Una foto inédita de Marilyn con los Kennedy se salvó del Servicio Secreto

Salvo esta imagen, el Servicio Secreto de EU se encargó de destruir las fotos en las que aparecía el presidente Kennedy con Marilyn Monroe
Alan Duke
Autor: Alan Duke | Otra fuente: CNN
LOS ÁNGELES, California (Reuters) -

Marilyn Monroe le cantó Happy Birthday de manera muy sensual al presidente John F. Kennedy en el día de su cumpleaños número 45: el encuentro fue la última aparición pública de la cantante y actriz antes de su misteriosa muerte en agosto de 1962.

El martes pasado, justo cuando Monroe cumpliría 84 años, fue mostrada al público la imagen de Monroe, el presidente Kennedy y su hermano Robert F. Kennedy, juntos después de aquella fiesta del 19 de mayo de 1962.

La foto en blanco y negro fue tomada por el fotógrafo de la Casa Blanca, Cecil Stoughton. Monroe aparece con su famoso vestido entallado con incrustaciones de diamantes de fantasía, el mismo que llevaba cuando cantó en el Madison Square Garden.

El presidente Kennedy aparece como alejándose de la cámara, algo raro en él, mientras que su hermano, el Procurador General de los E.U., queda frente a la cámara.

“No hay ninguna otro foto conocida de Bobby (Kennedy) con Marilyn o de JFK con Marilyn. Y no es que nunca hayan sido fotografiados juntos”, dijo el cineasta Keya Morgan, quien ahora es dueño de la única impresión original. “De hecho, fueron fotografiados juntos muchas veces, pero el Servicio Secreto y el FBI confiscaron cada una de ellas”.

Stoughton, quien vendió la impresión a Morgan un año antes de su muerte en 2008, le comentó que los agentes olvidaron un negativo en su búsqueda, dijo.

“El Servicio Secreto llegó cuando estaba revelando los negativos y básicamente confiscaron todas en las que salían Jack y Bobby con Marilyn”, comentó Morgan. “La única que sobrevivió es la que estaba en la secadora”.

El historiador Arthur Schlesinger Jr., ex asesor del presidente Kennedy, aparece con una amplia sonrisa en la foto, sosteniendo una copa y un puro. El diario personal de Schlesinger, publicado en 2007, incluye su impresión de Monroe en la reunión privada.

“Siempre recordaré la imagen de esta exquisita, seductora y desesperada chica”, escribió Schlesinger. “No creo haber visto a alguien tan hermoso, estaba encantado con su actitud e ingenio, a la vez tan enmascarado, ingenuo y penetrante”.

Escribió que Robert Kennedy le prestaba mucha atención a Monroe en la fiesta, que se llevó a cabo en Manhattan, en la casa de Arthur y Matilda Krim.

“Bobby y yo competimos por lograr su atención; pero fue agradable con él y conmigo, ninguno de los dos sintió estar con ella completamente”, Schelsinger escribió en un pasaje que incluye en su libro Diarios: 1952-2000.

Aunque la relación entre los hermanos Kennedy y Monroe se ha vuelto parte de la historia, el fotógrafo Stoughton se mostró renuente a que la imagen se hiciera pública hasta después de la muerte de la ex primera Jacqueline Kennedy en 1994.

Morgan dijo que compró el negativo mientras trabajaba en un documental sobre la muerte de la actriz titulado Marilyn Monroe: Murder on Quinta Helena Drive.

En las entrevistas para la película, Stoughton contó a Morgan la historia detrás de la negativa de la primera dama a asistir a la gala de cumpleaños de su esposo.

“Él fue quien le dijo a Jackie que Marilyn iba a asistir a la fiesta, y sus palabras exactas fueron ‘Screw Jack’, y salió del cuarto sin asistir a la famosa fiesta”, dijo Morgan.

La impresión de Morgan muestra detalles poco claros en baja resolución, y recortó las copias que llegaron a internet después de que la foto se dio a conocer en el libro sobre Monroe en 2004.

Al fondo de la foto, se puede ver al cantante Harry Belafonte con su esposa, hablando con un hombre que según dijo Stoughton a Morgan, era el comediante Jack Benny.

El valuador de arte de Beverly Hills, David W. Streets, quien revisó las impresiones y su historia para CNN, les llamó “the real McCoy”.

“Es una pieza importante de la historia de Estados Unidos, una fotografía artística”, dijo Streets.

Desde que Stoughton fue capitán en la Armada de los Estados Unidos, utilizaba una cámara y rollos propiedad del gobierno, pero las imágenes por sí mismas, son del dominio público. Por su valor, Stoughton mantuvo en secreto el negativo, añadió Streets.  

Stoughton hizo y firmó 10 impresiones para Morgan, de 76 cm x 76 cm. Nueve de ellas salieron a la venta el martes en la Galería Art & Artifact al Este de Hollywood, California.

La décima impresión se le entregó al cantante Michael Jackson hace dos años, contó Morgan, amigo de la estrella de pop, quien a su vez, era un fanático de Monroe.

Ahora ve
No te pierdas