5 soluciones que se convirtieron en negocio

Estos emprendedores tomaron como base su experiencia laboral para lanzar empresas innovadoras; sus conocimientos los ayudaron a destacar en el sector de restaurantes, servicios y limpieza.
planta-emprendedor  (Foto: Jupiter Images)

1. Salvando vidas de bomberos

Hace cinco años, el bombero voluntario Zach Green quedó asombrado por lo fácil que era desorientarse en la oscuridad y el humo denso. “Más tarde esa noche vi un informe especial sobre el World Trade Center y este mencionaba cómo la tecnología fotoluminiscente en las escaleras ayudó a la gente a salir”, dijo.

El bombero de Cincinnati desarrolló un prototipo de una banda elástica de silicona que brilla en la oscuridad que se coloca alrededor de un casco.

Funcionó tan bien que Green se dio cuenta de que estaba en camino de algo grande. Pasó los siguientes seis meses fabricando las bandas y promocionándolas en las estaciones de bomberos de la ciudad.

“Gané 5,000 dólares básicamente vendiendo las bandas por mí mismo”, dijo. En 2010, Green lanzó su empresa MN8 FoxFire.

Durante los siguientes dos años, refinanció su casa, puso al límite sus tarjetas de crédito y recaudó 1.5 millones de dólares en capital de riesgo.

Ahora, dijo, sus bandas de seguridad a prueba de calor son utilizadas por más de 60,000 bomberos en todo Estados Unidos y en el extranjero. Él planea expandirlas en estadios, edificios y escuelas de todo el mundo.

2. Novato del año en taller de reparaciones

Jeremiah Graham dice que es un “hombre joven en una industria de hombres viejos”.

El año pasado, Graham, de 33 años, fue declarado 'novato del año' por la franquicia de reparación de carrocerías CARSTAR. Abrió su propia sucursal en la ciudad de Oklahoma hace apenas dos años.

Su éxito no es suerte de principiante, lo atribuye a 15 años de construir su camino a la cima desde abajo.

“Fui mesero en dos restaurantes en Oklahoma City y no tenía ni idea acerca de mi futuro”, dijo. Pero a los 18 años consiguió un trabajo de nivel base en un taller de reparaciones local. A los 25 años se había convertido en gerente general.

Compró el negocio a los propietarios en 2013 y lo convirtió en la primera ubicación de CARSTAR en Oklahoma (hay 410 lugares en Estados Unidos y Canadá).

“Mis raíces obreras me han enseñado a trabajar duro y ser persistente”, dijo. También le enseñó a ser un hombre de negocios inteligente, lo que le valió otro premio en 2014: Vendedor del año de CARSTAR.

3. De lesionado de la NFL a emprendedor

Selvin Young fue un corredor de los Broncos de Denver en la temporada 2007-2008. Pero una lesión acortó su carrera en el fútbol profesional, lo cual le obligó a retirarse antes de tiempo.

Pensó en dos cosas: un deseo de comenzar su propio negocio y lo mucho que solía disfrutar trabajando en proyectos con su padre, un mecánico de metal laminado.

El joven abrió un restaurante de barbecue en 2009 en Houston. “Necesitaba una manera de conseguir más pedidos cuando el tráfico era lento”, dijo. Así que compró un camión de comida, lo modificó y llevó su menú a los caminos.

Vendió el restaurante y los camiones tres años después. “Pero fue el camión lo que se vendió por el doble del costo”, dijo.

Young y su padre lanzaron Custom Food Truck Builders en Houston en 2013. Young dijo que se involucra con cada camión, haciendo la instalación de cañerías, cableado, tubería y soldadura él sí mismo.

Ya ha construido 28 camiones y remolques, y ha vendido cada uno por alrededor de 50,000 dólares; el doble de su costo.

“La demanda es muy alta, y estamos recibiendo solicitudes de todo Estados Unidos y de Japón, Taiwán y Dubai”, dijo.

4. De atender bares a tiendas

Después de atender en bares durante 25 años y tras “rondar” por empleos en fábricas antes de eso, Scott Bennett estaba dispuesto a trabajar para sí mismo.

Sólo necesitaba el concepto correcto. "Todo lo que sabía era que tendría que estar en el negocio de los restaurantes, porque eso es lo que realmente me gustaba”, dijo.

La inspiración llegó cuando Bennett y su esposa, Arianne, visitaron Amsterdam en 2002.

Ambos se enamoraron de la ciudad y de las tiendas de falafel allí. Convencido de que los modernos barrios de DC necesitaban una tienda así, Bennett se puso manos a la obra.

Escribió un plan de negocios, consiguió un préstamo para pequeñas empresas, utilizó 50,000 dólares de su propio dinero, y recurrió a familia y amigos para recaudar 375,000 dólares en capital inicial.

Amsterdam FalafelShop abrió en 2004 en Adams Morgan. Bennett rápidamente franquició el negocio: Hay otras cuatro localidades en la costa este y otras cuatro que se abrirán este año.

5. Un servicio de limpieza

El trabajo obrero era prácticamente todo lo que Ron Holt conoció cuando era niño.

“Mi madre trabajaba en una fábrica de papel y mi padre cavaba zanjas para el gobierno local de la ciudad en Colquitt, Georgia”, dijo Holt.

Pero Holt aspiraba a trabajar para sí mismo. En la universidad, hizo una gran variedad de empleos manuales.

Después de conseguir un trabajo en un laboratorio en Atlanta, siguió tomando empleos temporales para ahorrar dinero.

Cuando había ahorrado 120,000 dólares, renunció a su trabajo, vendió su casa y se mudó a Pensacola, Florida. En 2003, Holt comenzó un negocio de limpieza llamado Two Maids & A Mop.

“Me convertí en ama de llaves, limpié baños sucios y pisos manchados”, dijo Holt. Después de seis meses, introdujo un “plan de pago de desempeño”.

“Esta era nuestra salsa secreta”, dijo Holt. “Le pedí a los clientes que nos calificaran del 1 a 10 y que eso determinaría la compensación del empleado”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La idea despegó. “A los clientes les encantó la idea y eso motivó a los empleados”, dijo. “Nuestro crecimiento fue ridículo después de eso”.

El año pasado, la empresa generó 6 millones de dólares en ventas y empleó a 175 personas en siete estados. 

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×