Novabori, los emprendedores que reciclan la moda

Eleazar Gómez y Wilfried Wirth son los fundadores de la única iniciativa mexicana que cumplió los parámetros para participar en el Copenhagen Fashion Summit.
Reducir la brecha entre la calidad y el reciclaje es el objetivo de Novabori.
Impacto.  Reducir la brecha entre la calidad y el reciclaje es el objetivo de Novabori.  (Foto: iStock)
Diana Zavala /
CIUDAD DE MÉXICO -

En México, solo se recicla 5% de los desechos textiles, según la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) frente a países como Alemania, que llega hasta 65%. La oportunidad de negocio es enorme para Novabori y otras empresas que se dedican a la elaboración de telas recicladas. Sin embargo, la falta de innovación y los grandes costos de producción son obstáculos que le impide avanzar a la industria.

“Nos sumamos a la macro tendencia global de la sustentabilidad. Los millennials ya se preocupan por cómo está hecha su ropa”, comenta el co-fundador de la empresa, Eleazar Guevara. Aunque su familia, que reside en Tlaxcala, cuenta con más de 60 años de experiencia en la industria con la fabricación de cobijas, Novabori comenzó a incursionar en la moda sustentable hace tres años.

Wilfried Wirth, experto en la tecnología utilizada para el reciclaje, es el socio y viejo amigo de Guevara. Tras años de conocerse por ambos colaborar en la industria, le mostró un día un pareo elaborado con algodón re-utilizado. Inmediatamente crearon Novabori, impulsada por los pedidos que realizaron sus clientes al conocer los materiales que podían elaborar.

Los textiles como el algodón y poliéster se separan en colores y se desmenuzan hasta que se convierten en bolas (como las torundas). Posteriormente, se sacan las hebras de hilo con lo que se elaborará la tela. Se hace de esta manera para evitar el uso de colorantes que puedan dañar al planeta.

Pero el emprendimiento no solamente se dedica a la fabricación de los productos. También fungen como una red entre agentes textileros. Cuando tienen un pedido, Guevara y Wirth buscan a los pequeños productores que pueden elaborar la tela solicitada. Junto a ellos la producen y, posteriormente, la comercializan. La ventaja de estar situados en Tlaxcala, estado importante en el sector textil, es que son muchos los fabricantes a los que pueden recurrir.

Cada pequeña empresa que participa pone su maquinaria y conocimiento, para que los resultados sean cada vez con mejor calidad; de esta manera, además los costos de producción disminuyen y se agiliza la industria.

Otro de los grandes retos para Novabori ha sido reducir la brecha entre la moda y el reciclaje. “Existen muchos problemas, como la falta de colores y texturas, que reducen la oportunidad de incursionar en el sector de la moda; pero tras ensayo y error, lo estamos logrando”, señala Guevara.

Aunque Novabori tiene actualmente proyectos con C&A y quiere trabajar en la industria de la moda, también quiere colaborar con diseñadores emergentes que se preocupen por el planeta. Guevara afirma que su crecimiento anual es de 25% y ya cuentan con pedidos de tela en toda Latinoamérica, aunque no revelaron su cifra de negocio. Su inversión inicial fue de 660,000 pesos.

La aventura en Copenhague

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Su actividad les llevó al Copenhagen Fashion Summit, el evento de moda sustentable más grande del mundo, al que llegaron gracias a una iniciativa conjunta de C&A y la red de emprendimiento social Ashoka.
A la cita danesa se presentaron 330 proyectos a nivel global. Novabori resultó entre los 10 finalistas, porque expusieron una propuesta innovadora. La empresa no solo ha logrado hacer productos demandados por el consumidor, algo no tan fácil con el uso de materiales reciclados, también han logrado tener éxito con su red de agentes textileros, que se llama impanatori, una figura reciente en la industria del reciclado. Anteriormente ya se había llevado a cabo el sistema pero en la fabricación de productos nuevos.

“Esto fue un aliciente a que lo sigamos haciendo. Rompimos el paradigma de que lo de calidad y reciclado es muy caro”, señala Guevara.

Ahora ve
Los 100 primeros días de la presidencia de Trump, según los Simpson
No te pierdas