Google se encuentra bajo escrutinio por la desigualdad entre hombres y mujeres

Además de la crisis de relaciones públicas que tiene por sexismo y la diversidad, la firma enfrenta acusaciones de un poderoso organismo: el gobierno de Estados Unidos.
Google  El gigante tecnológico se encuentra envuelto en una polémica por presunto sexismo laboral.  (Foto: iStock)
Por: SETH FIEGERMAN
NUEVA YORK (CNN) -

Google se ha visto envuelto en una polémica toda la semana, después de que un empleado publicó un manifiesto de 3,300 palabras en el que critica los esfuerzos de diversidad de la compañía.

El memorando sugiere que las mujeres pueden quedar rezagadas detrás de los hombres en los puestos del sector tecnológico por ser menos asertivas y más neuróticas. Esto encendió un debate feroz dentro y fuera de la empresa. El autor ya ha sido despedido.

Pero mientras Google se ocupa de una crisis de relaciones públicas sobre el sexismo y la diversidad, también enfrenta acusaciones de un poderoso organismo: el gobierno de Estados Unidos.

El Departamento de Trabajo demandó a Google en enero para que la compañía entregara los datos de compensación de sus empleados. La demanda fue presentada en los últimos días del gobierno de Barack Obama.

Un director regional del Departamento de Trabajo testificó posteriormente que la agencia encontró un problema "sistémico" de que Google paga menos a las mujeres.

Lee: Tras otro decepcionante trimestre, la única salida de Snapchat es venderse

La compañía ha dicho que discrepa "vehementemente" de esa conclusión y la llamó una "declaración infundada". La compañía dijo que analizó los datos y encontró que "no tiene una brecha salarial de género".

La demanda del gobierno, combinada con la reacción negativa a la nota del ingeniero, resalta el enorme escrutinio bajo el cual se encuentra Google.

Y no está solo. El Departamento de Trabajo también ha perseguido a Oracle y a Palantir por discriminación al contratar y por disparidades salariales. El caso Palantir ya ha quedado resuelto. El caso de Google está en curso.

La solicitud de datos es parte de una auditoría de las prácticas de contratación de igualdad de oportunidades en Google, que es requerida debido a la función de la empresa como contratista federal.

Lee: Google activa alertas y mapa de crisis ante llegada de Franklin

Google ha argumentado que la solicitud de datos de historial laboral y salarial podría ser un riesgo para la privacidad de los empleados y que sería demasiado costoso para la empresa.

El Departamento de Trabajo ha discrepado en particular con este último punto, al destacar que Google es uno de los negocios más rentables del mundo.

"Google ha anunciado con gran fanfarria pública que tiene un plan de 150 millones de dólares para abordar los problemas de diversidad", dijo la Oficina de Programas de Cumplimiento de Contratos Federales (OFCCP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Trabajo en una declaración judicial. "Considerando este gasto, Google no puede ahora alegar pobreza".

El mes pasado, un tribunal dio a Google una victoria al reducir el rango de los datos de empleados que el gobierno puede exigir a la compañía para este caso. Eso incluye no extraer información de empleados desde la fundación de Google, en 1998.

Un juez dictaminó que la OFCCP no debería engancharse en una "búsqueda caprichosa en cualquier lugar y en todas partes de prácticas que pudieran estar causando una disparidad en los datos de compensación".

Lee: La CEO de YouTube, víctima de menosprecio por ser mujer

Eileen Naughton, vicepresidenta de Operaciones de Personal de Google, escribió en una publicación de blog posterior al fallo que Google "cumpliría con el resto de la orden" una vez que la decisión sea definitiva.

La compañía "proporcionará el conjunto de datos mucho más limitado de información que el juez aprobó, incluyendo la información de contacto para una muestra más pequeña de hasta 8,000 empleados", escribió.

Un portavoz del Departamento de Trabajo dijo a CNN el miércoles que no hay ningún cambio hasta ahora en su investigación después de la controversia sobre el memorando.

El impulso para escudriñar estas prácticas laborales también podría disminuir a medida que avance el gobierno de Donald Trump. Alexander Acosta fue confirmado como secretario de Trabajo a finales de abril.

Incluso si el gobierno desatiende el caso Google, la empresa posiblemente aún tendría que lidiar con problemas sobre los pagos.

Lee: El ingeniero despedido por Google denuncia a la firma ante autoridad laboral

Un abogado de San Francisco, James Finberg, dijo que su oficina ha sido contactada por unas 70 mujeres empleadas en Google en las últimas semanas con quejas sobre desigualdad salarial, ascensos y asignaciones de trabajo.

Finberg dice que se interesó en el caso al leer las transcripciones de la investigación del Departamento del Trabajo. Él espera presentar una demanda en las próximas semanas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Google se negó a comentar sobre Finberg y dirigió a CNN Tech a la publicación de blog de Naughton.

Cheri Mossberg de CNN contribuyó a este informe.

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×