Cría cuervos y reinvéntate, la lección de los Alazraki

La crisis del mercado publicitario y el entorno familiar obligaron a Alazraki Network a probar nuevos mercados, como el cine y las plataformas digitales.
Carlos y Mark Alazraki formaron parte del equipo de transformación, cuya estrategia derivó en seis empresas.
Crecimiento.  Carlos y Mark Alazraki formaron parte del equipo de transformación, cuya estrategia derivó en seis empresas.  (Foto: Victor Hugo Morales.)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La evolución era inaplazable. En 2002, tras 25 años de ser la mente creativa detrás de campañas publicitarias para empresas como Sección Amarilla, Grupo Carso y Banamex, Carlos Alazraki –fundador de la agencia Alazraki Network– entendió que ya no era rentable dedicarse sólo a la creación de anuncios televisivos.

El mercado se había transformado: los comerciales necesitaban complementarse con contenido digital y las empresas tenían que atraer a las nuevas generaciones de consumidores.

“Era un negocio muy exitoso que nos daba para vivir bien. Pero cuando mis hijos, Gary y Mark, salieron de la universidad y armaron su plan de vida, nos dimos cuenta de que ya no iba a permitir que tres matrimonios vivieran confortablemente”, dice.

Lee también: La primera producción mexicana está por aterrizar en Netflix

El panorama fue el detonante para que Alazraki decidiera abrirse a nuevas oportunidades de negocio.

¿Cómo inició la evolución de Alazraki Network?

Carlos Alazraki: En 2002, mis hijos llegaron de Estados Unidos con la idea de que la publicidad había cambiado. No fue amenaza, pero me dijeron que no iban a trabajar conmigo si no modificaba la forma de hacer las cosas, y me convencieron. Fue entonces que trajimos a un consultor de Boston, quien nos enseñó a aprovechar el prestigio de la agencia y a entender el significado de la marca.

Mark fue el responsable de hacer el ensayo y error. Abrimos y cerramos empresas hasta llegar a lo que somos hoy, un grupo conformado por seis compañías: Alazraki Comunicaciones, Alazraki Publicidad, Alazraki Entertainment, Alazraki TTR, Alazraki Sports y Alazraki Digital.

Lee también: Netflix lanzará una serie en español

¿En qué consistió la transformación?

Mark Alazraki: Estábamos limitados a clientes que tuvieran presupuesto para la televisión, por lo que decidimos ponerle más pilares al negocio, cada uno representando una disciplina distinta para ser inclusivos. Nos asociamos con profesionales para abrirnos al mundo digital, de las relaciones públicas, de los deportes y del gobierno.

Creamos un grupo para atender necesidades diferentes. Después, cuando Gary hizo Nosotros los Nobles (2013), inició Alazraki Entertainment y se abrió otra caja de Pandora. El mundo del entretenimiento tiene muchas vertientes, no se limita a cine y televisión, sino también a otros contenidos que podemos generar para marcas.

¿Qué obstáculo encontraron en el proceso?

Mark Alazraki: Empezamos la estrategia de los pilares en 2008, el año de la crisis. Fue interesante porque muchos consideraron que no era buen momento para abrir empresas.

Los competidores trataban de salir a flote y nosotros entramos como cuchillo caliente sobre mantequilla, debido a que las finanzas estaban en orden. Internamente, el proceso no fue sencillo. Somos una familia muégano que, al inicio, enfrentó problemas: nos peleábamos y dejábamos de hablar si no había acuerdos.

Hoy, para no sacarnos los ojos, cada uno tiene un rol: Gary dirige entretenimiento, yo me encargo de comunicaciones y mi papá nos guía desde el consejo. Nadie se mete en el trabajo del otro.

Carlos Alazraki: En aquella época, nos preocupaba un poco la recesión y la coyuntura del momento. En la industria todo era incierto. Sin embargo, los clientes confiaron en nosotros, tanto, que muchos de ellos todavía son parte de la agencia.

Lee también: 'Nosotros los nobles': campaña fenómeno

¿Cómo se han mantenido en la industria?

Carlos Alazraki: Estamos muy conscientes de que queremos que el cliente venda más, no importa el medio, pero que venda más. Nunca estamos conformes, vamos a pitch y buscamos clientes todos los días.

Somos una familia que se preocupa por su gente y, afortunadamente, la consecuencia es el dinero.

Mark Alazraki: También diría que buscamos generar emociones. Hemos mantenido el ADN Alazrakiano en los personajes que creamos, en ellos reflejamos nuestra creatividad, narrativa e innovación, les damos vida a través de nuestra filosofía.

Lee también: Gary y Luis Gerardo, imanes del negocio de Netflix

¿Cuáles son sus planes para el mediano y largo plazo?

Mark Alazraki: Seguiremos tratando de incrementar nuestra estrategia de pilares, aunque me preocupa el tema de la incertidumbre que puede haber en el país y en la industria. Pero creo que es el momento de las grandes oportunidades, se trata de ser lo suficientemente cautelosos en los momentos de crisis para ahorrar dinero y tener cash flow.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Somos honestos y solventes, no le debemos un ‘quinto’ a nadie. Vivimos y viviremos felices creando y siempre buscando que los jóvenes se desarrollen profesionalmente, ésa es nuestra obligación con el nuevo talento.

Nota del editor. Este texto fue publicado en la edición 1213 de la revista Expansión.

Aprende a ser creativo para emprender
Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×