Delta Air Lines cerrará este año con una inversión récord

La aerolínea socia de Aeroméxico terminará 2017 con una inversión de 4,000 mdd en nuevas tecnologías y modernización de las aeronaves, señala Ed Bastian, CEO de Delta.
Sin deuda.  El directivo puntualizó que la inyección de capital se realiza con el dinero generado y no a través de deuda.  (Foto: Shutterstock/Chris Parypa Photography)
Adrián Estañol
ATLANTA (Expansión) -

La aerolínea estadounidense Delta Air Lines cerrará el año con una inversión récord de 4,000 millones en dólares en diversos frentes, como nuevas tecnologías, modernización de las aeronaves y mejoras en los aeropuertos.

“Nunca en nuestra historia hemos hecho una inversión de este nivel, y anticipo que este paso se mantendrá para los siguientes años”, dijo Ed Bastian, director general de Delta Air Lines, la empresa socia mayoritaria de Aeroméxico.

Lee: Delta sustituye a la ‘reina de los cielos’ estadounidense por el europeo A350

El directivo agregó que la inyección de capital se realiza con el dinero generado por las operaciones y no a través de deuda.

Por ejemplo, en el último año la aerolínea lanzó una serie de pruebas en aeropuertos estadounidenses para utilizar biométricos, como el reconocimiento facial y de huellas dactilares, en el proceso de abordaje y registro de maletas. Es una inversión que representó alrededor de 600,000 dólares.

Al mismo tiempo, Delta ha cerrado nuevas compras por aviones de largo y corto alcance. El lanzamiento reciente de la aeronave intercontinental A350, del fabricante europeo Airbus, que le permitirá tejer su red en Europa y Asia reemplazando al Boeing 747.

Lee: Delta Air Lines adquiere acciones de Air France-KLM por 375 millones de euros

“Hemos sido capaces de invertir en las tecnologías y en los procesos del negocio para mejorar la experiencia del pasajero y ser más eficientes que cualquier aerolínea”, agregó el CEO de Delta Air Lines.

La ruta de salida

La empresa ve en la alianza de Airbus con la canadiense Bombardier un escape para librar el impuesto de más de 200% que impuso el gobierno estadounidense a las importaciones de las aeronaves de Bombardier.

Delta se niega a pagar el arancel que el Departamento de Comercio de Estados Unidos exige por la entrega de cada uno de los aviones de la serie C que tiene bajo pedido con Bombardier.

Una plan que puede ayudar a librar este impuesto, dijo Bastian, es la asociación entre el europeo Airbus y la canadiense Bombardier para armar los jets de la serie C desde la planta de Mobile, Alabama.

"Asumiendo que el trato se ejecutara, las aeronaves de la serie C (que pidió Delta) se esperan que salga de Alabama", señaló Ed Bastian.

El pasado 26 de septiembre, Estados Unidos impuso un arancel punitivo del 220% contra el modelo C, a petición del fabricante aeronáutico estadounidense Boeing.

Boeing acusa a Bombardier de vender sus aviones en Estados Unidos a precios de saldo gracias a las subvenciones que Canadá ha proporcionado a la compañía, algo que tanto la empresa canadiense como el gobierno de su país niegan.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×