Promesa 1990: El matemático que multiplica tus ventas a través de la nube

Ignacio Vizcaíno desarrolló un software empresarial que se ha ido adaptando a los cambios tecnológicos desde 1990.
conquistó a clientes en más de 20 países con Crescendo, su software empresarial.
Ignacio Vizcaíno  conquistó a clientes en más de 20 países con Crescendo, su software empresarial.  (Foto: Jimena Tolama)
Por: JIMENA TOLAMA
  • Ignacio Vizcaíno integró la primera generación de 30 promesas de Expansión, en 1990.
  • Desarrolló Crescendo, que optimiza los procesos de las pequeñas y medianas empresas.
  • Desde 2014 dejó de vender el software. Ahora lo renta en la nube.
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La optimización en los procesos de negocio para lograr mayor rentabilidad ha sido parte fundamental del crecimiento de las empresas en los últimos 20 años. El matemático mexicano Ignacio Vizcaíno vio un área de oportunidad en 1990. Los sistemas existentes en aquel entonces aportaban soluciones a diferentes áreas, como a los contadores o almacenistas, pero no a la alta dirección.

Fue así que Vizcaíno desarrolló Crescendo, un software de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), que proporciona información estratégica para la toma de decisiones, traduciéndola en menores costos y mayores ventas para las empresas cliente. Hoy, el software de la compañía abarca, además del ERP, sistemas de business intelligence, CRM, e-commerce, supply management y POS.

Aquel año, el hoy empresario fue seleccionado para integrar la primera generación de las '30 Promesas en los 30' de la revista Expansión. Su nombre figuraba al lado de empresarios en potencia como Alejandro Ramírez, hoy director general de Cinépolis, y Alberto Torrado, actual presidente del Consejo de Administración de Alsea.

“En estos 26 años que ya cumplimos con el producto, ha habido una tremenda evolución, desde trabajar con el sistema operativo DOS, pasando por Windows y hoy ya estamos en la nube”, dice Vizcaíno.

El nombre Crescendo define la historia de la empresa -en aquel entonces llamada Businessware-, que al igual que su significado en italiano ('creciendo'), se ha ido transformando según los cambios y necesidades del mercado hasta ser conocida actualmente como CresCloud.

Su propuesta es muy similar a lo que hacen sus competidores nacionales como Intelisis, de Grupo Carso, e internacionales como SAP, Oracle y Microsoft. La diferencia, según Vizcaíno, es que CresCloud ofrece todo en paquete y a la medida. “Ellos no tienen todo lo que nosotros juntos. Además toda la infraestructura es nuestra, la desarrollamos, administramos y adaptamos a las necesidades del cliente”, dice.

En los últimos años la empresa registró un incremento acumulado del 70% en sus ventas anuales. En 1990 vendió 500 sistemas y al cierre del 2015 sumó cerca de 30,000 vendidos en más de 20 países.

A la conquista de ‘peces gordos’

Los principales clientes de CresCloud son las PyMEs dedicadas a la comercialización y distribución. Sin embargo, ha vendido el software a compañías como Nestlé, Fedex, Comex y Casa Marchand, el mayorista de papelería más grande de México y uno de sus casos de éxito más significativos.

“Hemos hecho alrededor de 110 reingenierías en todos estos años. En el caso de Casa Marchand, en 1999 hicimos que su facturación pasara de 40 millones de pesos a más de mil millones de pesos de ventas anuales”, cuenta el empresario.

Sin embargo, como en cualquier proceso de optimización, la sombra de los despidos se hace latente. Según Vizcaíno, cuando en Estados Unidos una empresa anuncia un proceso de reingeniería, las acciones suben, pero surgen problemas con el sindicato por temores a un recorte de empleos.

De acuerdo con el más reciente pronóstico del Foro Económico Mundial, los procesos de digitalización acarrearán la supresión de cinco millones de empleos en los próximos cinco años en las mayores economías mundiales.

“En México no sucede esto porque la optimización no va por la reducción de gente, sino por aumentar la productividad. Cuando Marchand me contrató tenía 75 personas y cuando yo dejé al cliente ya tenía más de 800”, dice.

De esta forma, continúa Vizcaíno, el objetivo de CresCloud es conectar y simplificar las actividades de trabajo hacia las partes productivas de un negocio, de manera que se haga más rentable.

Resistencia al cambio, obstáculo constante

Ignacio Vizcaíno prevé cerrar el 2016 con una facturación aproximada de dos millones y medio de dólares. “Hay algo importante aquí: Antes vendíamos el software como si compraras un office pack y desde hace dos años decidí ya no venderlo sino rentarlo en la nube”, explica.

Con esto, CresCloud dejar de recibir el ingreso fuerte de una venta, pero con la renta éste se vuelve fijo y entre más clientes sume, el beneficio aumentará.

Sin embargo esto ha significado que varias empresas se rehúsen a rentarlo por preferencia a poseer el sistema físicamente. “Ese cambio de cultura nos ha costado, pero yo tomé la decisión porque sé que es lo que va a evolucionar”, asegura Vizcaíno.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para los próximos 10 años el matemático se ve como líder en materia de software de negocios en México gracias al apoyo de tres inversionistas que vieron un futuro prometedor en su negocio: el ex presidente de Dell Latinoamérica, Peter Wiegandt, el ex CEO de Comex, León Cohen, y el ex director técnico de Dell, Francisco Lucio.

“Yo creo que vamos a dar un giro más grande. Los objetivos los estamos cumpliendo y vamos a ser un parte aguas”, concluye.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×