La start-up más grande de China está en serios problemas

Es la segunda mayor del mundo, pero vendió mucho menos de lo previsto en 2015; se comercializaron 72 millones de dispositivos, lejos de los 100 millones que se esperaban.
xiaomi  (Foto: iStock by Getty Images)
Hope King
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La segunda start-up más grande del mundo podría tener dificultades para cristalizar su plan de seguir creciendo. Xiaomi es un fabricante chino de toda clase de gadgets de bajo costo, desde teléfonos inteligentes y dispositivos wearable, hasta cámaras, televisores y purificadores de aire. Con ellos puedes comprar una pulsera de fitness por 15 dólares y un smartphone de cinco pulgadas por 200.

El eje de la estrategia de Xiaomi ha sido inundar el mercado con dispositivos económicos. Luego, una vez que logra una enorme base de clientes, enlaza todos sus productos a un "ecosistema" similar a lo que tienen Apple y Google con iOS y Android. Una vez que hace eso, puede vender complementos de software y aplicaciones a las masas. Así es como la empresa obtiene actualmente la mayor parte de sus ganancias.

Pero la cifra estimada de ventas para 2015 no luce bien, de acuerdo con Edison Investment Research, y ello podría dar pie a una larga cadena de consecuencias.

El analista Richard Windsor cree que Xiaomi podría haber vendido solamente 72 millones de dispositivos en 2015, muy por debajo del mínimo previsto por la compañía de 80 a 100 millones.

Asumiendo que la estimación sea correcta, Windsor cree que las ventas de Xiaomi podrían haber reportado un crecimiento inferior a 10% en 2015. En comparación, aumentó 211% en un trimestre en el año 2014.

"Aun cuando esto no es necesariamente un problema para la empresa en sí, es un gran problema para la valoración... y la capacidad de Xiaomi de reunir capital", escribió Windsor.

Y la incertidumbre sobre su capacidad para atraer inversión, sumada a la desaceleración de las ventas, podría ser perjudicial.

Xiaomi necesita dinero para desarrollar nuevos servicios para su hardware de suerte que las personas pasen más tiempo con sus dispositivos, ya que así tienden a comprar más software, que es el que en realidad genera ganancias.

Mientras tanto, sus principales competidores tienen las arcas llenas y la capacidad de invertir fuertemente en sus plataformas, señaló el especialista.

Xiaomi, que no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios, está actualmente valorada en 46,000 millones de dólares (mdd), según CB Insights, casi la misma capitalización de mercado de Sony. Uber es la única startup con una valoración más alta, de 51,000 mdd.

Pero los analistas de Edison Investment Research no están de acuerdo con esta valoración. Creen que Xiaomi sólo vale 5,900 mdd, menos del 15% de la cifra popularmente citada.

¿Por qué esa enorme discrepancia? Porque Xiaomi a menudo es considerada como la 'Apple de China' y esta comparación es errónea, asegura Windsor.

"Con el bajo crecimiento actual, ahora es imposible justificar una prima superior a la de Apple", dice. "Se adivina un año muy duro".

Xiaomi fue fundada hace menos de cinco años. En ese momento, la start-up prosperó hasta convertirse en uno de los dos principales fabricantes de smartphones en China, destronando a Apple y Samsung. Pero su éxito fuera del país ha sido limitado.

En 2013, la empresa comenzó a expandirse agresivamente en el extranjero tras contratar a Hugo Barra, antes en las filas de Google. El ex jefe de producto para Android es ahora vicepresidente de operaciones globales de Xiaomi.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La firma china fue noticia en 2015, cuando estableció un récord Guinness por haber vendido la mayor cantidad de teléfonos móviles en un día y abrió su primera tienda en línea en Estados Unidos.

 

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×