Incrementa 19% la importación de autos usados de Estados Unidos

Los importadores utilizan facturas con precios alterados y certificados de emisiones con información falsa para ingresar los vehículos.
Entre enero y mayo de este año entraron al país 75,398 autos usados importados de Estados Unidos.
Más autos usados.  Entre enero y mayo de este año entraron al país 75,398 autos usados importados de Estados Unidos.  (Foto: Reuters)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los vehículos 'chocolate' otra vez son un dolor de cabeza para los fabricantes y distribuidores de autos en México. Los importadores encontraron nuevos mecanismos, como la compra de facturas y de certificados de emisiones, para traer autos usados de Estados Unidos a costos competitivos.

La importación de autos usados incrementó 19% en el primer trimestre del año, dijo Eduardo Solís, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La entrada de estos vehículos iba a la baja gracias a que en 2014 el Sistema de Administración Tributaria (SAT) impuso varios controles para regular la entrada de estos vehículos.

Desde entonces el organismo empezó a cobrar un arancel de 10% sobre el precio de la factura, además del Impuesto sobre el Valor Agredo (IVA). Esto encareció el precio final de los modelos, restando atractivo comercial a los vehículos usados importados.

Pero los importadores encontraron nuevas formas de reducir el pago de estos impuestos, como la compra de facturas con valores inferiores al de los precios de referencia, expedidas por empresas importadoras, como Copart, Big Bear Motors, Garcipas, que reciben una comisión por los documentos.

“Con esto, los importadores de los autos reducen los aranceles que deben pagar y, en consecuencia, el valor final del vehículo”, dijo Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Rosales agregó que los loteros o ‘coyotes’ también pagan una comisión a empresas verificadoras, para obtener certificados de emisiones apócrifos. "Emiten el certificado 20 días después de que el vehículo se importó o lo fechan en Texas, cuando el auto entró por California. Esto demuestra que ni siquiera hacen las pruebas", detalló.

Los líderes gremiales solicitaron al gobierno ‘no bajar la guardia’ ante las presiones de los importadores para liberar nuevamente la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos. También solicitaron al SAT que investigue las prácticas fraudulentas y retire a las empresas importadoras sus certificados de empresas confiables.

Esto porque la entrada de autos usados es un factor que reduce la venta de seminuevos nacionales y, en consecuencia, de vehículos nuevos. “Entre 2005 y 2015, se vendieron 10.7 autos nuevos en México y se introdujeron de manera ilegal 7.5 millones de vehículos usados. Es decir, que 75% de las ventas de vehículos en esta década fueron autos seminuevos provenientes de Estados Unidos”, dijo Guillermo Prieto, presidente ejecutivo de la AMDA.

Las asociaciones calculan que de no importarse autos usados, venderían 200,000 unidades más y 500 millones de dólares adicionales de refacciones.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×