Además de bancos, ¿quién financia a las medianas empresas?

Sofomes y arrendadoras son algunas opciones de las firmas pequeñas para conseguir créditos; en 2014, el financiamiento para las compañías medianas disminuyó 1.66%, según la Consudef.
Empresario triste  (Foto: Photos To Go)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El financiamiento bancario ha crecido en el último año para el sector empresarial; sin embargo, las medianas empresas recibieron menos créditos en 2014 que en años anteriores.

En 2014, el crédito empresarial representó el 43.1% del total de la cartera de crédito de la banca múltiple, 1.44 billones de pesos, 8% más que en el 2013, según la Comisión Nacional para la Defensa de las Instituciones Financieras (Condusef). 

El 74.3% de los créditos otorgados lo concentran BBVA Bancomer, HSBC y Santander.

Según la Condusef, los bancos siguen mostrando su preferencia por las grandes empresas, pues el 75% del crédito empresarial se destinó a corporativos con más de 100 empleados.

En contraparte, en el caso de las medianas hubo una disminución en la cartera de crédito al reportar 69,429 millones de pesos entregados a 40,933 empresas, lo que representa 1.66% menos respecto a 2013, cuando otorgó 70,605 millones de pesos a 41,041 empresas.

“El 70% de las empresas medianas que buscan un crédito lo utilizan para capital de trabajo como pagar a proveedores, nominas o abrir nuevas sucursales, el 30% restante para comprar maquinaria e insumos, por lo tanto requieren apoyo inmediato”, detalló el socio cofundador de ArCcanto, Arturo Merino.

A diferencia de lo que sucede con las micro y pequeñas empresas para las cuales el Gobierno federal ha lanzado productos de financiamiento en conjunto con la banca, para las empresas medianas no ha sucedido así y no tienen un programa crediticio específico.

De acuerdo con el experto de ArCcanto, para que las empresas medianas obtengan un crédito por parte de la banca puede tardar hasta tres meses.

Pero otras opciones de financiamiento para empresas de este tamaño son las arrendadoras, empresas de factoraje y Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES) a través de las cuales pueden conseguir recursos en mes y medio en promedio.

“La urgencia por conseguir los recursos en las medianas compañías las ha obligado a aceptar tasas de interés más altas que las que ofrecen los bancos, de esa decisión depende el seguir creciendo”, agregó Merino.

Vías de financiamiento como la emisión de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores aún está dirigida a las grandes empresas y los fondos de capital privado se han inclinado por emprendedores y grandes empresas, comentó Merino.

Aunado a la agilidad para entregar los recursos, las instituciones financieras no bancarias piden menos garantías y requisitos a las empresas que solicitan un crédito.

“Esto se debe a que la regulación para los bancos es más estricta y ellos tienden a sobregarantizarse para asegurar el pago del prestamos”, explicó Merino.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×