Almaden Minerals, la minera canadiense que se empeña en operar

La Semarnat le negó los permisos necesarios para que la minera explorara una parte de su proyecto en Ixtaca, Puebla.
Barrenación.  Para la exploración minera se llevan a cabo perforaciones de 100 metros cuadrados cada una.  (Foto: Shutterstock)
Rosalía Lara
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Almaden Minerals no tiene los permisos para continuar con la exploración de su proyecto minero en Puebla, pese a ello, la canadiense emitió acciones por 3.4 millones de dólares (63.5 millones de pesos) para continuar con la operación.

En enero de 2017, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) declaró como improcedente la solicitud de la Minera Gorrión, su subsidiaria, para continuar las actividades de exploración porque la empresa no se ajusta a los lineamientos que marca la normatividad . Aún así, un mes después la minera realizó la emisión de capital en Canadá.

"Este financiamiento nos permitirá continuar perforando agresivamente, así como avanzar el depósito de Ixtaca hacia una decisión de producción, a través de estudios avanzados y permisos” afirmó Morgan Poliquin, presidente de Almaden, en un comunicado.

La empresa indicó que tiene la intención de utilizar el producto de la colocación privada de capital para concluir con los estudios de prefactibilidad en Ixtaca; además de continuar la perforación de exploración y para el capital de trabajo general.

En su estudio económico preliminar, la firma estima que el proyecto producirá un promedio de 130,000 onzas de oro y 7.8 millones de onzas de plata anuales por 12 años.

Lee: La minería estanca la actividad industrial

Almaden es una firma que se dedica a la exploración en busca de minerales, por ahora el único proyecto que tiene es el Tuligtic (de 14,000 hectáreas) en Ixtaca.

La canadiense comenzó operaciones en 2010 para la exploración en Ixtaca, Puebla, y ha conseguido los permisos para tres de sus cuatro fases. El Ixtaca VI es el segundo más importante por tamaño, y prevé 70 planillas de barrenación (perforaciones de 100 metros cuadrados cada una).

La minera no se da por vencida, a finales de febrero volvió a presentar su informe preventivo ante la Semarnat para conseguir el permiso, aún no hay resolución de este nuevo intento.

Recomendamos: 2016, año para el olvido para la actividad minera

La falta del permiso no es el único de las operaciones de la minera. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició una investigación por realizar 236 barrenos más de los autorizados y con una profundidad mayor, con riesgo de haber perforado un acuífero.

En 2015. organizaciones civiles iniciaron un recursos legal en contra de la minera por daño ambiental y a la comunidad, que se encuentra en espera de un resultado, dijo Alejandro Marreros de la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, Atcolhua.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×