Joyas de Maximiliano y Catalina <i>La Grande</i> serán subastadas

Christie’s espera un millón de dólares por la joya que supuestamente llevaba el emperador de México durante su ejecución
Las joyas serán subastadas por la casa británica en abril próximo
getty-christies-subasta  Las joyas serán subastadas por la casa británica en abril próximo
/
| Otra fuente: EFE
NUEVA YORK (Reuters) -

El diamante que supuestamente llevaba el emperador Maximiliano I de México durante su ejecución, y que más tarde perteneció a la filipina Imelda Marcos, así como un broche que poseyó Catalina La Grande de Rusia serán subastados en abril en Nueva York, informó este viernes la casa Christie’s.

La firma británica anunció que las joyas, valuadas en ambos casos entre un millón y un millón y medio de dólares, saldrán a subasta el 22 de abril en su sede de Nueva York, en la que promete ser “una puja histórica”, señaló Christie’s en un comunicado.

“Se trata de dos piezas legendarias que no se han visto en público durante décadas. Además de su espectacular rareza, estas piedras preciosas guardan historias fascinantes y una procedencia que les otorga un valor inestimable entre las joyas más preciadas del mundo”, aseguró el director de joyería de Christie’s, Rahul Kadakia.

El diamante del emperador

La pieza de Maximiliano de Habsburgo (1832-1867), quien gobernó México durante la intervención francesa de la segunda mitad del siglo XIX, es un preciado diamante de 39.55 quilates que no había salido a subasta pública desde 1982, cuando Christie’s lo vendió por 726,000 dólares.

Es uno de los dos diamantes que el noble austriaco adquirió en Brasil en 1860, antes de convertirse en emperador de México y, según explica la firma, se cree que lo llevaba atado al cuello cuando fue ejecutado en 1867 por las tropas mexicanas republicanas.

El diamante, en forma de cojín, fue entregado entonces a su esposa, la princesa Carlota de Bélgica, quien más tarde vendió la joya, cuyo paradero fue desconocido hasta 1919 cuando fue adquirido en Chicago, Illinois, Estados Unidos, en 1946.

En 1982 la joya apareció a subasta en Londres, donde la compró un joyero que un año después se la vendió a la entonces primera dama de Filipinas, Imelda Marcos.

Catalina, la coleccionista

De la emperatriz rusa Catalina II, La Grande (1729-1796), Christie’s venderá un broche de diamante y esmeralda, cuyo valor principal recae en esta última, de corte hexagonal, procedente de Colombia y de entre 60 y 70 quilates.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Se ha considerado durante años una de las joyas más espectaculares del mundo”, explicaron los expertos de Christie’s, que detallaron que la joya está adornada con diamantes y montada sobre oro recubierto de plata.

La pieza perteneció a la emperatriz rusa, que ascendió al trono en 1762 y que, en su época, era conocida como “una de las grandes coleccionistas de joyas de todos los tiempos”, según el comunicado de la casa de subastas, en el que se cuenta que pasó de generación en generación entre los miembros de la dinastía de los Hohenzollern hasta que fue vendida en 1972.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×