Las modificaciones a vehículos diésel le cuestan a VW 18,000 millones de dólares

La fabricante alemana también reportó un declive del 2% en sus ventas de vehículos durante 2015; anunció que recortará bonos y pagos especiales a ejecutivos durante los próximos años.
Pérdidas millonarias  La fabricante alemana Volkswagen perdió millones por el escándalo que involucró a sus vehículos diésel.  (Foto: CNNMoney)
Ivana Kottasova
LONDRES (CNNMoney) -

El escándalo por modificar emisiones de vehículos diésel le costó al fabricante alemán Volkswagen unos 16,000 millones de euros. También le está costando a sus ejecutivos una gran parte de su pago.

La compañía difundió su reporte de ganancias anuales este viernes, reportando una pérdida neta de 5,500 millones de euros (6,200 millones de dólares) en 2015.

Volkswagen Group (VLKAF) apartó 16,200 millones de euros (18,200 millones de dólares) para lidiar con el costo del escándalo. Esta cifra es más del doble de lo que originalmente anticipó. La compañía había dicho que necesitaría 6,700 millones de euros para atender esta crisis.

Lee: VW registra primera pérdida neta en 20 años tras escándalo del 'diéselgate'

La fabricante alemana también cortó su dividendo a solo 0.11 euros por acción, de los 4.86 euros por papel que registró en 2015.

Además de este escándalo, Volkswagen también reportó un declive del 2% en sus ventas de vehículos durante 2015. La compañía dijo que espera que sus ventas en 2016 estén al nivel de 2015, en medio de “persistentes condiciones desafiantes del mercado”.

La compañía también dijo que no publicará los hallazgos de su investigación sobre el escándalo de diésel, como originalmente lo tenía planeado. Dijo que una revelación de los resultados internos de este proceso representarían “riesgos inaceptables para Volkswagen”.

En un anuncio por separado, Volkswagen dijo que recortaría en los próximos años los pagos variables y los bonos para sus principales ejecutivos.

“La remuneración de un integrante ordinario del consejo de administración caerá un 39%”, dijo la compañía en un comunicado. “Este efecto también se sentirá en los próximos años”.

Volkswagen admitió por primera vez que había modificado las emisiones de motores de vehículos diésel en Estados Unidos y Europa en septiembre de 2015, asegurando después que truqueó unos 11 millones de unidades con un software que podía alterar las emisiones de nitrógeno durante las pruebas ambientales.

Ese escándalo le costó a Volkswagen valor en sus acciones y a sus inversionistas les hizo perder millones.

La fabricante alemana anunció un plan a principios de esta semana para comprar o arreglar más de 500,000 automóviles en Estados Unidos, dándole a los dueños la decisión final.

Mark Thompson y Chris Liakos contribuyeron a este artículo.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×