El freno en perforación amenaza las reservas de petróleo

Los ahorros en materia de inversión en estos años, multiplicarán los costos en el mediano plazo, advierten firmas y especialistas del sector.
En el paro  Pemex ha enfocado sus recortes en la inversión a la exploración, dejando decenas de perforadoras sin actvidad  (Foto: Jesús Almazán)
Edgar Sigler /
CIUDAD DEL CARMEN / CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El recorte en el presupuesto de la petrolera nacional Pemex no sólo pone en apriento el futuro inmediato tanto de la compañía como al presupuesto federal, sino que compromete las reservas de hidrocarburos del país al mediano plazo, explicaron analistas y directivos del sector petrolero.

Los ajsutes en la entidad productiva del Estado, que se centraron en sus tareas de exploración y producción de hidrocarburos, ya ocasionaron un primer tropiezo pues las reservas registraron un descenso del 21.3% anual en 2015, segùn cifras de la Comisiòn Nacional de Hidrocarburos (CNH), el regulador del sector.

"El problema es que si no perfora no crecerán las reservas. Ahí está el punto de que detengan las tareas de perforación”, dice el presidente de Grupo Cemza, empresa de embarcaciones y servicios costa afuera, José Luis Zavala.

Las reservas probadas de hidrocarburos, que se refieren al crudo y gas natural en una etapa de desarrollo muy avanzada, llegaron a los 10,242 millones de barriles de petróleo equivalente en 2015, un descenso del 21.3% anual, según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el ente regulador del sector.

El fuerte freno en las tareas de exploración en zonas como en aguas profundas, y en actividades que ayudan al descubrimiento de nuevos pozos productores, puede impactar aún más en la restitución de reservas, un indicador que mide si una petrolera tiene en fila un barril listo para explotar por cada barril que sacó del suelo cada año.

“Todos estos recortes por supuesto que van a impactar a las restitución de reservas. Pemex y el Gobierno lo saben, y todo lo que hoy se ahorren en esto, seguro les pasará factura en el mediano plazo, pues deberán gastar mucho más para impedir que se afecte la producción”, dijo un directivo de la firma especializada en y servicios costa afuera Cotemar, que pidió no ser identificado.

Tijeretazo a inversión

El Gobierno ha recortado el presupuesto de Pemex de 521,676 millones de pesos (mdp) -aprobados en el Presupuesto de la Federación (PEF) de 2014- a 378,282 mdp, restando ya el ajuste de 100,000 mdp realizado a inicios de febrero, lo que equivale a una baja del 27.5%.

La caída resulta aún más importante si sólo se considera el rubro denominado “Proyectos de infraestructura económica de hidrocarburos” donde el descenso acumula 31% en estos dos años.

“Pemex actualmente tienen una estrategia para los próximos años en que deberá mantener la producción, y no caer por debajo de los 2 millones de barriles diarios”, opinó el especialista en temas petroleros Ramses Pech.

El analista añade que la reducción en el presupuesto de Pemex está llevando a la petrolera a enfocarse en el mantenimiento de los pozos productores existentes, por lo que requiere menores equipos en estas actividades, lo cual se deduce de las estadísticas de la entidad productiva del Estado.

El declive de Cantarell, que en 2004 aportaba por sí sólo cerca de 2 millones de barriles de crudo diario, detonó las labores de Pemex por encontrar nuevos yacimientos, y explotar más en otras áreas para amortigar la caída en su principal área de producción.

Pozos vacíos

La siguiente gráfica muestra que el número de pozos perforados promedio por año se desplomó 48.3% a tasa anual en 2015, la mayor caída desde 2004, cuando la producción petrolera de México alcanzó su máximo histórico de 3.4 millones de barriles diarios.

Pero los números de los primeros meses de 2016 apuntan a que la baja en este año apunta a un número mucho mayor, con un declive de 89.6% hasta marzo.

"Pemex vía PEP está reduciendo las actividades de perforación en los activos y están migran a mantenimiento de pozos, a lo cual no necesitan la misma cantidad de equipos uno por la baja de activad por la falta de flujo de efectivo y el tipo de actividad", explica Ramses Pech.

La caída en tareas de perforación comienza a verse en 2013, derivado en parte por la reducción en actividades en complejos como Chicontepec, una zona que mostró muchas dificultades para ser rentable incluso con precios del petróleo por encima de los 100 dólares.

Pero el desplome de las actividades de perforación de pozos, y por ende de uso de equipos para estas tareas, se acentuó entre 2015 y lo que va de 2016, pues los recortes en Pemex también se han enfocado a este tipo de tareas.

Los equipos de perforación muestran una tendencia simular a la del número de pozos, aunque no simétrica, pues Pemex no cancela los contratos de las plataformas al mismo ritmo que deja de perforar. En esta imagen se ve cómo los equipos de perforación descendieron a niveles mínimos el año pasado, con una baja del 37%; y que para lo que va de 2016 el desplome va en 88%.

Así como las reservas de hidrocarburos se verán afectadas, la producción actual ya sufre el recorte presupuesta de Pemex, quizá a una tasa más acelerada de la prevista por la propia petrolera.

“El tema es que se había pensado que la reducción del presupuesto iba a ser de 100,000 barriles, pero puede que la caída sea más pronunciada según estas cifras”, refirió el analista para la consultora internacional Wood Mackenzie Pablo Medina.

La producción de hidrocarburos al 20 de abril promedia 2.18 millones de barriles diario, 81,000 barriles menos que al cierre del 2015, según datos preliminares de Pemex Exploración y Producción (PEP).

El especialista prevé que Pemex se enfoque en las regiones donde en la actualidad produce, dejando de lado zonas como Burgos, donde si bien extrae gas natural, lo puede reemplazar importando desde Estados Unidos.

“Lo que Pemex debe enfocarse en las áreas core, como en aguas someras, donde Pemex es el mayor productor mundial”, dice Medina.

La producción petrolifera de México, que alcanzó su máximo hace 11 años, ya ha perdido más de 1 millón de barriles promedio diario desde 2004, y aunque las tareas para encontrar nuevos pozos para suplir la caída de Cantarell, en la Región Marina Noreste, se intensificaron, como se muestra en la siguiente imagen.

El caso del complejo de Cantarell muestra un panorama más dramático, pues este campo que en su momento llegó a ser el segundo más importante a nivel mundial, llegó a producir 2.15 millones de barriles, además con costos muy reducidos para su explotación.

"Cantarell representa una oportunidad única para que Pemex se asocie en su explotación, y cuente con las mejores tecnologías de recuperación mejorada para extraer las reservas que quedan, que siguen siendo muy interesantes", opina Medina.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ahora este complejo, que se conforma su vez de cuatro campos, no llega ni a los 100,000 barriles promedio diario, y Pemex requiere de técnicas más costosas para recuperar los remanentes de hidrocarburos.

El Gobierno mexicano, junto con la nueva administración de Pemex a cargo de José Antonio González Anaya, pretenden que gran parte de los recortes realizados por la petrolera desde 2015 puedan suplirse con inversión privada, ya sea a través de las rondas petroleras, o de las asociaciones que logre la petrolera con jugadores privados a través de los llamados farm outs y migraciones.

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×