4 pasos para detonan el emprendimiento femenino

Buscar modelos a seguir o crear redes de contactos son algunos de los pasos a dar.
es uno de los principales requisitos para impulsar que haya más mujeres empresarias
Crear networking  es uno de los principales requisitos para impulsar que haya más mujeres empresarias  (Foto: Prometeo Lucero)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Mal hace la gente en pensar que el dicho 'Mujeres juntas ni difuntas' es verdad. Las mujeres deben unirse para crear redes de networking, mentoring y coaching que les permitan conocer de los errores de otras y disminuir o eliminar la curva de aprendizaje durante el emprendimiento, aseguraron expertos del ecosistema emprendedor.

Durante su participación en el Women´s Forum México, Hernán Fernández, cofundador de la red de inversionistas Angels Ventures México; Rosario Pérez, CEO de Pro Mujer; Juana Marcela Ramírez, CEO de SOIHN (Soluciones Hospitalarias Integrales), y Silvia Taurozzi, consejera global en Agribusiness compartieron las herramientas que hacen a las mujeres de negocios más fuertes.

1. Inversionistas mujeres

Hernán advirtió que México está pasando por una nueva época emprendedora, donde los viejos emprendedores se están convirtiendo en inversionistas de nuevos proyectos.

“Se están completando círculos virtuosos. Emprendedores de 40 o 50 años venden sus empresas y regresan a invertir en un emprendedor”, describe. “Se ve al emprendedor como un producto de inversión para transformar a la economía”, agregó.

En la red que agrupa a 250 inversionistas, la presencia de mujeres es escasa, pues solo hay 18. Hay emprendedores que concursan por recursos pero que aseguran que si una mujer los hubiera evaluado, seguramente sus proyectos los hubieran obtenido.

2. Negocios formales

En México hay muchos micronegocios comandados por mujeres, el problema de que no crezcan ni se profesionalicen es que viven en la economía informal y eso lleva al riesgo de no poder acceder a capital.

Las mujeres pasan cuatro horas más que los hombres atendiendo las cuestiones del hogar y la familia, eso hace que escojan negocios que no tengan los mejores márgenes y por lo tanto son difíciles de crecer

dijo Rosario Pérez.

Por lo tanto el apoyo que los mentores les den a las empresarias debe ser práctico, porque las empresarias no tienen tiempo y están pensando en dos cosas al mismo tiempo: negocio y familia.

3. Modelos a seguir


Silvia Taurozzi asegura que ella cree en la meritocracia, para ella prepararse para ocupar un puesto y ganárselo a pulso, vale más que estar ahí por ser simplemente mujer. Es así como se construyen modelos a seguir, asegura.

“Yo estudié una ingeniería y en mi salón de clases sólo éramos el 5% mujeres. Cuando entré a la industria de agronegocios también conviví con hombres y mis dos mejores mentores han sido hombres, durísimos”, comentó.

A lo largo de su carrera fue vista por otras mujeres como modelo a seguir sin darse cuenta, así que formó una asociación de mujeres empresarias para que compartan experiencias, sentimientos y emociones, como no pueden hacer entre hombres.

4. Networking de valor

Juana Ramírez, de SOIHN , que llegó de Colombia a México hace 10 años, “sin conocer a nadie, con 100 dólares y una propuesta de trabajar en una empresa que no conocía”, aseguró que lo más importante para crecer como mujer empresaria es relacionarte con otras empresarias. Es decir, crear networking.

“El networking es una responsabilidad compartida, tanto de la sociedad, las aceleradoras, las instituciones, pero también de los emprendedores”, dijo.

Para conseguir los apoyos que impulsen a sus empresas, las emprendedoras deben investigar a qué reuniones ir, cuándo ir, cómo prepararse, qué decir. “Pues solo se tiene una oportunidad”, agregó.

Ahora ve
‘Una ola de mujeres’ defiende el aborto dentro de un barco en costas mexicanas
No te pierdas