La start-up que creó una app escolar para conectar a maestros y alumnos

Schoolcontrol desarrolló una herramienta que ayuda a los maestros a mejorar la participación de los niños en el aula.
Control escolar  Schoolcontrol dará servicio en el nuevo ciclo escolar, que inicia este lunes, a 74 escuelas en 14 estados del país.  (Foto: Foto: Cortesía de Schoolcontrol)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Es cierto, la tecnología ha logrado colarse a los genes de los niños desde que nacen. Nativos digitales, los definió el escritor y experto en educación Mark Prensky en 2001 pues, al estar rodeados de diversas pantallas y conectividad, desarrollan otra manera de pensar y de entender el mundo.

Esto trae consigo nuevos retos para la enseñanza en las escuelas, principalmente la manera de comunicar de los profesores. Las formas de planear las clases o dar incentivos a través de sellos y estrellas en la frente están evolucionando y una start-up mexicana, Schoolcontrol, ya trabaja por acercar a niños y autoridades –en su mayoría baby boomers- en el salón de clase.

Comenzó a operar en el ciclo escolar 2012-2013 en la Ciudad de México como una plataforma de información que fortalecía el contacto entre colegios privados, padres y alumnos a través de la digitalización de las circulares: tareas, calendarios de eventos y fechas de pago.

Y desde el ciclo 2015-2016 ofrece una aplicación para los maestros que incentiva la participación de los niños de kínder, primaria y secundaria (K12) en el salón y los ayuda a tener mejor control sobre el grupo a través de insignias digitales.

“No todos los profesores son muy buenos con los niños y hay algunos que pierden mucho tiempo al tratar de poner orden”, dice el cofundador de la empresa, Rubén Ximenez, quien junto con la CEO, Arali Camacho, formó parte de la edición 2013 de Emprendedores del Año de Expansión.

A esto se añade que 60% de los niños y niñas de la región obtienen su primer aparato móvil a los 12 años, algo que hace que uno de cada cinco navegue por la red más de dos horas al día, según estima el estudio ‘Los derechos de los niños en la era de internet: América Latina y las nuevas tecnologías’, de la CEPAL y Unicef, el potencial de distracción se multiplica.

De ahí la necesidad de Schoolcontrol por desarrollar una herramienta que captara la atención del alumno para con el profesor en su mismo lenguaje: el digital.


La aplicación funciona a través de insignias digitales en forma de estrellas o animales que representan tipos de fortalezas, habilidades y conocimientos, que el niño recolecta en una tableta –otorgada por la escuela o los padres- cada vez que tiene una interacción positiva con el profesor, quien registra las participaciones desde su propio aparato móvil y las envía al alumno con mensajes personalizados a modo de motivación.

En el caso de los más pequeños, los de Kínder, no necesitan de la lectura y la escritura, ya que todo es a través de símbolos. “Así como entienden la M de McDonald´s y saben lo que significa, pueden identificar estos ‘sellos’”, agrega Ximenez.

A dos meses de haber concluido el último ciclo escolar -y primero en el que aplican la herramienta-, las insignias elevaron 20% la atención y participación de los alumnos en clase en los 50 colegios privados a los que Schoolcontrol da servicio actualmente, en 12 estados de la República Mexicana.

Conexión 360

El director de Industria de Tecnologías de Información en la Fundación México Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), Iván Zavala, opina que cada vez incrementa más el interés de las escuelas privadas de acercarse a los niños a través de la tecnología. Pero el reto está en el uso que se le dé a las herramientas.

La aplicación, además de facilitar al maestro otras actividades de gestión, como un calendario dinámico de tareas, mantiene atentos a los padres de familia del desempeño diario de sus hijos a través de fotografías, mensajes directos y del envío de las mismas insignias que reciben los niños.

“Normalmente, los colegios sólo se comunican con los padres para cobrar o informar sobre algún comportamiento negativo. Aquí intentamos enfocarnos en lo bueno que hacen sus hijos”, dice el emprendedor, que asegura que esto les ha ayudado a posicionarse y a diferenciarse de la competencia.

Ximenez afirma que aplicaciones y plataformas escolares surgen todos los días. En el país existen alrededor de 35 que compiten directamente con ellos, como Servoescolar –con 26 años de experiencia y alrededor de 1,000 colegios en su portafolio-, Algebraix, Academic Manager y Academic Control.

“Pero nosotros somos la única que desarrolla algo exclusivo para profesores”.

El secreto de Schoolcontrol es rodearse de ingenieros, diseñadores y, sobre todo, de especialistas en experiencia de usuario. “Nos enfocamos en los detalles más insignificantes, como la dificultad en el tacto por las uñas largas de las madres”, dice el cofundador y agrega que otras plataformas sólo diseñan una herramienta y la dejan igual por siete años.

En tres ciclos escolares la start-up ha modificado Schoolcontrol siete veces a fin de perfeccionar la experiencia de uso en sus cuatro ramos de servicio: directores, padres, alumnos y profesores.

“La clave está en diseñar estrategias de uso de las tecnologías de la información. Las clases de computación son de los años 80, ahora se trata de integrarlas a los nuevos modos de vida y las clases deben ser asistidas por tecnología”, refiere Zavala.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Schoolcontrol ha enviado más de 14 millones de mensajes a los 68,000 usuarios que utilizan la plataforma. Además, nueve de cada 10 padres la utiliza (92%), a diferencia de herramientas competidoras que atraen la atención de dos de cada 10 (23%), según un análisis de la empresa.

Para el nuevo ciclo escolar, que comienza este lunes, la start-up brindará sus servicios a 74 colegios en 14 estados.

Ahora ve
Macri festeja el triunfo de su coalición en comicios legislativos de Argentina
No te pierdas
×