Crean plataforma para médicos que quieren dejar la medicina

The Drop Out Club ayuda a los médicos a encontrar carreras fuera de la medicina; Los miembros de la red son desde estudiantes hasta médicos con más de 15 años de experiencia.
medicos  (Foto: Reuters)
Parija Kavilanz
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El nombre es muy elocuente: “The Drop Out Club” es el club de los que abandonan su profesión, dejan la medicina para buscar otros horizontes más allá de la bata blanca. Se trata de una plataforma en línea, una red social que está ayudando a los médicos a encontrar carreras fuera de la medicina.

En 1999, seis antiguos compañeros de la escuela de medicina se reunieron para charlar y saber cómo les iba en la vida. Estaban ansiosos por compartir sus experiencias porque cada uno había dejado la medicina para seguir carreras alternas.

Más tarde ese año, Rael Mazansky cofundó un sitio web para que el grupo se mantuviera en contacto. Se convirtió en el Drop Out Club.

Hoy, la plataforma tiene más de 23,000 miembros en 102 países y ha ampliado sus parámetros para incluir a los doctorados en ciencias.

Los miembros abarcan todo el espectro: desde estudiantes de medicina a doctores que llevan más de 15 años ejerciendo, dijo Mazansky.

En 2009, el Drop Out Club también se convirtió en un sitio de ofertas de empleo, explicó Mazansky. La plataforma es ideal para los empresarios que quieren candidatos con conocimientos médicos.

"En las bolsas de trabajo en general, encontrar esos candidatos es como encontrar una aguja en un pajar", dijo Mazansky.

También sirve a los médicos que no son muy duchos a la hora de buscar carreras ajenas a la medicina.

Aunque la inscripción es gratuita, el Drop Out Club cobra a las compañías 500 dólares por publicar una oferta de trabajo. Hasta la fecha, 500 empleadores - incluyendo firmas de abogados, fondos de cobertura y empresas biotecnológicas - han utilizado la plataforma para contratar personal.

Mazansky indicó que las empresas que ofrecen empleo reciben un promedio de 75 solicitudes, e "incluso hasta 200 en algunos casos".

Karine Kleinhaus asegura que gracias al Drop Out Club consiguió su primer trabajo fuera de la medicina. Kleinhaus era gineco-obstetra y también profesora en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Amaba la medicina y la consulta de pacientes, pero se sentía cada vez más abrumada y sobrecargada por el papeleo y la logística asociada a la práctica.

"El entorno ha llegado a ser muy estresante, especialmente en obstetricia", dijo. "No es la parte que atañe a la medicina, sino cosas como la reducción de los reembolsos y los asuntos legales que se acumulan aparte de las largas jornadas."

Descubrió Drop Out Club hace tres años cuando estaba investigando otras opciones de trabajo, en particular en la biotecnología. Kleinhaus se inscribió a la red y en cuestión de semanas obtuvo su primer trabajo como ejecutiva de cuentas con una empresa de comunicaciones y marketing focalizada en la biotecnología.

Laboró allí durante un año y luego consiguió un trabajo como vicepresidente de división de la compañía de biotecnología Pluristem Therapeutics.

"Adoro la ciencia. Mi transición hacia la biotecnología me permite seguir usando lo que aprendí en la escuela de medicina", dijo.

Mazansky señaló que la membresía de Drop Out club se ha duplicado con creces en los últimos 18 meses. ¿Qué está impulsando ese aumento?

"Hay una creciente insatisfacción entre los médicos", afirmó, repitiendo lo dicho por Kleinhaus sobre la burocracia de los reembolsos y los requisitos administrativos. Además de eso, agregó que los médicos sufren el gravoso costo del seguro contra negligencias.

Pero no es fácil para los médicos transitar hacia una carrera totalmente diferente.

"Es difícil porque pasan la mayor parte de su vida formándose y ejerciendo una sola profesión", dijo. "Estamos tratando de ayudarles a explorar otras opciones en las que podrían desempeñarse".

El propio Mazansky se graduó como doctor en medicina e hizo una maestría en administración de negocios en la Universidad de Columbia.

Nunca hizo la residencia y en cambio se metió a trabajar en la banca de inversión. Hoy dirige una firma de inversión centrada en el sector salud (y dirige Drop Out Club con un socio).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Me di cuenta en los últimos años de la escuela de medicina que la medicina no era la carrera que quería", dijo. "Amaba la ciencia, pero sabía que la práctica real no me haría feliz".

 

Ahora ve
“Hay culpa de ambas partes”, dice Trump y se va contra directivos y medios
No te pierdas
×