Masisa se acomoda en el mercado de muebles de madera conglomerada

La productora de madera quiere incrementar sus ventas en los próximos cinco años con su planta de MDF que recién inauguró en Durango.
El MDF se utiliza para muebles de casa, oficina y restaurantes. La competencia directa de Masisa son las mexicanas  Proteak y Duraplay.
Madera para muebles  El MDF se utiliza para muebles de casa, oficina y restaurantes. La competencia directa de Masisa son las mexicanas Proteak y Duraplay.  (Foto: Cortesía Masisa )
Sheila Sánchez Fermín /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Masisa, productor y comercializador de tableros de madera, buscará crecer 170% sus ventas en los próximos cinco años en México, con la producción nacional de tableros MDF (Fibras de Densidad Media, por sus siglas en inglés) en su planta de Durango.

La fábrica, inaugurada en junio, tuvo una inversión de 123 millones de dólares (mdd) y tendrá una capacidad de producción de 220,000 metros cúbicos (m3) al año.

“Nosotros vendimos 450,000 m3 en 2015 y estamos creciendo a 535,000 m3 en este año, es un crecimiento del 20% en un año. Pero para los próximos años queremos crecer de manera bastante intensa y llevar nuestras ventas de 161 a 190 millones de dólares (mdd) el año que viene”, comentó Ramiro de Léon, director general de Masisa en México.

El MDF se utiliza para crear muebles para el hogar, la cocina u oficinas, entre otros. Por ejemplo, Masisa ha sido el principal provedor para la industria automoitriz en México, pues ha construído la mayoría de las oficinas de este sector en los últimos dos años. También suministra tableros a Home Depot.

La empresa chilena llegó a México en 2002 y, desde entonces importaba el MDF de su país natal, dónde tiene alrededor de 85,0000 hectáreas de plantaciones de árboles, principalmente de pino y eucalipto.

Sin embargo, la demanda de este producto comenzó a crecer en los últimos años en México y la importación de los tableros de MDF en Chile ya no resultó rentable.

“En México 90.5% del MDF que se consume es importado, principalmente de Chile y Brasil y los costos de transporte hacen que el precio para los distribuidores sea muy alto”, comentó Julián Fernández Aguilar, analista de Bursamétrica.

Ahora con la planta en Durango, encontraron un lugar donde hay una vocación forestal de empresas certificadas que les permite abastecerse de pino.

“Las ramas del pino que no utilizaban las empresas llegaron a generar incendios en Durango. Masisa se dio cuenta de esta oportunidad y decidimos crear centros de recolección en conjunto con las autoridades estatales y federales. En esos centros recolectamos los brazuelos una parte de las ramas del pino que sirven para la producción”, explicó el directivo.

Masisa tiene hoy en día 50% de participación de mercado en México, de las ventas totales de tableros de madera para muebles y arquitectura de interiores.

Expansión en el país azteca

Masisa tiene dos plantas de producción de madera, una en Chihuahua, otra en Zitácuaro, Michoacán, y una planta química en Lerma, en el Estado de México, que produce resinas—una especie de pegamento—. Pero tiene la intención de ampliar su capacidad de producción e incluso invertir en una nueva planta.

Tenemos inversiones estratégicas en Michoacán, Estado de México y Chihuahua. Nuestras plantas ya están al tope y vamos a seguir creciendo”, comentó De León. “Podemos llegar a tener 35,000 hectáreas en 10 años (en México)”.

Las operaciones de Masisa en México representan alrededor del 22% de las ventas totales de la compañía, que tambien tiene operación en Brasil, Chile y Venezuela.

“Se decidió invertir en México por varias razones. Por la presencia que ya teníamos aquí, que nos permite ser más competitivos al producir en México, y sobre todo porque tenemos planes de crecimiento muy grandes en el país”, comentó el directivo.

Mercado para todos

Masisa tendrá que competir con las mexicanas Proteak y Duraplay, pues ambas empresas también invierten en sus plantas para la elaboración de tableros MDF.

“El mercado es suficientemente grande para absorber el 100% de la producción – de nosotros, Masisa y Duraplay— y además seguir comprando al extranjero. De ese tamaño es la oportunidad”; aseguró Omar Nacif, director de Tecnotabla, una marca de Proteak, una empresa forestal mexicana.

Proteak invirtió 220 millones de dólares para la construcción de su planta de MDF en Huimanguillo, Tabasco.

“El hecho de que haya más plantas va a ser un beneficio para el mercado que está creciendo a tasas del 15% anual. El consumo per cápita por cada 1,000 habitantes, que así es como se mide en México, es de 5 m3, en Brasil es de 15, en Chile es de 17, en Estados Unidos es de 15 y en Europa de 18, pero va a seguir creciendo en México”, agregó Nacif.

Duraplay , otra empresa mexicana, anunció recientemente una inversión de 80 mdd para su nueva planta de MDF ubicada en Parral Chihuahua. La nueva planta está proyectada para producir 200,000 m3 anuales y generará 100 empleos directos especializados y cerca de 1,000 indirectos.

“Yo creo que (la reconfiguración en el mercado) va a estar bastante buena, Va a ser una industria fuerte y la vamos a ver fortalecida la industria nacional. Los talleres nacionales de carpintería se van a profesionalizar, vamos a sustituir importaciones y vamos a impulsar la industria del mueble”, concluyó De León.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×