Cómo saber qué hay que asegurar

Necesitas evaluar en forma realista tus riesgos, para saber cómo disminuirlos y si te conviene comprar un seguro para protegerte.
Seguros  Todos estos análisis no tenemos que hacerlos solos, por lo que es importante apoyarnos en las aseguradoras.  (Foto: Shutterstock)
Presentado por

Los sismos y los huracanes de este año nos volvieron a poner nerviosos. ¿Cómo hacemos para proteger nuestro patrimonio? ¿Estoy bien cubierto?

Ve aquí todos los materiales del Especial #ConversacionesExp

Estas preguntas tienen que hacerse todo el tiempo porque estamos expuestos a eventualidades. Pero ¿cómo saber qué tanto debo protegerme? Y en realidad, ¿qué es lo que debo cubrir? Tal vez no sea tan probable que mi casa sufra daños en un huracán, pero sí que esté expuesta a otros riesgos que ni siquiera he visto. Hacer el análisis es más sencillo de lo que parece.

Zurich Compañía de Seguros, como experto en prevención de riesgos, recomienda tomar en cuenta los siguientes pasos para enfrentar situaciones inesperadas:

1. Identificar el riesgo. Tienes que definir qué tan probable es que te suceda cierto evento y, después, determinar qué tan grave sería el daño en caso de que te llegara a pasar. Por ejemplo, una empresa fabricante de muebles de madera, tiene una mayor probabilidad de que ocurra un incendio por el manejo de materiales combustibles y la severidad sería mayor que si le sucediera a una compañía fabricante de muebles de metal. La identificación del riesgo depende de las características particulares de la propiedad evaluada.

Identificar
Identificar  el riesgo.  (Foto: Shutterstock)


2. Evaluar qué tan expuesto estás. La evaluación tiene que estar basada en una metodología lógica y racional de uso probado. El análisis debe establecer y ponderar efectivamente los componentes del riesgo. Tienes que analizar qué tan expuesto estás a un daño determinado y qué controles se pueden establecer para disminuir o eliminar ese daño.

Lee: Esto sí le puede pasar a tu casa

En el caso en que la evaluación se base en datos sin análisis o, como en el caso del último sismo, solo en rumores o historias sin fundamento, podemos caer en catastrofismo y pánico y hasta incurrir en situaciones que agraven el daño potencial y sus consecuencias.

¿Qué tan
¿Qué tan  expuesto estás?  (Foto: Shutterstock)

3. Reducir las probabilidades y tomar medidas para reducir el efecto de los eventos sobre ti y sobre tu patrimonio. Una vez analizado qué tan expuesto estás a un riesgo determinado, puedes definir estrategias para disminuir, mitigar o incluso eliminar el riesgo.

Por ejemplo, podemos disminuir la probabilidad de incendio en una casa mejorando o dando mantenimiento a la instalación eléctrica, cuidando de apagar el árbol de Navidad, u otros objetos que utilicen energía eléctrica o velas, en las noches, verificando que no existan fugas de gas, entre otras medidas.

Lee: Cómo proteger a tu empresa

O podemos reducir el riesgo de caídas en casa si se ponen antiderrapantes en la bañera o en las escaleras; podemos disminuir el riesgo de asaltos al no transitar por zonas peligrosas de la ciudad o al no llevar bolsos u objetos de valor a la vista en el asiento del pasajero mientras conducimos.

Tomar
Tomar  medidas  (Foto: Shutterstock)

Para disminuir el daño por ciertos eventos, la mejor estrategia es la prevención. En el caso de eventos de la naturaleza, como los sismos, que a la fecha no son predecibles y que por lo tanto no podemos modificar la posibilidad de que nos afecten, sí podemos tener acciones para mitigar o atacar la severidad cuando ocurran: un plan de evacuación rápida, iluminación de emergencia, medios de comunicación para estar al día con la información de lo que ocurre (como un simple radio de baterías), un kit de primeros auxilios, informarnos y tomar cursos de protección civil, etc. Lo fundamental es el análisis, el conocimiento de la exposición y definir estrategias realmente aplicables para su mitigación.

4. Transferir el costo del riesgo. Para esto sirven los seguros. En Zurich México saben que la adecuada definición y evaluación de los riesgos, permite tener una idea clara de "dónde estamos parados" en relación con las amenazas que sufre nuestra persona, nuestros seres queridos y nuestro patrimonio.

Esto nos servirá para definir, una vez que sabemos nuestras exposiciones y la eficiencia de nuestros controles, si debemos transferir el riesgo a una compañía de seguros y en qué medida.

Transferir
Transferir  el costo  (Foto: Shutterstock)

Por ejemplo, en Zurich México nos pueden ayudar a saber si necesitamos una cobertura de terremoto o inundación de acuerdo a nuestra ubicación geográfica y las características de nuestra casa o si necesitamos una cobertura especial para nuestra empresa como rotura de maquinaria, calderas, equipo electrónico o transportes; si nuestro despacho necesita una cobertura de Responsabilidad Civil Profesional o nuestro hotel una de Responsabilidad Civil de Actividades.

Lee: Mejor tecnología, nuevos riesgos

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para las personas, Zurich México también cuenta con seguros de gastos médicos mayores o de vida grupales, responsabilidad civil, y para transferir el riesgo sobre nuestro patrimonio, tiene opciones de seguros para casa, auto y otras propiedades.

Todos estos análisis no tenemos que hacerlos solos, por lo que es importante apoyarnos en las aseguradoras, como Zurich Compañía de Seguros que tiene en su equipo especialistas que nos pueden guiar en el desarrollo de programas de Control de Riesgos y Prevención de Pérdidas para estar mejor protegidos.

Ahora ve
En el metro de Tokio, las embarazadas pueden conseguir asiento con una app
No te pierdas
×