Tras la liberación del mercado de la gasolina, ¿viene otro 'gasolinazo'?

El precio de las gasolinas se ha disparado en lo que va de septiembre a noviembre, y la liberación del mercado genera temores de una nueva subida en 2018. Sin embargo, esto parece improbable.
Estímulos.  Hacienda aún tendrá el poder de controlar los precios de la gasolina en 2018, a través de un subsidio que implica un menor cobro de impuestos por cada litro.  (Foto: iStock/Niyazz)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La gasolina cada vez afecta más al bolsillo de los mexicanos. El precio de los combustibles durante el mes de noviembre ya supera los vistos a inicios del año, tras el nuevo régimen impuesto por la Secretaría de Hacienda, el llamado 'gasolinazo', que desató protestas en las calles.

El precio de las gasolinas Magna y Premium, además del Diesel, se ubican por encima de lo visto a inicios de este año en las regiones que aún tienen el régimen de control de precios máximos por parte de la Secretaría de Hacienda.

Recomendamos: Pemex sufre su propio ‘gasolinazo’

Por ejemplo, el litro de gasolina Magna en las delegaciones Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Xochimilco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Tlalpan y Tláhuac se ubica en 16.35 pesos, cuando a inicios del año estaba en 16.33 pesos, según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Y ahora, la CRE aprobó este jueves adelantar la quinta etapa de la flexibilización de mercados de gasolina y diésel para el próximo 30 de noviembre. A partir de esa fecha, todo el territorio nacional ya tendrá acceso a combustibles a precio liberado. Esto ha desatado las dudas entre los consumidores sobre si el costo de las gasolinas se disparará.

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros señaló esta semana que los precios pueden incluso subir por encima de los 20 pesos por litro el siguiente año. Sin embargo, es poco probable que haya un nuevo 'gasolinazo'. Estos son los escenarios donde puede producirse otra subida de los combustibles.

Los fenómenos naturales

Las inclemencias de la naturaleza pueden ocasionar un fuerte aumento en los precios de los combustibles, como se vivió a partir de finales de agosto, derivado del golpe a las refinerías de la costa Este de Estados Unidos por el paso del huracán Harvey, y tras los desperfectos ocasionados tanto por las lluvias como los sismos en septiembre en algunas instalaciones de Pemex.

La política de subsidios a las gasolinas por parte de la Secretaría de Hacienda, aunque discrecional, ha permitido amortiguar los impactos internos y externos sobre el mercado de las gasolinas, aunque a costa de recolectar menos impuestos por cada litro que se vende.

El fin a los estímulos

Si el gobierno decidiera por fin terminar con esos estímulos a la venta de gasolinas, los precios rondarían los 18 pesos por litro.

En la tercera semana de septiembre, este estímulo llegó a los 2.7 pesos por litro de Magna, el más alto en lo que va del año, con lo que se logró mitigar el impacto de los huracanes y los sismos de esas semanas.

Hacienda ya tiene presupuestado para el 2018 un apartado para este estímulo, así que incluso con el precio liberado, el gobierno seguirá interviniendo en el precio final al consumidor.

El precio del petróleo y del dólar

El alza del dólar a finales del 2016 y principios del 2017 impulsó en gran medida que el gobierno decidiera incrementar de golpe los precios de la gasolina. El tipo de cambio superaba los 20 pesos por dólar, y el barril de crudo comenzaba a recuperarse.

Ahora ambas variables se encuentran en niveles semejantes a los de inicio de año. Para impactar a los precios de la gasolina en México, tendrían que dispararse el siguiente año. Este es el mayor riesgo de un nuevo 'gasolinazo', pero son dos factores que dependen de muchos factores tanto a nivel internacional como interno.

El descontrol en la competencia

Las autoridades del sector decidieron adelantar un mes la liberación total del precio de las gasolinas, por lo que se dejará de publicar un tope máximo.

Esto significa que las estaciones de servicio podrán cobrar lo que quieran a sus clientes. Puede darse el caso de que una región entera comience a subir los precios de manera descontrolada, pero las autoridades por ahora tienen la capacidad de intervenir en esas zonas y volver al régimen de fijación de precios máximos.

La CRE ha enfatizado que, en los estados del norte donde el precio se ha liberado, apenas han existido cambios respecto a la fijación máxima de precios, por lo que se sintió confiada para adelantar un poco este proceso.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×