Andrés Velázquez, el forense digital

El trabajo del fundador de Mattica consiste en recrear escenas de crimen en donde las evidencias forman parte de un mundo de unos y ceros.
ha colaborado con la Interpol, el Servicio Secreto de Estados Unidos y la OEA.
Andrés Velázquez  ha colaborado con la Interpol, el Servicio Secreto de Estados Unidos y la OEA.  (Foto: Jesús Almazán)
Carlos Fernández de Lara Soria
CIUDAD DE MÉXICO -

Amante de la magia y las computadoras, Andrés Velázquez es más que un experto en seguridad informática. Su trabajo como forense digital consiste en recrear escenas de crimen en donde las evidencias forman parte de un mundo intangible -conformado por los unos y ceros de un código binario- y los criminales tienen una capacidad de daño mayor que la de un delincuente armado.

A lo largo de una década, Velázquez ha trabajado, colaborado y capacitado en materia de combate y persecución de ciberdelitos a policías locales y federales, ministerios públicos y organismos internacionales como la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), el Servicio Secreto de Estados Unidos y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Me convertí en el primer oficial de seguridad certificado en CompuServe. No sé hasta qué punto comenzar a colaborar con autoridades como el Servicio Secreto o la Interpol me abrió el espectro al mundo del cómputo forense”, recuerda Velázquez.

En 2006 fundó Mattica, el primer laboratorio forense digital en México y América Latina dedicado a ejecutar proyectos de investigación en la violación de sistemas digitales y robo de información.

Hoy, Mattica es una organización integrada por más de 34 personas y con operaciones en México y Colombia. su especialidad es ofrecer cursos, asesoría y respuesta contra amenazas cibernéticas, fraude, espionaje industrial, robo de información y violación de sistemas digitales. Pero no siempre fue así.

“Como el tema era tan nuevo comenzamos con proyectos de seguridad con el objetivo de demostrar que la ciberseguridad no era un tema de tecnología, era una decisión que se tenía que tomar en el nivel más alto de una organización. Al principio me veían como el bicho raro de la industria”, recuerda.

Desde fraudes bancarios millonarios, robo de secretos industriales y hasta el desmantelamiento de redes de pornografía infantil, Velázquez se ha dedicado a investigar y dotar de elementos suficientes y legalmente válidos a las autoridades para perseguir y encerrar a los responsables de dichos delitos. Además, en colaboración con su equipo desarrolló una metodología que permitirá perfilar ciberdelincuentes en menos de 25 minutos, la cual ya fue validada por la OEA.

“Andrés tiene una capacidad y paciencia para explicar a autoridades su trabajo e investigaciones. Me ha tocado verlo explicarle a jueces o ministerios públicos cómo se obtuvieron las evidencias y cómo se respetó la cadena de custodia. Tiene una habilidad de para dar a entender a los ejecutivos y autoridades las consecuencias de no mantener nuestros sistemas tecnológicos actualizados o resguardar nuestra información”, dice Orestes Balderas, vicepresidente de investigaciones de Seguridad para Nielsen.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más que por los reflectores y la fama, su pasión por aparecer en medios de comunicación, conferencias, cursos o incluso podcast sobre seguridad informática radica en una preocupación simple: educar sobre la complejidad de vivir en un mundo cada vez más conectado.

Edad: 38
Estudios: Ingeniería en Sistema Computacionales y Cibernética en La Salle.
Vive en: Ciudad de México.
Sector: Informática.

Ahora ve
Facebook cambió su misión y Mark Zukerberg explica las razones
No te pierdas
ç
×