Lufthansa y EasyJet presentan oferta por activos de Alitalia

Este día cerró el plazo para la presentación de ofertas que revisarán los administradores concursales.
De compras  Lufthansa adquirió la semana pasada por 210 millones de euros la mayor parte de Air Berlin.  (Foto: Shutterstock)
FRÁNCFORT (EFE) -

La aerolínea alemana Lufthansa y la británica de bajo costo EasyJet presentaron ofertas para la compra de algunos activos de la italiana Alitalia, gestionada desde mayo pasado por tres administradores concursales, informaron las dos compañías interesadas.

Este lunes, a las 18:00 horas de Italia (10:00 horas tiempo de México), expiró el plazo para la presentación de las ofertas vinculantes de potenciales interesados en la compra de la totalidad o de alguna parte del negocio de Alitalia y, dos horas después, la aerolínea italiana envió un escueto comunicado en el que no daba detalles.

"Hay siete ofertas que han sido entregadas hoy. Los administradores concursales de Alitalia procederán a la evaluación de las mismas", rezaba la nota.

Fuentes de Alitalia dijeron que no quieren por el momento revelar nada, aunque Lufthansa y Easyjet sí han confirmado que han presentado ofertas.

Lee: Gran Bretaña busca ayudar a 100,000 viajeros varados pro el quiebre de aerolínea

En los últimos días los medios italianos habían apuntado a que también estaban interesados los fondos de capital privado Cerberus, Elliott y Greybull.

Poco ha trascendido de las ofertas presentadas, pues todas las partes quieren mantener por el momento el secreto sobre las negociaciones porque ahora comienza un plazo, hasta el próximo 5 de noviembre, en el que los tres administradores concursales y los interesados detallarán, perfeccionarán y mejorarán las propuestas.

Posteriormente, los administradores concursales examinarán en profundidad las ofertas para tomar una decisión que dé por finalizado el proceso, lo que el gobierno italiano estima que será en torno al 30 de abril de 2018.

Lufthansa ha pujado por algunos activos de la red de tráfico global y de las conexiones europeas y nacionales de Alitalia, tal y como ha revelado en un comunicado.

La semana pasada, compró por 210 millones de euros la mayor parte de Air Berlin, compañía que se había declarado insolvente a mediados de agosto y en la que va a invertir 1,500 millones de euros.

Lufthansa declaró que no tiene intención de adquirir la totalidad de la aerolínea italiana, sino que pujará por algunos activos dentro de una Alitalia estructurada de nuevo con un modelo de negocio que podría desarrollar perspectivas económicas a largo plazo.

Recomendamos: Las 10 mejores aerolíneas del mundo en 2017

Ni Lufthansa ni Alitalia han revelado demasiados detalles, aunque el diario italiano Corriere della Sera cifra la oferta en 500 millones de euros, aunque con una exigencia de 6,000 despidos, casi la mitad de la plantilla.

Por su parte, EasyJet tiene interés en hacerse con "ciertos activos" de una "Alitalia reestructurada", declaró en Londres un portavoz de la compañía.

"Dada la naturaleza del proceso, el contenido de la expresión de interés está sujeto a confidencialidad", indicó la fuente, que recalcó que en este momento no hay "certidumbre" de que "se vaya proceder a cualquier transacción".

Quien ya anunció en septiembre que abandonaba sus planes de hacerse con Alitalia fue Ryanair, que explicó entonces que optaba por centrarse en arreglar sus problemas, que le han obligado a cancelar numerosos vuelos en los próximos meses.

La voluntad de los administradores concursales ahora es convencer a los interesados de que presenten una oferta por la totalidad de la compañía, aunque por el momento hay una mayor inclinación por la compra de algunas partes del negocio que por el bloque.

Actualmente Alitalia está controlada por la compañía emiratí Etihad y por una sociedad de cartera que posee el 51% de sus acciones, en manos fundamentalmente de los bancos Intesa Sanpaolo y Unicredit, pero también de otras empresas.

La que fuera en el pasado aerolínea de bandera de Italia se encuentra desde mayo gestionada por comisarios extraordinarios -Luigi Gubitosi, Enrico Laghi y Stefano Paleari- que tratan de salvarla de la quiebra.

Alitalia recurrió al gobierno después de que sus trabajadores tumbaran en referéndum un plan industrial que la dirección quería aplicar para sanar las cuentas, sin beneficios desde 2002.

La situación financiera de la compañía, fundada en 1946, es problemática desde hace años.

De hecho, ya en 2008 Alitalia estuvo en manos de un comisario nombrado por el gobierno después de declararse insolvente, aunque finalmente fue salvada por un grupo de empresarios tras recibir la aprobación del Estado, y un año más tarde entró en su capital un socio extranjero, Air France-KLM.

En diciembre de 2013, la aerolínea italiana anunció un aumento de capital de 300 millones de euros y en julio de 2014 llegó a un acuerdo de compra con Etihad, por el que la compañía emiratí inyectaba en Alitalia cerca de 560 millones de euros y se hacía con el 49% de ella.

La compra de la empresa emiratí, sin embargo, no ha sido suficiente para volver a impulsar a una aerolínea cuya terrible situación financiera la ha dejado al borde del colapso.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×