o tablet, y así no perder una oportunidad de venta.

La comisión por uso va desde 3.75% para recibir tarjeta de chip y 4.75% con tarjeta de banda y el costo del dispositivo es de 500 pesos en promedio.

“Aceptar pagos con tarjeta te da un valor competitivo, pues al no haber dinero entre las familias es posible que utilicen sus tarjetas de crédito para hacer sus compras”, dijo Alán Castillo.

Ser flexibles. Analiza en qué otros mercados o nichos puedes incursionar. “Los clientes cada vez son más exigentes y te pedirán modificar tu valor agregado”, adivirtió Ambía. No te cases con una idea de negocio, si ya no hay futuro, adáptate a los nuevos clientes o a las nuevas tendencias del mercado.

Utiliza tus tarjetas de crédito. El uso de la tarjeta de crédito puede ser buena idea si tienes claras las fechas de corte, pago y los montos a liquidar.

“Si los emprendedores le dan un uso correcto a las tarjetas podría tenerse hasta 53 días en promedio de crédito a tasa cero, aunque no se compre a meses sin intereses”, mencionó el vocero de Coparmex.

Las líneas de crédito recomendables para financiar el arranque de un negocio van de 5,000 a 10,000 pesos. En cambio, si se trata de una pyme y necesita comprar insumos podría optar por una tarjeta empresarial.

Conviértete en una empresa digital. Reduce el presupuesto en publicidad tradicional, apuesta por las redes sociales y al posicionamiento en los buscadores. Para ello tienes que ser constante en el envío y aprender a elaborar mensajes que agreguen valor a tu comunicación.

“Las empresas que están invirtiendo en Facebook o Google AdWords tienen 23% más de probabilidad de llegar a sus clientes objetivo”, dijo Castillo.

Haz comercio electrónico. No descartes la posibilidad de darle a tu negocio una visión global. Si contratas servicios de pago como PayPal te permitirá hacer transacciones y vender en línea. “La oportunidad de exportar tus productos está al alcance de un click”, recomendó Ambía.

Fusiones y compras. Aliarse o fusionarse para brindar una oferta más atractiva y ganar mercado es la salvación para tu empresa. “Si cuentas con el capital, compra a tu competencia y gana parte del mercado”, sugirió el líder empresarial de la Coparmex DF.

Busca a tus pares. Pertenecer a alguna asociación, organismo o cámara empresarial te permitirá acceder a redes de contactos con clientes y proveedores que de manera aislada sería difícil conseguir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Recuerda que no estás solo, participa en networking, asiste a ferias, exposiciones y actualízate con conferencias y talleres.

Artículo relacionado: Comercio móvil: futuro de los negocios

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×