Emprendedores crean bolsos y alcanzan 1 mdd de ventas en 14 meses

Roman Khan y Jennifer Chong lanzaron en octubre de 2014 una marca que los ha llevado a tener un negocio exitoso.
La pareja invirtió 20 mil dólares de su propio dinero y alcanzó 1 millón de dólares de ventas en 14 meses.
Roman Khan y Jennifer Chong.  La pareja invirtió 20 mil dólares de su propio dinero y alcanzó 1 millón de dólares de ventas en 14 meses.  (Foto: CNNMoney)
Por Parija Kavilanz
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Roman Khan, el novio de Jennifer Chong, necesitaba un maletín para el trabajo que fuera elegante y funcional. Sus requisitos eran simples pero difíciles de cumplir: de piel, de buena manufactura, asequible y sin logotipo visible. Como Khan no pudo encontrar nada a su gusto, Chong intervino para diseñarle uno.

"Él y yo somos muy parecidos como consumidores", dice Chong. "Buscamos productos asequibles y de alta calidad, que duren y que no lleven la marca tan visible que parezcamos anuncios caminando". Así fue como nació Linjer, una marca de bolsos de cuero de estilo minimalista para hombres y mujeres.

Lee: Crear más emprendedores, el nuevo marketing de las 'start-ups'

El negocio en línea, que debutó en octubre de 2014 tras una exitosa campaña en la plataforma de crowdfunding Indiegogo, alcanzó 1 millón de dólares en ventas en 14 meses. Sus bolsos, que tienen un precio entre 330 y 715 dólares, vienen en cuatro colores y tres estilos: maletines, bolsos y una mochila de viaje para hombres.

Todas están diseñadas por Chong con el aporte de Khan, quien renunció a su trabajo para convertirse en su socio de negocio. "Hay muchos clientes que esperan de cuatro a cinco meses para recibir su bolso", apunta Chong, quien añade que sus productos ya han creado un culto.

La compañía también ha tenido éxito con su colección de relojes, surgida de otro esfuerzo de crowdfunding que recudó 965,000 dólares. Chong espera que las ventas totales de la compañía asciendan a 3.5 millones de dólares en su segundo año. Y aunque la historia parece cuento de Cenicienta, la compañía ha afrontado grandes desafíos para satisfacer la demanda.

"Originalmente estábamos en camino de alcanzar 5 millones de dólares en ventas [este año], pero nuestra producción no puede igualar la demanda en este momento", admite la emprendedora.

Lee: ¿Tiempo libre en el trabajo? Úsalo para emprender

Chong y Khan no estaban preparados para lo que vino. "Teníamos que encontrar una manera para que nuestra cadena de suministro pudiera manejarlo. La capacidad de producción de las fábricas es poco flexible, por lo que ahora tenemos que planificar con ellas con más cuidado", dice la cofundadora.

El servicio al cliente es otro desafío. "Hasta hace poco, nosotros mismos dábamos el servicio al cliente. Pero nos dimos cuenta de que no era el mejor uso de nuestro tiempo", indica Chong.

Chong, quien se graduó de Dartmouth en Economía, trabajaba antes como asesora de empresas y viajaba por el mundo para reunirse con clientes. Al cabo del tiempo, ese ritmo riguroso la agotó.

Antes de Linjer, quiso iniciar una empresa de calzado. Pero sin antecedentes en el sector de la moda ni en la industria minorista cometió errores: "Mis primeros bocetos eran un desastre", admite.

Al final, Chong decidió que quería tomar un camino diferente. "El negocio de los zapatos es una categoría muy difícil", reconoce. "Uno tiene que lidiar con grandes inventarios y una alta tasa de retorno. Hay mucho dinero en juego, y yo quería arrancar mi negocio con mis propios medios".

Chong cortó por lo sano, pero ganó una sólida experiencia en la industria del cuero y cambió su atención a las bolsas. Aún así, la aventura era arriesgada: la pareja invirtió 20,000 dólares de su propio dinero para arrancar Linjer.

A pesar de que las bolsas de cuero no son una idea revolucionaria, Chong y Khan lograron que Linjer prosperara porque fueron capaces de identificar una necesidad no satisfecha entre los consumidores.

"Hay una creciente ola de compradores, incluidos nosotros, que no quieren ser despilfarradores", dice. "Si se nos pide elegir entre productos baratos o de mejor calidad que duren mucho tiempo, elegiremos lo último". Además, las personas tampoco quieren desembolsar mucho dinero por marcas caras.

"Los consumidores están cada vez menos centrados en la imagen y más en la individualidad, especialmente las generaciones más jóvenes", escribió en un informe reciente Marshal Cohen, analista de la industria para NPD Group. "Los días en los que los consumidores deseaban ser parte de un diseñador o marca están desapareciendo en favor de su deseo de encontrar el estilo único y la función para su personalidad y estilo de vida".

Tras recaudar 185,000 dólares en 24 horas en la plataforma Indiegogo, la pareja supo que la idea valía. "Fue una gran validación de mercado para nuestra idea", expresa Chong, quien asegura que el dinero cubrió los gastos de producción.

Desde entonces, ella se mudó a Italia para trabajar más de cerca con la cadena de suministro de Linjer.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El pasado octubre éramos un equipo de dos personas trabajando desde nuestra sala de estar," apunta. "Hoy somos rentables y contratamos porque el negocio ha crecido rápidamente". La startup sumó a tres pasantes para apoyar sus esfuerzos de marketing y redes sociales, además tiene grandes planes para crecer en los próximos años.

"Planeamos lanzar una colección de bolsas de lona y cuero y tiendas efímeras, para que la gente también pueda ver nuestros productos en persona", adelanta.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×