Los pendientes que dejaron los senadores en la Ley Fintech

Las leyes secundarias se trabajarán en los próximos meses para definir las reglas en la liberalización de datos y establecer los niveles de capitalización para las empresas tecnológicas financieras.
A paso veloz.  México ocupa el séptimo lugar del mundo en utilización de servicios Fintech, pero se espera que en un periodo entre 3 y 5 años salte al tercer sitio, de acuerdo con EY.  (Foto: Zapp2Photo/iStock)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los senadores evitaron hacer cambios sustanciales al dictamen de la Ley Fintech y dejaron los detalles para las leyes secundarias.

“En estos próximos cuatro o seis meses se hará un esfuerzo para plantear todos los elementos secundarios, pero hay una voluntad importante”, dijo en entrevista Gonzalo Núñez, socio de asesoría del sector financiero de la consultora Ernst & Young (EY).

Prueba de esta voluntad es la aprobación unánime en el Senado de este proyecto, que reconoce legalmente a las instituciones tecnológicas de financiamiento colectivo (crowfunding) y a las de pago electrónico, así como el manejo de activos virtuales como el Bitcoin. La ley aún debe ser aprobada en la Cámara de Diputados.

Entre los puntos pendientes, quedaron establecer niveles de capitalización para las empresas tecnológicas financieras (las llamadas Fintech), y la manera en que la banca tradicional y las Fintech compartirán datos.

En este último aspecto, Núñez explicó que existen dos posturas: la que plantea poner una tarifa para acceder a la información que tienen los bancos, o que sea gratuita por ser información de la ciudadanía.

En ambos casos, lo que asegura el proyecto aprobado es que los clientes de la banca y de las Fintech tendrán control sobre el manejo de sus datos personales, pues las instituciones deberán contar con su autorización expresa. Este control sobre los datos de los clientes era un punto que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) criticaba pues no se aclaraba a quién le pertenecía el manejo de los datos personales.

Lee: El huracán fintech en México

“El intercambio de datos con el consentimiento de los usuarios es algo positivo, porque permitirás ofrecer productos personalizados para los usuarios, lo que abrirá la competencia entre las instituciones financieras y las Fintech”, destacó Federico Noriega, socio de la consultora multinacional Hogan Lovells.

Uno de los primeros pasos para liberalizar estas interfaces que conectan con las plataformas del banco la dio Citibanamex. Desde abril , el grupo financiero se convirtió en la primera institución financiera tradicional en permitir que las Fintech se puedan conectar a sus sistema.

Esto permitirá que se desarrolle el entorno de la banca digital, dijo Rodrigo Kuri, quien asumió hace cuatro meses la jefatura del negocio digital de Citibanamex.

Otro tema que falta por regular son los niveles de capitalización que definirá la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que estas nuevas instituciones tecnológicas financieras puedan operar.

Lee: Las Fintech piden reglas de capitalización diferenciadas

El nivel de capitalización es uno de los puntos polémicos que salió en la mesa de diálogo con las Fintech, que han reiterado que es necesario diferenciar los montos de capital exigidos en función de los riesgos y actividades a las que se dediquen.

La discusión continuará en la ley secundaria, pues la CNBV será la encargada de fijar el monto de capital requerido para las nuevas instituciones.

México ocupa el séptimo lugar del mundo en utilización de servicios Fintech, pero en un periodo de entre 3 y 5 años puede saltar al tercer sitio, de acuerdo con EY.

Los inversionistas y startups del sector están a la espera de la aprobación de este marco regulatorio para aterrizar sus inversiones en México.

Ahora ve
Alcalde de NY confirma que la explosión fue un intento de ataque terrorista
No te pierdas
×