Ikea comparte ideas para las empresas

La firma es mucho más que una mueblería, su trayectoria puede beneficiar a los emprendedores; la cadena sueca se enfoca en productos sencillos de bajo costo, pero con alto diseño y calidad
Ikea comparte estrategias competitivas (Bloomberg).  (Foto: )

Las siguientes ideas se obtuvieron de Ikea Group, la cadena de mueblerías sueca que actualmente opera 220 tiendas en 33 países. Los consejos que aquí enumeramos pueden ser útiles, sin importar el tipo de negocio que tengas.

1. Empiece con una visión clara y mejórela con el tiempo.

La mayoría de las estrategias exitosas están basadas en una visión clara, y aunque es importante tener un sentido de dirección desde el principio, también se puede usar un enfoque en incrementos para mejorar un modelo.

El interés principal de Ikea era vender tantos muebles decentes como pudiera por tan poco dinero como fuera posible, pasaron varios años para que la calidad y el diseño fueran básicos en la empresa.

2. Experimente y no tema cometer errores.

La visión de Ikea fue innovadora: ofrecer muebles bien diseñados a precios mucho más bajos que la competencia. No obstante, una pequeña empresa sueca no se habría convertido en el vendedor de muebles más grande del mundo si su fundador, Ingvar Kamprad y su equipo no hubieran creado nuevas formas de diseñar, fabricar y vender.

Muchas de las mejoras en la estrategia de la firma surgieron a través de un proceso de prueba y error, con enfoques diferentes y a pequeña escala.

3. Siempre busque convertir sus problemas en verdaderas oportunidades.

Es importante saber que algunas de las ideas más innovadoras surgieron cuando la compañía enfrentó desafíos difíciles, por lo que era frecuente considerar los riesgos como posibles oportunidades.

Por ejemplo, la decisión de entrar a la Polonia comunista en plena Guerra Fría fue una medida audaz, pero no la hubieran tomado si los fabricantes suecos no hubieran boicoteado su empresa.

4. Saque lo mejor de las ideas de otros.

Muchos piensan que generar un nuevo concepto es un requisito para desarrollar una estrategia revolucionaria, al contrario, la historia de Ikea indica que puede ser más importante reconocer y utilizar los conceptos existentes.

Por ejemplo: vender muebles para ensamblar es un pilar en la estrategia del grupo. Sin embargo, no fue idea de Kamprad. Fue su empleado Gillis Lundgren quien tuvo la idea de doblar las patas de una mesa para transportarla mejor. Y aun más: el concepto ni siquiera lo inició Ikea. NK de Estocolmo, ya tenía una serie de lo que llamaban ‘muebles rebajados’, sólo que no se daban cuenta de la dinamita comercial que ocultaban.

5. Ahora implemente sus estrategias

La historia de la cadena sueca indica que sus estrategias revolucionarias surgieron de una variedad de pequeñas acciones y decisiones que a menudo eran tomadas por casualidad y en respuesta a circunstancias externas.

Este modelo es muy común entre compañías emprendedoras. Los empresarios son, en esencia, individuos con una visión que no siempre está totalmente clara pero que sirve como inspiración y como guía.

No obstante, un enfoque experimental puede también ser útil para las corporaciones ya establecidas.

En general, el triunfo de Ikea es atribuido a que la compañía redefinió un número importante de prácticas de organización en el negocio de los muebles.

Ahora ve
No te pierdas