El rescate a Pemex, un paliativo a corto plazo

El apoyo de gobierno puede afectar el ánimo de las grandes petroleras, al mandar un mensaje de que habrá un trato preferencial.
Nada claro.  El apoyo a Pemex apenas un atenuante para el pago de proveedores.
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La inyección de 73,000 millones de pesos (mdp) que hará el Gobierno Federal a Pemex, servirá para pagar una parte de los compromisos a corto plazo de la compañía, que aún quedará mermada por los recortes y la caída del precio del crudo a nivel internacional, explican analistas del sector.

De acuerdo con información de la Secretaria de Hacienda, el apoyo a las finanzas de la petrolera nacional se dividirá en dos partes: una por 47,000 mdp para el pago de pensiones y jubilaciones en 2016, y otra por 23,000 mdp para aliviar el patrimonio de la compañía.

"Esto sirve para resolver el problema de corto plazo. Realmente por las dimensiones de la crisis financiera de Pemex esto en realidad es un paliativo", dijo el analista, Luis Miguel Labardini, de la consultora especializada Marcos y Asociados.

El monto anunciado por la Secretaría de Hacienda supone un "rasguño" frente al patrimonio de la empresa, que de acuerdo con cifras de la petrolera, se calculó en 1.14 billones de pesos negativos al cierre de 2015. Esta razón financiera es la resta de los activos y los pasivos de la empresa, pues muestra que ni vendiendo todo lo que le pertenece o tiene en caja puede pagar su deuda.

"Se está dando la señal de que el Gobierno va a apoyar a Pemex para que pague a los proveedores, lo que me hace tener una visión financiera positiva que cumplir", consideró Ramsés Pech, especialista en temas energéticos.

Agregó que la ayuda apenas resulta un atenuante ante los adeudos que aún enfrenta la petrolera, pues incluso con los apoyos que ha recibido de la banca de desarrollo aún deja adeudos por 127,000 mdp, estimó el analista.

La petrolera ha recibido advertencias por parte de las calificadoras crediticias por esta situación, y sus señalamientos se intensificaron durante este año, a pesar de los fuertes ajustes presupuestarios que ha vivido Pemex desde inicios de 2015.

La ayuda además puede afectar el ánimo de las grandes petroleras que intenta atraer el Gobierno a la licitación en aguas profundas a inicios del siguiente año, al mandar un mensaje de que se apoyará de manera preferencial a la petrolera nacional, opinó el director de la consultora especializada GMEC, Gonzalo Monroy.

"El mensaje que manda el gobierno es que Pemex va a tener un trato preferencial. Y si el piso competitivo no está parejo, las empresas serias no van a querer entrar", dijo el experto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las autoridades del sector lanzarán a finales de este año la convocatoria para la licitación en aguas profundas en la llamada Ronda 1.4, donde se espera que por fin participe Pemex.

Los analistas consideraron que es importante aumentar los límites de deducibilidad de costos por barril, por lo que Hacienda espera que Pemex se ahorre hasta 50,000 mdp.

Ahora ve
La Navidad llegó a los Campos Elíseos en París y así es como se ve
No te pierdas
×