Los mexicanos rechazan a Trump, pero aman las marcas de EU, según JWT

A pesar de que 75% de los nacionales repudia la administración de Donald Trump, siete de cada 10 cree que los productos y servicios que ofrecen las empresas estadounidenses son 'cool'.
Mexicanos no activistas.  Los consumidores nacionales dicen apreciar más las marcas que toman una postura a favor del país, pero esta actitud se desvanece cuando éstas ofrecen precios bajos.  (Foto: iStock)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los temas políticos no influyen en la decisión de compra de los consumidores mexicanos, asegura Douglas Mello, jefe de Planeación de la agencia de marketing J. Walter Thompson.

El directivo, quien participó en la elaboración de ‘Brand America: Capítulo México’, estudio que analiza la percepción de las marcas de Estados Unidos en territorio mexicano, indica que ocho de cada 10 nacionales tiene una percepción positiva de éstas, a pesar de que 75% de ellos rechaza la administración del presidente Donald Trump y muestra antipatía por el país.

“La gente tiene muy claro que los temas políticos de Estados Unidos no se mezclan con las marcas nacidas en el país del norte. De hecho, los mexicanos creen que éstas tienen mejor calidad, son más confiables y respetadas que las nacionales, por eso las prefieren”, menciona Mello.

El estudio –que se basó en las respuestas de 500 personas– revela que 77% de los consumidores cree que los productos y servicios que ofrecen las empresas estadounidenses son 'cool'.

Para Rodrigo Mondragón, académico y especialista de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle, este reconocimiento se debe a que las marcas están muy arraigadas a la mentalidad del mexicano. “Algunas son muy recientes y otras más atractivas, pero al final todas han hecho una labor muy buena de construcción de marca, tanto que evitaron que el fenómeno Donald Trump afectara su reputación”, explica.

Lee más: Empresas mexicanas que se suben al trending de 'el muro'

Coca-Cola, McDonald's, Google, Nike, Starbucks y Apple son algunas de las marcas que, según el estudio, tienen un espacio privilegiado en la preferencia de los mexicanos.

El directivo de J. Walter Thompson agrega que las marcas, además de implementar un gran trabajo de comunicación y de marketing, han sabido adoptar elementos de la cultura mexicana para conectarse con los locales, tanto así que hay consumidores que desconocen el lugar de origen de las empresas, pues aseguran que la cercanía que tienen con ellas les impide identificar con certeza de dónde vienen.

Las exigencias del mexicano

A los mexicanos no les gusta lo que el presidente de Estados Unidos dice del país, de acuerdo con el reporte. Ellos demuestran su inconformidad y exigen que sus marcas favoritas también lo hagan: 39% apreciaría más a las estadounidenses que tomaran una postura de descontento ante la polémica, mientras que 37% tendría más empatía con aquellas que tengan una posición ante temas que afectan a la sociedad.

Pero estas peticiones dejan de importar cuando los precios bajos se hacen presentes. Mello explica que seis de cada 10 consumidores locales compraría productos de una marca de Estados Unidos si el costo es mucho menor al de una empresa mexicana, ya que prefieren tener en sus manos artículos comercializados por una compañía global y que, según ellos, innova constantemente.

Lee más: El 'muro de Trump' acapara reflectores en la publicidad

Para Oscar Kaufmann, director general de la agencia digital Nicestream México, este comportamiento es normal en el mexicano, pues asevera que la antipatía que demuestra por ciertas empresas desaparece en poco tiempo. “El mal comportamiento de una marca causa, al principio, un impacto negativo en los mexicanos. Sin embargo, éste no incide en su decisión de compra. Vivimos en un país donde no existe el concepto del superconsumidor, es decir, aquel individuo que se fija en la reputación de las empresas, por encima del precio y la calidad, antes de comprar un producto”, comenta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pese a esto, los expertos coinciden en que la polémica generada tras las declaraciones de Donald Trump puede representar una gran oportunidad para que las marcas mexicanas incrementen su presencia en el mercado nacional, en lugar de competir con las estadounidenses.

“Las marcas locales deben aprovechar que nacieron en este país y construir su marca alrededor de un discurso nacionalista, que presuma la calidad y el origen de los productos, así como la virtud de sus rasgos culturales”, aconseja el académico de la Universidad La Salle.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×