Claves para entender por qué Suiza no extraditó a Polanski a E.U.

La revista Time hace un recuento de los argumentos en los que el gobierno suizo fundamentó su decisión de no entregar a Polanski a E.U.
Roman Polanski
Roman Polanski  Roman Polanski  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El anuncio del gobierno suizo de que no extraditará al director de cine Roman Polanski a Estados Unidosque puso fin a la batalla legal de 10 meses entre la justicia estadounidense y el cineasta franco polaco- sorprendió a muchos. La edición virtual de la revista Time explica las razones por las que las autoridades suizas tomaron esa decisión.

Polanski es solicitado por el cargo de tener relaciones sexuales con una niña de 13 años en 1997, cargo del que se declaró culpable. Sin embargo, Polanski huyó del país antes de presentarse a la corte para su sentencia.

Aunque Suiza cumplió la orden de arresto impuesta por Estados Unidos, la revista Time se pregunta por qué las autoridades suizas tomaron la palabra de un hombre que se declaró culpable en un caso que empezó con cargos de violación, y no la palabra de las autoridades legales de California.

La respuesta: el testimonio del 26 de enero del fiscal original del caso, Roger Gunson, que Estados Unidos se negó a entregar el mes pasado a Berna.

Para Time, los suizos parecen estar convencidos de que puede haber algo en la declaración de Gunson que puede confirmar la acusación de Polanski de que el fiscal o el juez incumplieron el acuerdo de septiembre de 1977 en el que el director sería sentenciado a sólo 42 días de detención bajo vigilancia psiquiátrica.

El comunicado del ministerio de Justicia suizo dice: “Si esos hechos son correctos, entonces Roman Polanski habría cumplido ya la totalidad de su sentencia, y la solicitud de extradición –y el procedimiento de extradición- carecerían de cualquier fundamento. Dadas las incertidumbres que subsisten sobre esos asuntos, la solicitud de extradición es rechazada”.

Las autoridades californianas han argumentado que a pesar del acuerdo de la declaración, Polanski tiene la obligación legal de enfrentar el dictamen de sentencia. Pero tras la decisión de Suiza, parece difícil que Polanski sea llevado a Estados Unidos.

Significa, también, que Polanski tiene que ser muy cuidadoso de a dónde viaja si vuelve a salir de Francia (donde la ley prohíbe que se extradite a los ciudadanos nacionales a países extranjeros), pues Estados Unidos se asegurará de que ningún otro país repita lo hecho por Suiza.

La reacción en Francia ante los recientes acontecimientos ha sido casi nula en contraste con lo que pasó cuando Polanski fue arrestado el año pasado. Personalidades de la política y la cultura denunciaron en ese entonces una victimización de una gran artista por una sociedad estadounidense abusiva de la ley y puritana por una “indiscreción” de hace 30 años.

Anticipándose a esas declaraciones, Widmer-Schlumpf, señaló que la decisión se basa en los detalles del acuerdo de declaración de Polanski, y no “sobre si es inocente o culpable”.

Ahora ve